MUNDO

Trump busca imponer a redes sociales criterios editoriales

La firma del presidente de EU se da 48 horas después de que Twitter verificara por primera vez la información escrita por el presidente

  • REDACCIÓN
  • 28/05/2020
  • 16:28 hrs
  • Escuchar
Trump busca imponer a redes sociales criterios editoriales
Twitter enlazó este martes por primera vez un mensaje de Trump con información verificada que contradecía lo que él publicó. (Archivo)

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este jueves una orden ejecutiva sobre redes sociales, 48 horas después de que Twitter iniciase verificación de contenido de algunos de los mensajes del Mandatario, informó la Casa Blanca.

Con dicha medida, el gobierno de EU podría castigar a las compañías de redes sociales por cómo vigilan y controlan el contenido en línea.

Trump dijo que la medida es para "defender la libertad de expresión de uno de los peligros más graves que ha enfrentado en la historia de Estados Unidos".

"Un pequeño puñado de monopolios de redes sociales controla una gran parte de todas las comunicaciones públicas y privadas en Estados Unidos", alegó. "Han tenido un poder sin control para censurar, restringir, editar, dar forma, ocultar, alterar, prácticamente cualquier forma de comunicación entre ciudadanos privados y grandes audiencias públicas".

"(Twitter está tomando) decisiones editoriales. En ese momento, Twitter deja de ser una plataforma pública neutral, y se convierte en un editor con un punto de vista. Y creo que podemos decir lo mismo de otros, ya se trate de Google o de Facebook y quizás de otros", dijo Trump a los periodistas antes de firmar la medida.

El decreto pide al Gobierno estadounidense revisar y posiblemente eliminar las protecciones legales de las que disfrutan las grandes plataformas de Internet bajo la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996.

Esa sección indica que las grandes compañías de Internet están exentas de casi cualquier consecuencia legal resultante de los contenidos publicados en su plataforma e incluso de sus propias decisiones de eliminar contenidos, porque se supone que son meros intermediarios o canales.

Trump consideró que Twitter y otras plataformas han demostrado tener un "poder sin control para censurar, restringir o editar" los contenidos que publican, por lo que dio 60 días al Departamento de Comercio para que proponga a la independiente Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que se reformen las normas al respecto.

¿SE VULNERA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN?

De acuerdo con expertos consultados, la medida de Trump atenta contra el principio de no responsabilizar a intermediarios.

Los entornos digitales han maximizado su ejercicio permitiendo a toda persona expresarse. No obstante, como instrumentos digitales debe llegar a un punto de moderación sin censura, que todos pueden ejercer la libertad de expresión pero respetando el derechos de otros y sin censura previa.

Aunque hay una larga discusión sobre la tolerancia y hasta que grado la libertad de expresión también permite expresiones intolerantes, los instrumentos de control son creador para evitar vulnerar el derecho de otros.

Si una plataforma digital hiciera control de una publicación de una persona, más allá que se trate de un presidente, hay que definirse como un usuario de una plataforma, donde la misma tiene reglas de uso.

En el caso de Twitter, la red tiene control posterior, es decir, indica a otros usuarios cuando considera que un contenido puede no ajustarse a la realidad y se le invita a buscar validar con fuentes terceras dicha información.

Ante ello, realmente no se vulneró la libertad de expresión de Trump.

De acuerdo con EFE numerosos legisladores y expertos legales advirtieron que la medida no sobreviviría a una demanda judicial. Trump reconoció que su decreto podría acabar en los tribunales, y dijo que planea trabajar en el Congreso para aprobar "legislación" que permita sacar adelante esa reforma si no consigue hacerlo por la vía ejecutiva.

El mandatario lleva casi dos años acusando a Google de "suprimir voces de conservadores y esconder información" y también ha arremetido contra Twitter, pero al mismo tiempo ha convertido a esa red social en una herramienta de Gobierno crucial y ha insistido en que le permite comunicarse sin el filtro de los medios.

