HALLAZGOS

Una joven madre que sufrió maltrato, el esqueleto humano más antiguo de América

Los restos de Naia fueron encontrados dentro de una enorme cámara subterránea, denominada Hoyo Negro, dentro del sistema de cuevas Sac Actun, Quintana Roo
Una joven madre que sufrió maltrato, el esqueleto humano más antiguo de AméricaLa recuperación ósea consta de la mitad del esqueleto, un cráneo intacto, ambos brazos y una pierna. (Foto: INAH)

En 2007 se descubrieron los restos de una adolescente de entre 15 y 17 años que habitó territorio mexicano hace aproximadamente 13 mil millones de años. Se trata del esqueleto más antiguo y el ejemplar más íntegro de los ancestros del ser humano actual, encontrado en América.

Arqueólogos localizan el dibujo más antiguo conocido hasta ahora

La recuperación ósea consta de la mitad del esqueleto, un cráneo intacto, ambos brazos y una pierna, reporta BBC Mundo.

Naia –como fue bautizada por los científicos involucrados en el Proyecto Hoyo Negro, de la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH- se habría convertido en madre, aunque no se sabe cuánto tiempo antes de su muerte.

En adición, existen marcas en los huesos de brazos que indican fracturas, por lo que se estima que pudo haber sido víctima de maltrato en una etapa más temprana de su corta vida, se reveló este martes James Chatters, arqueólogo, antropólogo forense e investigador principal del proyecto.


EL HALLAZGO

Los restos de Naia fueron encontrados dentro de una enorme cámara subterránea, denominada Hoyo Negro. Contrario a lo que fue antiguamente, en la actualidad es un profundo cenote ubicado en el sistema de cuevas Sac Actun, Quintana Roo.

Alejandro Álvarez, Alberto Nava y Franco Attolini, miembros del Proyecto Espeleológico Tulum, fueron quienes hicieron el hallazgo en 2007.

NAIA

El nombre dado a la mujer alude a las náyades o ninfas del mar de la mitología griega.

Tesoro oculto, encuentran un santuario bajo las ruinas de Chichén Itza

De acuerdo a lo arrojado por las investigaciones del INAH, organismo que comenzó a dar detalles sobre el proyecto hasta siete años después del descubrimiento de Naia, la mujer tenía una estatura que alcanzaba a sobrepasar el metro y medio; su peso rondaba en los 50 kilos.

De acuerdo con Chatters, la madre adolescente tenía una vida activa pese a que su dieta no incluía las proteínas suficientes. El arqueólogo ha señalado previamente que el esqueleto poco desarrollado de Naia era muestra señales de desnutrición.

Por ejemplo, tanto en la rodilla como en la tibia de la pierna de los restos, se observan líneas que demostrarían la existencia de interrupciones en el crecimiento de la mujer, que pudo haber derivado a la falta de alimentos o problemas de salud.

Asimismo, irregularidades en sus dientes también indican una brecha alimenticia.

ASÍ MURIÓ

Los hallazgos hechos en Hoyo Negro apuntan a que Naia portaba una herramienta para iluminar el interior de la cueva, sin embargo terminó cayendo por el gran agujero del lugar. Al caer, sufrió la fractura de la pelvis, lo que marcó su muerte.

En el lugar, también se han encorado restos de 44 especies de animales. Entre otras, destacan un ocelote, un puma, perezosos gigantes y un tigre de diente de sable.

 

LEA TAMBIEN


Encuentran restos de mamuts en Tultepec, Edomex

El descubrimiento se dio mientras se habilitaba una nueva célula para el confinamiento de desechos sólidos

ImagenMultimediaRelacionada

LEA TAMBIEN


Hallan evidencias que dan un giro a las teorías sobre la cultura maya en Teotihuacán

Arqueólogos del INAH descubrieron restos de un mural de estilo mayense y una acumulación de material cerámico perteneciente a una civilización elite

ImagenMultimediaRelacionada

djh







Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información