CRÓNICAS DE NARCO

La denuncia anónima que llevó a la captura de “Tony Montana”

Fue a través de una denuncia anónima que el gobierno federal pudo dar con el paradero del hermano de Nemesio Oseguera "El Mencho"

Antonio Oseguera Cervantes fue detenido a finales de 2022 por elementos de la Sedena y se presumió como 'un golpe contundente' al CJNG
"Tony Montana".Antonio Oseguera Cervantes fue detenido a finales de 2022 por elementos de la Sedena y se presumió como "un golpe contundente" al CJNGCréditos: Cuartoscuro
Escrito en NACIÓN el

Una denuncia anónima, recibida por el Ministerio Público adscrito a la Fiscalía Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, marcó la pauta para dar con Antonio Oseguera Cervantes, “Tony Montana”, hermano de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La tercera detención de “Tony Montana” es considerada por el gobierno federal como una de las principales acciones contra la organización y el crimen organizado en este sexenio. De hecho, al informar sobre la detención, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) lo calificó como "un golpe contundente" al CJNG.

El seguimiento que llevaron a cabo autoridades federales les permitió conocer parte de las actividades que realizaba en Jalisco “Tony Montana” en distintos municipios, de acuerdo con la vinculación a proceso que ordenó un juez de Control del Centro de Justicia Penal Federal del Altiplano.

La denuncia anónima que llevó a la captura del capo, por tercera ocasión, se recibió solo 10 días antes de que lo detuvieran.

El mensaje anónimo

El 9 de diciembre de 2022, un mensaje electrónico recibido en la Fiscalía General de la República (FGR) relataba la presencia de una persona identificada como perteneciente a un grupo conocido como las “cuatro letras en la zona metropolitana de Guadalajara.

“Que es su deseo realizar una denuncia respecto narcotraficantes que se ubican en Jalisco, los cuales son integrantes del cartel con las siglas CJNG o de las cuatro letras y que el jefe de ellos es un gordo bigotón al que le dicen ‘El Montana’, quien es una persona prepotente y uno de los meros buenos del cartel, ya que es hermano del señor ‘Mencho’ de nombre Nemesio Oseguera Cervantes, jefe del cartel; el nombre de Antonio es, Antonio Oseguera Cervantes. En el 2015, lo había detenido la Policía Federal, pero es una persona muy relacionada y pagó para salir”.

Según el testimonio de la persona anónima, quien laboró para el cártel, describe a “Tony Montana”, como “un sujeto muy violento y prepotente, que siempre anda acompañado de mucha gente, usa camionetas y siempre andan armados. Él controla la venta de cocaína y éxtasis en los bares de Tlaquepaque, Guadalajara, Zapopan y Tlajomulco, donde tiene un bar que se llama el (…) y que está en la calle (…) número (…), Colonia (…), el cual utiliza como punto de reunión con sus socios y es un punto de venta de coca y éxtasis”.

El delator narró su paso como vendedor de droga y chofer de “Tony Montana”. También, hizo una mención de los vehículos (camioneta Dodge blanco, así como una Ford Cherokee, ambas de color negro), como los medios de transporte del hermano de Nemesio Oseguera Cervantes, así como la dirección de un inmueble para el resguardo de cocaína, marihuana y éxtasis.

“Yo trabajé un tiempo con él vendiendo droga en el bar y como chofer, ya que le gusta tomar y drogarse mucho, por eso lo llevaba a su casa, en el residencial el (…) de (…), su casa es el número (…), y está en la calle (…) donde vive, con una persona de veinticinco años, de nombre (…), quien le ayuda con la venta de droga y comprando propiedades con el dinero que ganan”.

La descripción fue el inicio del seguimiento del gobierno federal para ubicarlo y cotejar la información proporcionada de forma anónima. La encomienda fue asignada a elementos de la Guardia Nacional.

La caza de “Tony Montana”

Cinco días antes de la captura de Antonio Oseguera Cervantes, la Guardia Nacional comenzó un seguimiento para cotejar la información recibida por la Fiscalía General de la República. El primero de ellos, registrado con el número 441/2022, detalla el lugar donde habitaba “Tony Montana”, los vehículos que utilizaba, así como los nombres de otras personas relacionadas con el cártel.  

El segundo informe (442/2022) incluye la narración de elementos ubicados a las afueras de un bar.  Describen a ???Tony Montana” como una persona de 1.60 metros de estatura, así como de tez morena.

“Siendo las dieciocho horas, abre el local comercial, sacan sillas, mesas y a las dieciocho horas con cuarenta minutos, se observa la llegada de una camioneta Dodge color blanca, del estado de Jalisco, de la que descendió una persona del sexo masculino, con una altura aproximada de un metro con setenta centímetros, alrededor de sesenta años, tez morena, complexión robusta, con entradas prominentes y bigote, quien al hacer un movimiento con su camisa, la cual tenía desfajada, se observó que tenía fajada en su cintura un arma tipo pistola color negro”.

