MUNDO

“Tranquila, ahora te dormirás”; España debate por eutanasia

La detención de un hombre por ayudar a morir a su mujer, enferma desahuciada, avivó el debate en España sobre la eutanasia en pleno proceso electoral

  • REDACCIÓN
  • 05/04/2019
  • 14:25 hrs
  • Escuchar
“Tranquila, ahora te dormirás”; España debate por eutanasia
Ángel Hernández y su esposa, en un video para dar testimonio de la situación de vida de su esposa

Ángel Hernández, de 70 años, ayudó a su esposa, María José Carrasco, a poner fin a su vida de sufrimiento tras padecer por más de 30 años esclerosis múltiple. Y lo grabó en video. Un hecho que ha conmocionado a la sociedad española y al mundo entero.

En España, la eutanasia está prohibida, y la ayuda a ejercerla también lo está , por lo que Ángel Hernández fue detenido y enfrentará un proceso penal.

En el video, grabado el 3 de abril Ángel le dice:

- María José, ha llegado el momento, el que tanto deseabas.

- Yo te voy a prestar mis manos. Eso es lo que tú no puedes. Yo te voy a prestar mis manos. Primero vamos a probar con un poquito de agua porque no sé yo si puedes tragar, ¿sabes? Si vemos que no puedes tragar lo abortamos porque... A ver, un poquito de agua. ¿Qué crees?

- No es mucho pero puede que sepa mal, o sea que tienes que soportarlo. ¿Estás decidida?

- Sí.

- Pues adelante.

- Dame la mano, que quiero notar la ausencia definitiva de sufrimiento. Tranquila, tranquila. Ahora te dormirás enseguida.

Además del vídeo, Ángel escribió hace días una carta en la que relataba el sufrimiento de su esposa y anunciaba la decisión de ayudarla a morir.

En la misiva detalla los motivos que les han llevado a tomar esta decisión y se dirige a los “negacionistas” de la eutanasia para pedirles que sean conscientes “del dolor que ocasionan a todos aquellos que como María José y su familia sufren por su actitud.”

Asimismo, pide a los legisladores que evolucionen hacia posiciones menos contrarias a la eutanasia para que alguien que lo necesite no tenga que transitar por los mismos caminos que ellos.



SU DETENCIÓN

La detención de un hombre por ayudar a morir a su mujer, enferma desahuciada, avivó hoy el debate en España sobre la eutanasia, cuya legalización gana apoyos y se tratará en la inminente campaña electoral.

Ángel Hernández, de 70 años, fue arrestado este jueves en Madrid por suministrar una sustancia a su mujer, María José Carrasco, de 61, enferma y totalmente dependiente de su marido.

La fallecida, según dijeron a EFE otras fuentes de la investigación, había reclamado en los últimos años que el Congreso español aprobara una ley de eutanasia.

QUÉ DIJO ÁNGEL TRAS LA MUERTE DE SU ESPOSA

Las primeras horas de duelo las pasó arrestado, encerrado en un calabozo. “Podría haberlo hecho clandestinamente. Discutí con mi esposa por esto, ella era secretaria judicial y sabía lo que podía pasarme. Pero la convencí de que era importante que esto trascendiera, ya no por ella, sino por la gente que se quedaba”, afirmó Ángel.

Hernández habló de la tranquilidad que sintió al volver a casa, tras pasar la noche en el calabozo. “Me duché, porque es desagradable estar sobre una colchoneta encima de una piedra que te destroza la espalda. Además, yo tengo una hernia discal. Menos mal que me llevé la medicación para que no me doliera”, relató.

“No me dormía. Me levantaba y paseaba en un habitáculo de cuatro por cinco metros, como un animal enjaulado”. “Lo que más me fastidiaba era que no podía hacer los trámites necesarios para atender a mi mujer. Tenía que haber ido al Instituto Anatómico Forense y haber hablado con quienes le hicieron la autopsia. Y preparar su incineración”, continuó.

“No lo pude hacer porque estaba allí. Los policías se portaron muy bien. Me decían que ‘es la ley’, pero que ellos habrían hecho lo mismo. Sí, es la ley, pero está equivocada, se tendría que haber solucionado hace tiempo”, añade Hernández.

CONTEXTO ACTUAL

En España hay una creciente demanda social para que se legalice la eutanasia y una encuesta del organismo estatal CIS apuntó que el 70 % de los españoles están de acuerdo en regularla.

Pero el proyecto de ley presentado por el Partido Socialista el pasado año está bloqueado, debido a que tanto el conservador Partido Popular (PP), como Ciudadanos (C’s, liberal) solicitan continuamente la ampliación del plazo de enmiendas.

La propuesta socialista contempla el “final anticipado de la vida con el objetivo de evitar alargar el sufrimiento” de personas con enfermedad grave e incurable o discapacidad crónica que implique un gran padecimiento

La semana pasada, Sánchez prometió que si gobierna nuevamente lo regulará definitivamente para que “la muerte sea tan digna como la vida.”

La mayoría de los partidos lamentaron este caso y coincidieron en la necesidad de una ley cuanto antes.

Solo el PP no se manifestó al respecto alegando que aún no se ha presentado su programa electoral.

“MAR ADENTRO”, EN RETROSPECTIVA

El debate sobre la despenalización de la eutanasia originó una encendida discusión en España en 1998, coincidiendo con la muerte del tetrapléjico Ramón Sampedro, y resurgió en 2004 a raíz del éxito de la película “Mar adentro“, inspirada en su vida, que fue protagonizada por el actor Javier Bardem y dirigida por el hispano-chileno Alejandro Amenábar, con el Oscar como premio.

Sampedro falleció tras ingerir un preparado de cianuro que le habían proporcionado, después de 29 años de enfermedad y tras perder la batalla legal que emprendió en 1993 para que se le aplicara la eutanasia.

Sólo hubo una imputada en el caso, Ramona Maneiro, apoyada por las firmas de más de 13,000 personas que se culparon de la muerte, hasta que 20 meses después el caso fue archivado por falta de pruebas.

SITUACIÓN LEGAL DE LA EUTANASIA EN ESPAÑA

Regular la eutanasia en España fue uno de los compromisos de Pedro Sánchez cuando llegó al Gobierno. Sin embargo, su proposición de ley para legalizar la eutanasia y que se convirtiera en un derecho constitucional no ha podido ser aprobada.

Actualmente, tanto el suicidio asistido como la eutanasia están castigados en el Código Penal con penas de dos a cinco años, en el primer caso y, de seis a 10 años, en el segundo. Se contempla una rebaja en el caso de quien coopere "activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los números 2 y 3 de este artículo".

Por tanto, si nadie lo remedia, Ángel Hernández se enfrenta a penas de cárcel tras haber sido detenido por un delito de homicidio, después de haber suministrado arsénico a su mujer, María José Carrasco para ayudarla a morir, tras habérselo pedido ella en numerosas ocasiones.

AJ