NACIÓN

5º año de EPN, el más violento; el siguiente será peor

Este año se estima que habrán más de 24 mil homicidios, lo que significará el año más rojo en las últimas dos décadas

  • PARIS ALEJANDRO SALAZAR
  • 31/08/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
5º año de EPN, el más violento; el siguiente será peor
5º año de EPN, el más violento; el siguiente será peor. (Especial)

El aumento en delitos de alto impacto revela que el quinto año del presidente Enrique Peña Nieto ha sido el más violento del sexenio y, si no hay un cambio en la estrategia de seguridad y combate al crimen, el siguiente año podría ser peor, consideró Santiago Roel, fundador y director de Semáforo Delictivo.

También puedes leer: México registra el periodo más violento en 20 años

En entrevista con La Silla Rota, Santiago Roel estimó que en 2017 se registrarán más de 24 mil homicidios dolosos, por lo que 2018 podría ser más difícil en materia de seguridad por el proceso electoral.

“En Semáforo Delictivo pronosticamos que este (2017) va a ser el peor año y que quizá el 2018 se pueda complicar, porque siempre una turbulencia electoral crea turbulencia en el gobierno, en la sociedad y en el crimen organizado, definitivamente no va a mejorar la situación”, indicó.

Santiago Roel dijo que los niveles de violencia e inseguridad en el quinto año de gobierno de Enrique Peña Nieto superan a los de 2011, el peor año del expresidente Felipe Calderón.

“Este va a ser el peor año de la administración de Peña Nieto, así lo marcan todo los indicadores delictivos además de las encuestas, los indicadores duros marcan que será peor que el 2011, el peor año de Felipe Calderón, pero si nos vamos más atrás, será el peor de los últimos 20 años de la historia reciente de México, desafortunadamente todos los indicadores se nos han complicado. Este año vamos a tener más de 24 mil homicidios y en el 2011, por comparar, tuvimos un poco más de 22 mil asesinatos”, expuso.

Falla estrategia contra capos

Para Santiago Roel la estrategia de capturar líderes de los cárteles de narcotráfico no ha servido para disminuir los asesinatos que se registran en los estados, si no que los aumenta.

“La estrategia de descabezar cárteles para extraditarlos o encarcelarlos lo que provoca es una atomización, antes del 2008 había dos o tres cárteles, ahora no sabemos cuántos hay, se hace una guerra entre ellos, compiten por los territorios entre ellos”, explicó

El director de Semáforo Delictivo precisó que las capturas de los líderes del narcotráfico genera el efecto “paradoja” y la violencia no disminuye, ya que “en lugar de que se tranquilicen las cosas, se incrementa la violencia, el cártel se divide en dos o tres, y sufre el ataque de otro cártel que lo siente debilitado”.

En el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto se implementaron iniciativas para disminuir los índices delictivos,  como la prevención social de la violencia, el nuevo sistema penal y esfuerzos por la profesionalización de los policías, pero fracasaran si no se ataca el problema de raíz, reconoció el director de Semáforo Delictivo.

Dijo que se debe aceptar que “estamos en guerra” y que no nos ha traído ningún beneficio, ya que incrementó la oferta y el consumo de droga, la violencia y la corrupción de alto impacto.

“A las mafias hay de quitarles el poder económico y bélico, el poder social, esto es lo que verdaderamente nos ayudaría, y eso se logra con una estrategia de regulación de drogas. El mercado no se combate con policías, se combate con principios económicos, entonces la regulación de drogas nos traería grandes beneficios por el lado de la ola violencia y la corrupción”, aseguró.

“Hay un desconocimiento de parte de la población en el tema de la regulación de drogas, la población es bombardeada con propaganda de que la regulación es promover las drogas, y es lo contrario, también (las autoridades mexicanas) tienen un poco de temor a los Estados Unidos, a esa relación insana que tenemos”, aseveró.

Santiago Roel comentó que a pesar de que el presupuesto en seguridad se duplicó en los últimos años, los resultados son “muy malos porque la estrategia es equivocada, Peña Nieto ha seguido la misma estrategia del presidente Calderón”.

“Lamentablemente estamos en manos del crimen organizado, la paz en México depende más de los arreglos entre las mafias que de las estrategias que pueda impulsar el gobierno”, afirmó.