Main logo

Condicionados y previa liquidez, los apoyos a científicos en Conacyt

Este miércoles el Conacyt planea reformar el Reglamento del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y afectará entrega de apoyos a investigadores

Escrito en NACIÓN el

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) planea reformar el Reglamento del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) el próximo miércoles. Algunos de los principales cambios son que la entrega de apoyos económicos estará sujeta a disponibilidad presupuestaria y que para entregarlos se dará prioridad a algunos investigadores, considerando parámetros como inclusión social y equilibrio regional.

De acuerdo con un documento filtrado, este 3 de marzo se llevará a cabo la segunda sesión extraordinaria de la Junta de Gobierno del Conacyt, el orden del día se indica que el tema a tratar es la aprobación de la reforma al Reglamento del SNI. Este nuevo documento se presentará después de que la titular del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, habló hace algunas semanas de una “refundación del SNI”.

En el documento se indican cambios en los objetivos del SNI, dando prioridad a la ciencia de frontera y dejando de lado a las ciencias básicas; se modifican los requisitos para ser miembro, para la asignación de apoyo económico a los miembros del SNI, las sanciones que se aplicarán y los beneficiarios que recibirán ayuda económica en caso de la muerte de un investigador, entre otros.

SE OTORGARÁN APOYOS DEL SNI CON BASE EN INCLUSIÓN SOCIAL

Respecto al otorgamiento de apoyos económicos, en el artículo 61 del nuevo reglamento se especifica que “el Conacyt, en términos del presente reglamento, podrá otorgar apoyos económicos, sujetos a disponibilidad presupuestaria, a las investigadoras y los investigadores con distinción vigente. Los apoyos económicos se formalizarán mediante un convenio”.

Asimismo, se adiciona un párrafo en el que se indica que “el orden de prioridad para el otorgamiento de los apoyos responderá a criterios de inclusión social, equidad institucional y equilibrio regional”.

En el documento se menciona también que la entrega de apoyos se llevará a cabo de manera mensual como hasta ahora, pero se deroga el párrafo en el que se especifica que se dará un incremento anual de acuerdo con la Ley para determinar el valor de la UMA, que es la unidad con la que se otorga el recurso económico según el nivel del SNI.

Respecto a los requisitos para recibir este apoyo, el Conacyt señaló que el investigador debe acreditar que trabaja en alguna institución de educación superior o centro de investigación de los sectores público, social o privado en el país, no desempeñar ningún cargo de elección popular.

En el artículo 71 del reglamento se establecía que en caso del fallecimiento de un investigador del SNI se otorgaría el apoyo correspondiente a los beneficiarios designados, pero ahora se propone que sólo podrán ser beneficiarios hijos menores de edad o que tengan menos de 25 años y acrediten que siguen estudiando, cónyuge o concubino, y padres, siempre y cuando acrediten que son dependientes económicos.

MODIFICAN CRITERIOS PARA SER MIEMBRO DEL SNI

En la propuesta del nuevo reglamento del SNI se deja a un lado a la ciencia básica, porque se indica que el quehacer científico debe estar encaminado a la solución de problemas nacionales y a la ciencia de frontera. Esta ha sido una de las principales preocupaciones de la comunidad científica desde que se dio a conocer el anteproyecto de la nueva Ley de Ciencia y Tecnología.

En el documento se cambia el objetivo general del SNI y se señala que busca fortalecer las capacidades nacionales en materia de humanidades, ciencias tecnologías e innovación, y que se apoyará a los científicos que contribuyan a impulsar la investigación de frontera y la atención de problemas nacionales.

En los objetivos particulares del SNI se indica: “reconocer públicamente el mérito de investigadoras  e investigadores que cuenten con una destacada trayectoria docente, académica y profesional en el fortalecimiento y consolidación de la comunidad académica, humanística, científica, tecnológica y de innovación, y el acceso universal al conocimiento y sus beneficios sociales.

“Así como el avance del conocimiento universal mediante el impulso a la investigación de frontera en alguna de las áreas del saber el desarrollo de tecnologías estratégicas de vanguardia e innovación abierta para la transformación  social o la atención de problemas nacionales, preferentemente en el marco de los Programas Nacionales Estratégicos que impulsa el Conacyt”.

En el nuevo reglamento también se modifican los requisitos para ingresar al SNI, ya que se elimina el requisito de ser evaluados por una comisión y por el Consejo General. En tanto, se mantiene el nivel candidato; el de investigador 1, 2 y 3, así como el emérito.

En el caso de las sanciones a los miembros del SNI, se adicionan la cancelación del apoyo económico y la inhabilitación por 10 años para acceder a este recurso, así como inhabilitación por 20 años para reintegrarse al SNI.

Desde el año pasado ha habido preocupación en la comunidad científica por los cambios que se quieren realizar desde el Conacyt, que encabeza Álvarez-Buylla, con la Ley de Ciencia y Tecnología y la “refundación” del SNI.

La principal queja de la comunidad es que no se les ha tomado en cuenta para la toma de decisiones ni se les ha considerado para la construcción de estos documentos, cuando se les debería de escuchar porque son quienes se verán afectados por las modificaciones que se quieren hacer.