NACIÓN

''A mano alzada queremos que se vaya'', le dicen manifestantes a AMLO

Con las consignas ''A mano alzada, queremos que se vaya'' y ''es un honor, ser opositor'' 6 mil manifestantes expresaron su rechazo a las políticas de AMLO

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 30/06/2019
  • 14:47 hrs
  • Escuchar
A mano alzada queremos que se vaya, le dicen manifestantes a AMLO
Tercera "marcha fifí" en CDMX (Fotos: Marco Antonio Martínez)

Con las consignas “A mano alzada, queremos que se vaya” y “es un honor, ser opositor”, alrededor de seis mil manifestantes concluyeron la marcha que salió del Monumento a la Revolución al  Ángel de la Independencia, para expresar su rechazo a las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador.

A un día de que se cumpla el primer aniversario del triunfo electoral del tabasqueño que le permitió alcanzar la presidencia, personas vestidas de blanco parodiaron algunas de las consignas usadas por los simpatizantes de López Obrador, o sus prácticas para tomar decisiones. Pero entre un sector causó molestia que previo a la marcha, durante un mitin de apertura, un hombre que dijo llamarse Gustavo Solorzano, se colocara una máscara de López Obrador, lo parodiara e hiciera una consulta para enviarlo a La Chingada, que es cómo se llama su rancho.

Pero el sketch, que una gran parte de los asistentes festejaron, otro sector lo reprobó. Un grupo de 10 personas pidieron respeto al presidente de México, y tomaron el micrófono y una mujer del grupo organizador ofreció disculpas. “Nuestra intención nunca fue faltarles al respeto después de que nos han dividido en chairos y fifis”, dijo. 

Solorzano le arrebató el micrófono a un hombre que habló después de la mujer, no se disculpó y lo insultó. “Este imbécil acaba de matar el movimiento”, y le aventó el micrófono a la mujer.

Ante esa conducta los manifestantes le gritaron “fuera”, y a los pocos minutos no soportó y se retiró. 

Después de ahí el contingente se dirigió rumbo al Ángel de la Independencia. Hombres y mujeres de blanco, algunos de guayaberas de lino, sombreros Panamá, otros con zapatos tenis de marcas como Nike, Piña, New Balance. Algunos presumiendo a sus perros, que incluso en algunos casos llevaban pancartas.

Fue una marcha de consignas: “Texcoco, Texcoco, no al viejo loco”, o “AMLO traidor, eres la misma corrupción”.

Llegaron al Ángel de la Independencia, corazón de la marchas, alrededor de la una de la tarde. Ahí cantaron el himno nacional, mostraron sus pancartas, algunas hechas a mano, otras manufacturadas en serie.

El congreso nacional ciudadano, organización que aspira a ser partido político y que ha estado presente en otras marchas, llevaba algunas mantas donde acusaba a Lopez Obrador de traicionar al pueblo. Eran mantas rotuladas, de plástico. 

En contraste había señoras que en hojas bond ponían su disgusto por la atención brindada a migrantes.

“Primero ve las necesidades que tiene Mexico y después regala dinero a otros países”.

Alejandra Morón, de la organización Chalecos México -inspirada en el movimiento social francés Chalecos Amarillos, aunque este último tiene una vertiente social- adelantó que el 26 de julio van a ir a las instalaciones del inconcluso Aeropuerto Internacional de Mexico, para pedir que la obra no se abandone ya que pertenece a los mexicanos. 

Entre los asistentes a la marcha estuvo la panista Mariana Gómez del Campo, que dijo a La Silla Rota que este 1 de julio no hay nada que celebrar, y consideró que la marcha fue un éxito. 

También acudió la actriz Lilia Aragón, quien criticó que las fronteras mexicanas se abran a los extranjeros.

fmma