CONTAMINACIÓN

¿Cuántos microplásticos comemos los mexicanos?

Los microplásticos están presentes en productos como la leche, los refrescos, el té, la cerveza y hasta en el agua potable

La UNAM ya había alertado sobre el peligro que corre la población por la existencia de microplásticos en el ambiente
La UNAM ya había alertado sobre el peligro que corre la población por la existencia de microplásticos en el ambienteCréditos: Twitter
Escrito en NACIÓN el

Uno de los materiales con la que los humanos han contribuido a la contaminación del planeta es el plástico, buena parte de este va a parar a los mares y océanos. El agua, el sol, el viento y los microorganismos van degradando el plástico vertido al océano hasta convertirlo en diminutas partículas de menos de 0.5 centímetros de largo conocidas como microplásticos y que a última instancia, son ingeridas por los humanos.

ÚNETE A NUESTRO CANAL DE WHATSAPP. EL PODER DE LA INFORMACIÓN EN LA PALMA DE TU MANO

Un estudio publicado recientemente por la revista Enviromental Science and Technology, revela que Malasia, seguido de Indonesia, es el país del mundo donde su población consume más microplásticos per cápita debido a la contaminación de sus alimentos, principalmente procedentes del mar.

En Latinoamérica, México se ubica en la posición 60, con 71.41 mg de plástico per cápita diarios, seguido de Brasil y España.

El investigador Fengqi You, coautor del estudio junto con Xiang Zhao, afirman que en unas pocas décadas la producción de plásticos se ha multiplicado por 240 en todo el mundo, mientras que el consumo involuntario de microplásticos se incrementó seis veces entre 1990 y 2018.

"Los países del Sudeste Asiático, los mayores productores de pescado y marisco, encabezan la ingesta per cápita de microplásticos globalmente, de los que un 70,4 por ciento procede del consumo de productos del mar", precisa el estudio, publicado a finales de abril.

Los autores del estudio aseguran que, eliminando el 99 por ciento de los residuos plásticos en los océanos, ríos y lagos, se podría reducir en un 55 por ciento la exposición a los microplásticos.

UNAM alerta por microplásticos en el aire

En 2022, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ya había alertado sobre el peligro que corre la población por la existencia de microplásticos en el ambiente, sobre todo en la Ciudad de México, una de las urbes más contaminadas del mundo.

Al analizar los polvos atmosféricos inhalables que van adheridos al material articulado (PM2.5 y PM10) en la capital, la UNAM determinó cuántos micropláticos inhalamos en la Ciudad de México. El estudio se realizó en colaboración con la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA).

El estudio señaló que al medir los contaminantes atmosféricos cerca de los centros industriales, comerciales y urbanos como: Tlalnepantla, Iztapalapa y La Merced, hay más presencia de microplásticos. También se indica que la estación más peligrosa del año, para inhalar microplásticos, es la seca.

En la CDMX “estamos inhalando casi 1,000 piezas de microplásticos al año. Y en el mundo, a través del consumo de pescado y mariscos, ingerimos tal vez 10,000 piezas de microplástico anualmente”, señaló el doctor Priyadarsi Debajyoti Roy, investigador del Instituto de Geología de la UNAM.

Los microplásticos están presentes en todos los ecosistemas: en el mar, en los continentes, en las montañas, en los polos y en las ciudades, por lo que ninguna persona está a salvo de su inhalación, lo que representa un problema de salud.

Según se estima, en México, aproximadamente una de cada 17 muertes en el país es causada por problemas originados por la inhalación de aire contaminado.

“La inhalación y permanencia en los pulmones de microplásticos contenidos en material particulado y otros contaminantes son una amenaza directa a la salud. Cada residente de la Ciudad de México inhala, sin darse cuenta, hasta 2.4 ± 0.9 microplásticos todos los días y un total de 876 ± 356 microplásticos por año” señala el estudio de la UNAM.

Dichos contaminantes “son generadoras de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, porque contienen sulfatos, nitratos, ácidos metales y (ahora sabemos) también microplásticos que van en sangre y pueden llegar hasta la parte más profunda de los pulmones”, agrega.

El problema no solo está en el aire, pues según otro estudio de la UNAM, los microplásticos están presentes en productos como la leche, los refrescos, el té, la cerveza y hasta el agua potable de la Ciudad de México.

¿Qué son los microplásticos?

Los microplásticos son diminutas partículas de plástico, menores a 5 milímetros, compuestas de polímeros y aditivos potencialmente tóxicos. Gran parte de los desechos plásticos mal gestionados a nivel global acaban en vertederos y cuerpos de agua contaminando el medio ambiente, especialmente el mar.

SÍGUENOS EN EL SHOWCASE DE GOOGLE NEWS