MUNDO

Trump está rodeado de “imbéciles”: economista

Paul Krugman calificó las acciones de Trump como verdaderas “metidas de pata”, respaldadas por las personas que lo rodean

  • REDACCIÓN
  • 16/01/2019
  • 19:04 hrs
  • Escuchar
Trump está rodeado de “imbéciles”: economista
El presentador Sean Hannity tiene más acceso al presidente Trump que cualquiera de sus supuestos expertos: Krugman

Una calamidad innecesaria, un error deliberado, así calificó el columnista de The New York Times Paul Krugman al actual cierre parcial de la administración de Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

Cuando el presidente Trump les dijo a Chuck Schumer y Nancy Pelosi: “Yo lo voy a cerrar”, fue totalmente preciso, aunque también dijo: “No voy a echarles la culpa”, y eso sí que fue una mentira, recordó Krugman.

El economista calificó las acciones de Trump como verdaderas “metidas de pata”, respaldadas por las personas que lo rodean, de quienes opinó que cuentan con una calidad extraordinariamente baja. “Lincoln tenía un equipo de rivales; Trump tiene un equipo de imbéciles”, aseveró.

Paul Krugman hizo una compilación de las razones que ellos mismos le han dado para darles semejante calificativo.

¿Cuánto le cuesta el cierre de gobierno a EU?

Explicó que algunas afirmaciones recientes de dos miembros de su equipo sobre temas económicos han sido algunas de las principales razones, pues emplearon los conceptos económicos totalmente mal. “Lo sorprendente fue cuán incapaces son estos hombres de seguir el guion: ni siquiera pueden apegarse a este y actuar con la deshonestidad natural de la derecha”.

Inició con Kevin Hassett, presidente del Consejo de Asesores Económicos de Trump, a quien le hicieron una pregunta acerca de las dificultades que atraviesan los empleados federales que no han recibido su salario. Lo que se esperaba era una respuesta de empatía, en lugar de eso declaró que todo está bien, que en realidad ha sido “mejor” para los trabajadores porque han tenido días libres sin tener que ocupar sus días de vacaciones.

También está lo que dijo Sean Hannity —el presentador de televisión— sobre los impuestos para los ricos. Krugman presentó a Hannity como parte del gobierno de Trump, ya que Fox News no es solo la televisora del Estado, “es evidente que sus presentadores tienen más acceso al presidente y más injerencia en sus decisiones que cualquiera de esos supuestos expertos que trabajan en lugares como el Departamento de Estado o el Departamento de Defensa.

Así, el columnista recordó que Hannity declaró que subirles los impuestos a los ricos dañaría la economía porque “los ricos dejarán de comprar los barcos que les gustan para disfrutar su tiempo de esparcimiento”, y además “van a dejar de pagar vacaciones costosas”.

Krugman concluyó que esa no es la respuesta que debería dar un conservador. “Se supone que debes insistir en que si los impuestos de la gente rica son bajos, está bien porque funcionan como un incentivo para que trabajen muy pero muy duro, no para que les sea más fácil tomar vacaciones lujosas. El guion dice que debes recalcar que los impuestos bajos harán que ahorren e inviertan su dinero en nuevos negocios, no que les ayudarán a costear yates nuevos”.

Insisto, el punto no es que al círculo cercano de Trump no le importen las familias estadounidenses comunes y corrientes, o que digan sandeces, porque no podemos esperar más de ellos. Lo asombroso es que de plano no tengan ni la más remota idea de cómo fingir que les interesa la clase media o siquiera de qué tonterías repetir como merolicos para dar esa impresión”, recalcó.


El economista Paul Krugman dijo que, por lo regular, “trabajar para el presidente de Estados Unidos es una distinción que abre puertas para tu carrera profesional, un punto excelente en tu currículo. En contraste, la presidencia de Trump es tan caótica y corrupta, y existe un riesgo tan grande de que quede enredada en sus líos con el extranjero, que cualquier persona relacionada con ella se contamina (por eso, después de solo dos años, ha dejado tras de sí una estela de hombres acabados y reputaciones por los suelos)”.

Luego planteó la pregunta ¿quién querrá trabajar con él ahora? A lo que respondió que lo harán solo quienes no tienen una reputación que cuidar, en general porque son bastante malos en su trabajo.


mlmt