Este jueves, Trump aseguró que le "encantaría" deshacerse de su cuenta de Twitter, pero siente la necesidad de mantenerla porque no hay una "prensa justa" en su país. 

VERIFICACIÓN DE TWITTER

Twitter enlazó este martes por primera vez un mensaje de Trump con información verificada que contradecía lo que él publicó, un procedimiento habitual en la plataforma, pero que ahora no se aplicaba al Mandatario.

El tuit de Trump fue en reacción a la decisión del Gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, de enviar papeletas de votación por correo a todos los votantes registrados del estado como medida excepcional ante la situación de pandemia por covid-19.

"No hay manera (ninguna) de que los votos por correo sean menos que fraudulentos", decía el mensaje del magnate presidente sobre el que Twitter puso una liga con el título "Accede aquí a los datos sobre el voto por correo", precedido de un signo de exclamación.


En hilo, aseguró que el gobernador de California envía boletas a todos los que viven en el estado, sin importar la forma en que llegaron. "Lo que serpa seguido por los profesionales diciéndole a todas esas personas, muchas de las cuales nunca habían pensado en votar, cómo y por quién votar".

Por su parte, la red social afirmó que se añadieron la etiqueta de verificación a ambos tuits de Trump al considerar que dichos mensajes "pueden confundir a los votantes sobre lo que necesitan hacer al recibir las boletas y participar en el proceso electoral en progreso".

Al hacer click en la alerta debajo de los tuits de Trump, la red social redirige a otra página dentro de la plataforma en la cual aparece en letras destacadas en negrita: "Trump asegura sin pruebas que el voto por correo derivará en fraude electoral", y se cita a medios como CNN y el Washington Post.

Trump acusó entonces a Twitter de interferencia en las elecciones a la Casa Blanca y dijo que no iba permitir que censurase su "libertad de expresión", mientras que este miércoles ya adelantó su intención de "regular o cerrar" las redes sociales.

Twitter es la red social más usada por Trump, a través de la cual se comunica directamente con sus simpatizantes sin pasar por el filtro tradicional de los medios, y donde acumula más de ochenta millones de seguidores.

COFUNDADOR DEFIENDE A SUS EMPLEADOS

El cofundador y director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, respondió este miércoles a las acusaciones del presidente estadounidense Donald Trump contra la red social, reafirmando el compromiso de su compañía de verificar las informaciones relacionadas con las elecciones.  

"Continuaremos señalando la información incorrecta o controvertida sobre las elecciones a nivel mundial. Y admitiremos y asumiremos cualquier error que cometamos", escribió Dorsey en su cuenta oficial. 

El director de Twitter asumió la responsabilidad del polémico servicio de verificación de hechos que la plataforma usó para cuestionar las afirmaciones de Trump sobre fraude electoral. "Verificación de hechos: en última instancia, hay alguien responsable de nuestras acciones como empresa, y ese soy yo", expresó en otro tuit, en el que pidió al mandatario que dejara a sus empleados "fuera de esto". 

VOTACIÓN POR CORREO

El sistema electoral de Estados Unidos permite que los ciudadanos reciban papeletas de votación que se devuelven por correo.

En una encuesta reciente realizada por el Centro de Investigación Pew, el 66% de los estadounidenses dijo que no se sentiría cómodo yendo a las urnas para emitir su voto debido el brote actual de coronavirus, de la que actualmente el país cuenta 1.7 millones de casos y ya ha alcanzado las 100 mil muertes.

Cada estado ofrece alguna forma de votación remota, y los requisitos para calificar varían entre entidades.

Cinco estados en el oeste de EU., incluidos Washington, Oregón y Colorado, llevan a cabo sus elecciones totalmente por correo.

Otros, como California, proporcionan una boleta postal a cualquiera que la solicite.

Por otro lado, 17 estados requieren que los votantes proporcionen una razón válida por la que no pueden votar en persona para poder recibir una boleta por correo.