La narrativa de los elementos, hecha el 16 de diciembre de 2022, menciona el ingresó de “Tony Montana” a un local comercial donde saludó a una persona que llevaba una mochila tipo mariconera cruzada al pecho y en la cintura un arma de fuego tipo pistola color negro. Esta persona, de la cual no se proporciona su nombre, le entregó un “paquete rectangular confeccionado con cinta café”.

“El sujeto (Tony Montana) que tripulaba la camioneta Dodge color blanca, enseguida se dirigió hacia una mesa, donde se encontraban más personas del sexo masculino, algunos de ellos con diversas mochilas tipo mariconeras, los cuales al ver la llegada de la persona que conducía la camioneta Dodge color blanco, tomaron una actitud vigilante y alerta, ingresando las manos a las mariconeras y mostrando un arma corta”.

Cuatro horas después de su llegada al bar, los escoltas de “Tony Montana” se retiraron del lugar. Minutos después, Antonio Oseguera Cervantes, también salió del lugar, momento aprovechado para darle seguimiento hasta el fraccionamiento del Pilar Residencial en San Agustín Tlajomulco.

El tercer informe de la Guardia Nacional, fechado el 13 de diciembre de 2022, menciona el ingreso de los elementos al fraccionamiento, gracias al obtener una cita para supuestamente rentar una propiedad ubicada frente a la casa donde habitaba “Tony Montana”.

Mientras revisaban el inmueble para supuestamente rentarlo, observaron que “Tony Montana” salió de su casa a las 11:30. El personal lo siguió hasta el bar donde se había reunido con unas personas un día antes. En ese lugar, según la narración de los guardias nacionales, recibió dos paquetes en forma de tabiques confeccionados con cinta canela. Después, “Tony Montana” regresó a su hogar.

El último informe homologado 444/2022, fechado el 17 de diciembre de 2022, menciona las inspecciones por los elementos de la Guardia Nacional a distintos inmuebles relacionados con “Tony Montana”. Con la información recabada solicitaron, el 18 de diciembre, a un juez de Control adscrito al Centro Nacional de Justicia Especializada de Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones, con competencia en toda la República ingresar al fraccionamiento donde habitaba el capo. La petición fue aceptada y con ello la suerte de “Tony Montana” estaba marcada.

La captura del hermano de “El Mencho”

A las 03:57 del 19 de diciembre de 2022, personal de la FGR y de la Guardia Nacional, ingresaron al fraccionamiento del Pilar Residencial en San Agustín, para realizar el cateo del inmueble y detener a Antonio Oseguera Cervantes, “Tony Montana”.

Durante el cateo, los elementos encontraron diferentes indicios de prueba que fueron utilizados para detener y vincular a proceso a “Tony Montana”. Entre los objetos localizados se encuentra un “arma de fuego color negra con cachas color blanco con la leyenda “SEÑOR MONTANA”, el cual se identificó como indicio 1”.

También, droga, cargadores, cartuchos, así como distintas armas de fuego, entre ellas una “escuadra marca Colt color plata con dorado con su respectivo cargador, abastecido de cartuchos, el cual se identificó como indicio 4, así como un arma de fuego gris con cachas cafés, la cual cuenta con su cargador y cuatro cartuchos”.

“Dos envoltorios, uno en forma de cuadro y el otro en forma de pelota, conteniendo una sustancia color blanca que una vez peritado resultó ser clorhidrato de cocaína con un peso de 1,267.6 gramos, así como una bolsa de plástico transparente que contenía cincuenta y nueve bolsas pequeñas con sustancia blanca que una vez peritados resultara ser clorhidrato de cocaína, con un peso de 24.4 gramos, las cuales en su conjunto fueron identificadas como indicio 13, asimismo, se encontró una bolsa negra con una bolsa tipo ziploc que contenía cincuenta bolsas pequeñas, cada una con cuatro tabletas color anaranjadas, de forma circular las cuales están ranuradas en una de sus caras y en la otra una imagen ilegible”.

Con los indicios encontrados, el Ministerio Público ordenó la captura de Antonio Oseguera Cervantes, “Tony Montana”, al considerar que se contaba con los elementos suficientes para presentarlo a juez e iniciar un proceso en su contra.

“A las cinco horas con veinte minutos, el agente del Ministerio Público de la Federación ordenó la detención de Antonio Oseguera Cervantes, al encontrarlo en flagrancia del hecho con apariencia del delito de contra la salud, acopio de armas de fuego, posesión de cartuchos y cargadores y operaciones con recursos de procedencia ilícita”.

Al ser presentado ante un juez de Control, “Tony Montana” fue vinculado a proceso. Sin embargo, al presentar diferentes amparos, ha logrado que un Tribunal Colegiado ordene la anulación del inicio del proceso en su contra emitido el 27 de diciembre y que se dicte una nueva sentencia y se analice y precise el número de armas localizadas durante el operativo. Hasta el momento el juez de Control no ha emitido un nuevo fallo, por lo que “Tony Montana” está a la espera de la resolución que lo puede llevar a ser liberado por cuarta vez.