MUNDO

"Un hombre intentó asfixiarme sin advertirme mientras teníamos sexo"

Un tercio de las mujeres en Reino Unido experimentaron violencia no deseada durante el sexo consensuado, según sugiere una nueva investigación de la BBC

  • REDACCIÓN
  • 29/11/2019
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
"Un hombre intentó asfixiarme sin advertirme mientras teníamos sexo
Anna Wide dio su testimonio para la BBC de Londres.

La violencia durante relaciones sexuales consensuadas se ha normalizado, según advierten activistas en contra de los abusos hacia las mujeres.

La afirmación emerge después de que más de un tercio de un grupo de mujeres menores de 40 años encuestadas en Reino Unido dijeran haber experimentado bofetadas, ser asfixiadas o escupidas durante el sexo consensuado, según la investigación.

De las mujeres que experimentaron alguno de estos actos, queridos o no, 20% dijo que se sintieron incómodas o atemorizadas.

Anna, de 23 años, dice que fue víctima de actos de violencia no deseados durante relaciones sexuales consensuadas en tres ocasiones separadas y con hombres diferentes.

Según contó, comenzó con tirones de pelo y bofetadas. Y luego uno de los hombres puso sus manos alrededor de su cuello con la intención de asfixiarla.

"Estaba sorprendida", contó, "me sentí extremadamente incómoda e intimidada. Si alguien te abofetea o te quiere asfixiar en la calle, eso sería un ataque".

Cuando Anna habló con sus amigas, se dio cuenta que estas situaciones de violencia eran más comunes de lo que ella creía.

No fue hasta que Anna habló con sus amigas al respecto que se dio cuenta de lo común que eran esas situaciones.

"Casi todos los hombres intentaron al menos una, si no múltiples combinaciones, de estos actos".

En otra ocasión, la joven cuenta que fue asfixiada por un hombre durante el acto sexual, sin consentimiento ni advertencia.

Anna, quien se graduó de la universidad este año, también dice que tenía una pareja que la tomó con sus manos con tanta fuerza que le dejó marcas y dolor durante días.

"Sé que algunas mujeres dirán que les gusta eso. Lo problemático es cuando los hombres suponen que a todas las mujeres les gusta"

La compañía de investigación Savanta ComRes consultó a 2,002 mujeres de Reino Unido de entre 18 y 39 años si habían experimentado bofetadas, asfixia, o fueron amordazadas o escupidas durante el sexo consensuado, y si alguna vez fue no deseado. El estudio buscó ser representativo de todas las mujeres de Reino Unido por edad y región.

Más de un tercio (38%) experimentó estos actos y dijo que no eran deseados al menos parte del tiempo, mientras que menos de dos tercios de las mujeres lo habían experimentado y dijeron que nunca fue no deseado (31%), y que no habían pasado por esa experiencia, no sabían o prefirió no decirlo (31%).