MUNDO

Ya no recuerdo cómo era mi papá cuando era hombre

Charlotte y su esposa tienen 15 años de matrimonio, a lo que se suma una mudanza al extranjero, la procreación de tres hijos y un cambio de sexo

  • REDACCIÓN
  • 04/06/2019
  • 22:01 hrs
  • Escuchar
Ya no recuerdo cómo era mi papá cuando era hombre
A Joe, de 14 años, le gusta tener una familia diferente. (Ilustrativa)

De acuerdo con Joe, de 14 años, Charlotte es alegre y ruidosa. “Es cariñosa y da la impresión de que se siente cómoda siendo el centro de atención”, agrega; para su hermana de 17, May, es difícil recordar cómo era su padre antes de convertirse en mujer.

Y no es que se trate de un recuerdo “doloroso”, sino que lo vivido con Charlotte, ha logrado desvanecer los recuerdos de la persona que era antes de convertirse en mujer trans.

No obstante, para cuando May tenía alrededor de 12 años, la imagen de su madre ayudando a Charlotte a maquillarse por primera vez, resultó confusa para ella, dice a BBC Mundo. “No sabía muy bien qué significaba el término transgénero”, apunta.

TE PUEDE INTERESAR: Va al hospital por dolor abdominal y descubren que estaba embarazado

De acuerdo con la familia, el proceso que tanto Charlotte como su esposa e hijos pasaron, fue un tanto complicado.

Sus hijos llegaron a sufrir cierto hostigamiento por su decisión de su padre, además de que Charlotte se tornaba insegura ante los comentarios de las personas en la calle, lo que la orillaba a encerrarse en casa.

"Oír o ver que la gente estaba hablando de ella la desanimaba enormemente. Llegaba al punto de no querer salir de casa en una semana. Le afectaba mucho", comenta Joe.

Por su parte, Charlotte considera que  la transición fue algo "traumático para la familia". No obstante, hoy los obstáculos han sido superados, afirma.

EL MATRIMONIO

Y el apoyo de sus hijos no es el único que Charlotte ha recibido, parte fundamental de la persona que ahora es, ha sido su esposa Agnieszka.

La pareja cuanta que se conoció en Alemania, cuando ambos trabajaban para un sello discográfico. Y como en muchas historias de amor, al principio no se caían bien. Pero al relacionarse fuera del trabajo terminaron por enamorarse.

TE RECOMENDAMOS: "Si Dios te hizo hombre, te mueres hombre"

"Tuve que tomarme un par de días para recapacitar y entonces dije 'bueno, está atrapada en un cuerpo que no quiere'. Es como llorar porque la persona que estuvo contigo durante muchos años ya no está y después llega una nueva", detalla la esposa de Charlotte.

Actualmente tienen 15 años de matrimonio, a lo que se suma una mudanza al extranjero, la procreación de tres hijos y un cambio de sexo. Su amor aún es fuerte.

UNA FAMILIA DIFERENTE

Joe menciona: "Somos muy afortunados. La mayoría de las familias transexuales no funcionan y la persona que se convierte acaba por vivir sola, pero mi madre siempre ha apoyado mucho a Charlotte, siempre la ha ayudado y siempre le dice que se ve bien".

El joven agrega que le gusta lo diferente que es su familia.

"Hacemos muchas cosas juntos. Intentamos que la vida de los niños sea una gran aventura. Como familia estamos muy unidos y pasamos las 24 horas del día juntos, siete días a la semana", cuenta Charlotte.

En tanto, May resalta que su padre haya podido pasar de ser una persona deprimida que no quería salir de casa a ser alguien que quiere ser vista. “Es increíble”.

"Estoy muy orgullosa de lo que ha hecho y de cómo se ha convertido en una mujer increíble", reconoce a Charlotte.

djh