DESPIDOS

Oficialía Mayor de Hacienda quiere “santo y seña” de los empleados en gobierno federal

La autoridad hacendaria también solicita un reporte de altas, bajas y renuncias de los trabajadores federales durante el sexenio de AMLO

Pidió una relación precisa de altas y bajas en todo el sexenio de AMLO
Hacienda.Pidió una relación precisa de altas y bajas en todo el sexenio de AMLOCréditos: Cuartoscuro
Escrito en NACIÓN el

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) pidió a las unidades de administración y finanzas de todo el gobierno federal entregar un reporte de los servidores públicos que laboran en cada institución, así como las altas, bajas y renuncias de los empleados con nivel 1, 2 y 3 que trabajan en las mismas unidades.

A través del oficio 700.2022, Thalía Lagunes Aragón, oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, solicitó la información correspondiente al periodo del 1 de diciembre de 2018 al 15 de noviembre de 2022.

De acuerdo con el documento, enviado el pasado 22 de noviembre, se dio un plazo de 5 días hábiles para entregar la información en una hoja de Excel en la que se deben de incluir los nombres, apellidos, grupo, grado y nivel salarial, sexo, Registro Federal de Contribuyentes (RFC), Clave Única de Registro de Población (CURP), número de celular, la dirección de la institución en la que labora la persona, así como “observaciones” en caso de que se estime contra los servidores públicos.

“Se solicita su amable apoyo a efecto de que, a más tardar en un plazo de 5 días hábiles contados a partir de la recepción del presente oficio, envíen a esta Oficialía Mayor el formato que se adjunta al presente, en Excel, debidamente requisitado”.

La segunda petición es entregar en formato PDF, los currículums de “altas, bajas y renuncias de los servidores públicos de 1,2 y 3 nivel”.

En el oficio no se detalla el motivo por el cual se pidió la información, solo menciona: “lo anterior, a efecto de que esta Oficialía Mayor cuente con la información necesaria para el debido ejercicio de sus atribuciones”.

Con AMLO, miles de burócratas han perdido su empleo

Al iniciar el sexenio empleados del gobierno federal comenzaron a denunciar los despidos, así como el trato en su contra sin motivación o justificación.

A finales de diciembre de 2018, usuarios de Twitter denunciaron los despidos injustificados en su contra en el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Uno de ellos fue “@danyalvr” quien mencionó: “para todos los que digan que nuestros despidos son justos y que somos personas ´huevonas’, que todo mal se sale y encontraremos nuevas oportunidades, pero para los que nos atacan”.

Al ser cuestionado sobre el tema en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que revisaría el despido de unos 100 empleados del SAT.

“Lo voy a revisar, ya hemos dicho que se están respetando derechos de trabajadores de base y sindicalizados”.

A finales de 2018, el SAT reconoció los despidos y los justificó al mencionar que está realizando un reajuste de personal, al tiempo que se dispone a eliminar privilegios y altos sueldos de funcionarios a nivel directivo.

“Derivado de un análisis organizacional y con la finalidad de evitar duplicidad de funciones e incrementar la eficiencia, las Administraciones Generales del SAT propusieron reajustar sus unidades administrativas, determinando las áreas y plazas que se podrían compactar”, dio a conocer en un comunicado difundido en su cuenta de Twitter.

El presidente López Obrador anunció el plan de austeridad antes de iniciar la administración, el cual contempló reducir las plazas en la administración pública, así como los sueldos.

El programa en el cual se incluyó el despido del 70 % de los empleados de confianza contratados por el gobierno federal hasta antes del inicio de la presente administración, incluyó al personal que no contaba con base o los que comenzaron a trabajar a partir del apoyo de los sindicatos.

Solicitudes de información hechas por peticionarios a la Secretaría de Hacienda, mencionaron que, durante los primeros siete meses de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, 444 mil 503 trabajadores del gobierno federal fueron despedidos o separados de sus empleos.

Los informes de la Secretaría de la Función Pública (SFP) mencionan los despidos de 10 mil 996 empleados de base; 30 mil 56 confianza; y 403 mil 451 eventuales quienes laboraban en distintas dependencias de gobierno federal.

Los más de 500 mil empleados fueron cesados con las siguientes justificaciones: por supuesto “abandono de labores”, “baja solicitada al jurídico”, “conclusión de contrato”, “destitución”, “destitución e inhabilitación”, “incumplimiento de obligaciones”, “inhabilitación” y “liquidación”.

También por “no aprobar por segunda ocasión la evaluación de desempeño”, por “no tomar posesión”, “por no acreditar evaluación individual”, “por nulidad en el nombramiento”, “por reprobar certificación de capacidades”, “por reprobar evaluación de desempeño” “por resolución administrativa que impida nombramiento o lo revoque”, “puesto suprimido”, “supuesta “renuncia”, “reprobar capacitación”, “retiro del encargo por sanción y voluntario”, así como por el “término de nombramiento”.

Las instituciones más afectadas por los despidos y bajas de empleados en el primer recorte del gobierno federal fueron el sector Salud, Servicio de Administración Tributaria (SAT); Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); Casa de Moneda; Secretaría de Gobernación (Segob) y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).