XENOFOBIA

"Vine a matar a un mexicano": la brutal golpiza que connacionales recibieron en EU

José y Luis Gustavo recibieron una paliza de un sujeto que lanzaba consignas racistas; las leyes en Utah no prevén los crímenes de odio
Vine a matar a un mexicano: la brutal golpiza que connacionales recibieron en EULuis Gustavo, de 18 años, recibió golpes en la cara que lo dejaron gravemente herido

"Vine a matar a un mexicano", les dijo Alan Dale Covington a José y a su hijo Luis Gustavo López, un afroestadounidense de 50 años, según cuenta la familia a BBC Mundo

Según la versión de la familia, Covington apareció en la entrada del negocio familiar en Salt Lake City con una barra de metal en la mano, lanzó insultos racistas, entre ellos la amenaza de que estaba ahí para matar a mexicanos. Después se puso más agresivo y le pegó a Luis Gustavo. Al ver que su hijo Luis estaba siendo atacado con la barra de metal, José López corrió desde la oficina del negocio hasta la entrada para defenderlo.

Luis Gustavo, de 18 años, recibió golpes en la cara que lo dejaron gravemente herido, mientras que su padre, José López, tuvo que ser suturado en un brazo y ahora no puede trabajar.

Según un reporte del incidente del Departamento de Policía de Salt Lake City obtenido por la BBC Mundo, Covington dijo al llegar al negocio de los López:


"Voy a matar a alguien".


Más tarde declaró a los detectives que sabía que ahí había mexicanos y luego de la agresión prometió que volvería, algo que tiene atemorizada a la familia. Alan D. Covington enfrenta ocho cargos, pero ninguno tiene el agravante de "crimen de odio".

Bajo la ley estatal, Covington no puede ser sujeto a una acusación de un ataque racial contra los López debido a que su agresión fue calificada como "grave".

En el estado de Utah, un "crimen de odio" solo puede ser utilizado contra un acusado de un "delito menor".

Después del ataque, el sospechoso fue localizado posteriormente y puesto en custodia. Luis fue llevado a un hospital con su pómulo derecho destrozado, así como una fractura en la cavidad de un ojo, Le realizaron una cirugía de tres horas para implantarle una placa de metal y fue dado de alta.

NO ES UN "CRIMEN DE ODIO"

En Estados Unidos, los crímenes de odio se definen generalmente como "ataques físicos motivados por prejuicios". Las acusaciones por crimen de odio pueden aumentar significativamente la sentencia pues son considerados ataques contra un individuo, una comunidad y la sociedad.

Existen leyes federales en EU sobre delitos de odio, pero en Utah solo los ataques considerados "no graves" -llamados delitos menores- pueden clasificarse como crímenes de odio.


"Si esto fue un crimen de odio o no no es ni siquiera una cuestión que puedo poner sobre la mesa, no tengo una ley que me permita hacerlo", señaló el fiscal del condado de Salt Lake City, Sim Gill, a la BBC.

"El estado ha renunciado a su responsabilidad durante los últimos 20 años, por eso nunca se ha procesado un delito de odio a nivel estatal".

Los delitos de odio en EU crecieron un 17% en 2017, el tercer año consecutivo en que aumenta este tipo de incidentes, según el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

La familia inició una petición en GoFundMe para pagar las cuentas y en solo tres días recaudaron 64,000 de los 20,000 que se habían puesto como meta.

LEA TAMBIEN


La actriz Yalitza Aparicio recibe comentarios racistas por portada en Vanity Fair

La actriz Yalitza Aparicio participó en la reciente película de Akfonso Cuaron, "Roma"

AJ






Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información