MUNDO

Trump justifica asesinato de Soleimani; Jamenei jura “dura venganza”

Los líderes de Estados Unidos e Irán cruzaron declaraciones tras la muerte del general Qasem Soleimani

  • REDACCIÓN
  • 03/01/2020
  • 12:46 hrs
  • Escuchar
Trump justifica asesinato de Soleimani; Jamenei jura “dura venganza”
El presidente Trump y el ayatolá Ali Jamenei (Especial/Archivo)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y líder supremo de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, cruzaron declaraciones a un día de que fuera asesinado el general iraní Qasem Soleimani en un bombardeo ordenado por la Unión Americana.


TRUMP JUSTIFICA ASESINATO DE SOLEIMANI


El presidente Donald Trump declaró este viernes que "Irán nunca ganó una guerra, pero jamás perdió una negociación", un día después que un ataque estadounidense mató en Irak a un comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán.

El presidente estadounidense dijo que el general iraní Qasem Soleimani, quien murió ayer en un bombardeo estadunidense en Bagdad, debió haber sido asesinado "hace muchos años".

"El general Qasem Soleimani ha matado o gravemente herido a miles de estadounidenses durante un largo periodo y tramaba matar a muchos más (...) Era directa e indirectamente responsable de la muerte de millones de personas (…) Debió haber sido asesinado hace muchos años", escribió en un par de tuits.

Según el Pentágono, Soleimani desarrollaba "planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región".

La nota responsabilizó a Soleimani y a la Fuerza Quds por "la muerte de cientos de estadounidenses y de miembros del servicio de la coalición, y de las heridas de miles más".


JAMENEI PROMETE VENGANZA


El líder supremo de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, añadió tensión al conflicto abierto entre Irak y EU al jurar venganza contra los que asesinaron al comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimani.

"Su fallecimiento no detendrá su misión, pero los criminales que han manchado sus manos con la sangre del general Soleimani y de otros mártires en el ataque deben esperar una dura venganza", agregó el líder en un comunicado publicado está mañana en su web oficial tras la muerte de Soleimaní.

Jamenei subrayó este viernes que el "mártir Soleimani es una figura internacional de la Resistencia, y todos los devotos de la Resistencia son ahora sus vengadores".

El gobierno iraní, asimismo, aseguró que la vía de Soleimani continuará y que hará rendir cuentas a EU por el asesinato.

El presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró que "la bandera de la dignidad y firmeza de ese gran mártir permanecerá izada por el gran número de los soldados islámicos y continuará con más fuerza el glorioso camino del sacrificio y la resistencia".

"Sin duda, la gran nación de Irán y las otras naciones libres de la región se vengarán por este horrible crimen del criminal EU", aseguró Rohaní.

Jamenei, que ha anunciado tres días de luto nacional por la muerte de Soleimani, este miércoles 1 de enero, había dicho que Irán "responderá con toda fuerza" contra cualquiera que amenace sus intereses.

El general Soleimani era el encargado de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución y ha estado presente sobre el terreno en Siria y en Irak, supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes.

 

EL ORIGEN DEL CONFLICTO

 

Irán y Estados Unidos fueron naciones “amigas” en varios momentos previos de la historia.

El presidente estadounidense Jimmy Carter llegó a manifestar sobre el sha Mohamed Reza Pahlevi en una cena en Teherán en 1977:

“Nuestras conversaciones han sido inestimables, nuestra amistad es insustituible (...). Y no hay ningún otro líder por el que sienta una mayor gratitud y amistad personal”.

Incluso, Carter calificó a Irán como una “isla de estabilidad en una de las zonas más conflictivas del mundo”.

Uno de los primeros antecedentes de la relación poco amistosa de la actualidad se dio en 1953 con la operación Ajax, un golpe de Estado que sucedió en Irán con el apoyo de Estados Unidos y Reino Unido.

Con este golpe se derribó al primer gobernante iraní elegido democráticamente, al primer ministro Mohamed Mossadeq, siendo este el primer roce que daría pie a la mala relación de ambas naciones.

Reino Unido tenía interés en los campos de petróleo de Irán, pero al nacionalizarse este negocio en el país asiático dejó a los británicos fuera de la jugada. Esto dio pie a amenazas que llegaron hasta el plan para derrocar a Mossadeq, en el cual EU participó.

La recién estrenada agencia de inteligencia de Estados Unidos, la CIA, fue la encargada de orquestar el golpe cuando Dwight Eisenhower ya había sido elegido nuevo presidente de Estados Unidos.

Tras varios años de paz, vino el regreso del el líder islámico religioso Rujola Jomeini, quien permaneció por largo tiempo en el exilio.

Luego de un referéndum, el 1 de abril de 1979 se declaró la República Islámica de Irán.

La época de desencuentros tuvo su peor momento con la toma de la Embajada estadounidense en Teherán.

En noviembre de 1979, un grupo de manifestantes secuestró a personal y otros ciudadanos estadounidenses que se encontraban en el edificio diplomático. Los rehenes permanecieron recluidos durante 444 días. Los 52 últimos fueron liberados en enero de 1981, el mismo día en que tomaba posesión del cargo como nuevo presidente de Estados Unidos Ronald Reagan.

Durante la administración Reagan, EU apoyó a Saddam Hussein en la guerra que enfrentó a Irak con Irán, entre 1980 y 1988.

El capítulo más reciente de desencuentro lo protagonizó Donald Trump en 2018, fue ese año que rompió un trascendental acuerdo nuclear entre Irán y seis potencias mundiales -Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania- tras arduas negociaciones que duraron cerca de dos años, el cual fue firmado en 2015 bajo la administración Obama.

 

lrc