MUNDO

Todo lo que implica tener un gobierno de coalición en España

La investidura de Sánchez da fin a un periodo de 10 meses con un presidente en funciones en el gobierno español; sin embargo, la crisis política remite a diciembre de 2015

  • REDACCIÓN
  • 07/01/2020
  • 12:36 hrs
  • Escuchar
Todo lo que implica tener un gobierno de coalición en España
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, presidente y vicepresidente del gobierno de España. (Foto: Efe)

Este martes Pedro Sánchez logró los votos necesarios en el Congreso para su investidura como presidente del gobierno de España, con lo que se implementará el primer gobierno de coalición en la historia democrática de aquel país europeo, desde que entró en vigor la Constitución de 1978.

De acuerdo con El País, el gobierno de coalición le permite a Sánchez evitar tomar “a solas” decisiones que necesitan la visión de la oposición, lo que “lejos de debilitar” su administración “podría traducirse en la fuerza política que la aritmética parlamentaria les ha negado”.

"La investidura de Sánchez ofrece una tímida oportunidad para emprender el regreso a la normalidad, alejando al país del abismo político e institucional al que no puede seguir asomado por más tiempo", se lee en la editorial del diario español.


Aquí las claves de lo que ello implica.

COALICIÓN CON PODEMOS

Según el acuerdo al que llegó el Partido Socialista (PSOE) de Pedro Sánchez con la fracción izquierdista de Unidas Podemos (UP), liderada por Pablo Iglesias, este segundo se convertirá en vicepresidente. 

Además, por parte de UP dentro del nuevo Gabinete de Sánchez se encontrarán Irene Montero -quien también es pareja de Iglesias- como ministra de Igualdad, Yolanda Díaz (Trabajo), Alberto Garzón (Consumo) y Manuel Castells (Universidades). Se espera que los ministros del mismo partido del presidente se den a conocer a lo largo de la jornada. 

Según se escribe en la editorial de El País, el gobierno de coalición deberá asegurar que no quedará a la “merced de algunas de las fuerzas que se han puesto de su lado, ni tampoco de los excesos de una oposición que se dice dispuesta a borrar la frontera entre el debate en el Parlamento y la vociferación desde las calles”.

"Lo importante es que a partir de este momento el futuro depende exclusivamente de las decisiones que adopten los partidos, porque no existe ninguna maldición metafísica por la que España esté condenada a dividirse en dos bandos y a destruir cíclicamente lo construido entre todos", se lee en el diario español.

El pasado mes de noviembre, al comprometerse a buscar acuerdos con distintos grupos parlamentarios para lograr la investidura de Pedro Sánchez, Pablo Iglesias prometió lealtad al líder del PSOE para garantizar la tranquilidad del gobierno de coalición, mismo que calificó como la "vacuna ante la ultraderecha". 

Ante los ataques derivados al resultado de este martes favorable para ellos , Iglesias ha dicho a partidos de la derecha: “eviten que la Monarquía se identifique con ustedes”. 

“Si algo sabía el rey Juan Carlos I, que venía de donde venía, es que solo alejándose de la derecha la institución podría pervivir. Quizá se hayan convertido ustedes en la mayor amenaza para la Monarquía”, apuntó.

Además, dijo que los ataques a Sánchez y él se deben, no por lo que harán “sino por lo que somos”. Ello antes de mencionar distintos proyectos con los que pretenden mejorar la cohesión social y territorial de España.

CATALUÑA INDEPENDENTISTA

La investidura de este 7 de enero se logró en gran medida por las 18 abstenciones en la votación por parte de las fracciones Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y EH Bildu, partidos a favor del movimiento independentista.

“Personalmente me importa un comino la gobernabilidad de España”, expuso Montserrat Bassa, portavoz de ERC, sin embargo, dijo que el movimiento de su bancada se hizo en favor de la apertura del diálogo con el nuevo Gobierno, respecto a la situación de Cataluña. 

Cabe recordar que se trata de uno de los partidos que con su voto en contra, echaron para atrás la propuesta presupuestaria de Sánchez en febrero de 2019, lo que orilló a que se convocaran las primeras de las dos elecciones generales que se llevaron a cabo en España durante el año pasado.

Dicha posición de "doble cara", responde a que los líderes republicanos "saben que tarde o temprano el independentismo tendrá que responder ante sus electores de haber emprendido un camino que, como el de la unilateralidad y las vías de hecho, está condenado al fracaso, y que solo ofrece avanzar en círculos para disimular la inmovilidad".

Ello, parte de un "inexcusable" respeto a las instituciones, el jefe del Ejecutivo en primer lugar.

CRISIS POLÍTICA

Con la investidura de Sánchez se da fin a un periodo de 10 meses con un presidente en funciones a cargo del gobierno español. Sin embargo, la crisis política remite a diciembre del 2015, en la que se cuentan cuatro comicios generales, dos investiduras fallidas y una moción de censura.

 

 

 (diego joaquín)