Main logo

La obesidad va más allá de la fuerza de voluntad: expertos

Para especialistas, combatir la obesidad va más allá de la fuerza de voluntad del paciente para dejar de comer o la restricción calórica

Por
Escrito en NACIÓN el

Las personas que padecen obesidad suelen ser estigmatizadas por no bajar de peso; sin embargo, especialistas destacaron que combatir este problema de salud va más allá de la fuerza de voluntad del paciente para dejar de comer o la restricción calórica, ya que se requiere de un tratamiento integral.

Al participar en el foro “Obesidad: ¿solo se trata de dejar de comer?”, organizado por SuMédico.com, los especialistas señalaron que es esencial comprender que se trata de una enfermedad compleja que cruza con otros padecimientos, así como con factores sociales y culturales. 

Juan Fernando Pérez, nutriólogo adscrito a la Clínica de Obesidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas, explicó que a lo largo del tiempo se han utilizado varios tipos de dietas que se recomiendan para bajar de peso, desde el ayuno intermitente hasta la dieta cetogénica, aunque el verdadero éxito depende de si el paciente puede adherirse a ésta.

“Qué dieta es mejor, creo que la respuesta es que ninguna dieta es superior a la otra, ya se ha estudiado eso desde hace bastante tiempo, más bien el mensaje es el tipo de alimentación o dieta a la que el paciente pueda adherirse a largo plazo”, enfatizó el especialista.

Señaló que otro factor que lleva a una persona a perder peso es una restricción calórica, independientemente de si la persona come alimentos como carbohidratos o grasas, ya que lo importante es que haya menor consumo de calorías que la energía que gasta.

Pérez recordó que también hay recaídas y que el paciente debe entender que a pesar de que haya una restricción calórica a veces no seguirá perdiendo peso de la misma forma debido a factores biológicos

Los especialistas hicieron un llamado a no estigmatizar a las personas que sufren obesidad, pues perder peso no es tarea fácil y va más allá de la fuerza de voluntad o de echarle ganas a la dieta.

“El paciente con obesidad no tiene la culpa de seguir con obesidad, pero sí de seguir sin buscar un tratamiento”, indicó el doctor Pérez.

Mientras que Emma Chávez Manzanera, jefa de la Clínica de Obesidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria del Instituto Nacional de Ciencias Médicas, declaró que “el estigma viene muy arraigado con los médicos, hay muchísimos estudios que han demostrado que una de las principales personas que considera que el paciente no está haciendo la dieta y el ejercicio es su personal de salud.

“Obviamente el propio paciente se echa la culpa, la familia, entonces primero quitar el estigma es lo más importante, de qué no es solamente falta deseo del paciente, que le falta convicción, que le falta fuerza de voluntad, sino que va mucho más allá de eso, va más allá del querer y poder, cómo les decía, intervienen muchos factores”, indicó la especialista.

COMBATIR LA OBESIDAD ES COSTOSO, PERO PREVIENE OTROS PADECIMIENTOS

Los especialistas coincidieron en que combatir la obesidad es costoso, pues se requiere de un programa multidisciplinario, lo que dificulta que las personas puedan acceder al tratamiento.

Recordaron que en la mayoría de los casos los pacientes tienen que hacerse estudios, acudir con un nutriólogo, con un psicólogo, recibir tratamiento farmacológico, consumir alimentos saludables que usualmente son más costosos y si van a un gimnasio, sube más el gasto.

Sin embargo, destacaron que a largo plazo es más barato tratar la obesidad de manera oportuna que otros padecimientos relacionados con ésta, como diabetes, presión alta, colesterol alto, triglicéridos, hígado graso y riesgo de problemas cardiovasculares, entre otros.

Rogelio Edgar Castillo, médico internista nefrólogo con alta especialidad en obesidad, indicó que es fundamental reconocer la importancia que tienen enfermedades metabólicas y su relación con otros padecimientos como enfermedad renal.

DEPRESIÓN, GENÉTICA Y CONDUCTAS APRENDIDAS DE NIÑO SON FACTORES PARA TENER OBESIDAD

La doctora Chávez Manzanera recordó que el primer paso para iniciar el tratamiento es reconocer qué factores han contribuido a la ganancia de peso en una persona.

Por eso es importante detectar si el paciente tiene depresión, ansiedad, trastorno por atracón, sí come por tristeza, por aburrimiento o si tiene conflicto con alimentos que le generan mucho placer.

Asimismo, la obesidad está relacionada con otras características del individuo como su edad, genética, sexo, si está en la menopausia, en la pubertad, en etapa de embarazo o lactancia, o si consume ciertos medicamentos. 

La especialista explicó que la obesidad es un problema multifactorial que deriva de un ambiente obesogénico, cuestiones sociales, culturales, ambientales, genéticas y de metabolismo.

Diana Guizar Sánchez, psiquiatra infantil y doctora en Ciencias Médicas, detalló que la obesidad viene de muchos factores que se gestaron desde el embarazo y la infancia, relacionados con la liberación de dopamina.

Alertó que una de las conductas más frecuentes relacionadas con el peso es cuando a los niños se les premia con chocolates y dulces, o se les dan estos productos solamente para mantenerlos tranquilos, ya que a largo plazo ellos asocian comer con algo que los pone contentos.

Señaló que, en el caso de los niños, la obesidad también está asociada a trastornos de ánimo, de ansiedad, TDAH, abuso físico y sexual, así como el consumo de sustancias.