MUNDO

Te vendo mi casa...habítala cuando me muera

Adultos mayores en España ofertan sus viviendas con rebajas como una forma de mantener su calidad de vida hasta morir

  • REDACCIÓN
  • 09/05/2019
  • 20:53 hrs
  • Escuchar
Te vendo mi casa...habítala cuando me muera
Te vendo mi casa...habítala cuando me muera. (Especial)

Una peculiar forma de sobrevivir para los adultos mayores, de clase media y alta, comienza a extenderse en España. Grandes pisos son puestos en venta, pero el propietario está incluido en el paquete.

Ana María, de 70 años, vende en Madrid un hermoso apartamento como nuda propiedad, es decir, que el cliente lo compra con la condición de que ella permanezca en él hasta su muerte. Esta forma de compraventa se había popularizado en los últimos años en los barrios más humildes de la ciudad, como un modo de combatir la precariedad de los pensionistas, pero cada vez más empieza a ser una opción para ricos que quieren mantener su alto nivel de vida hasta el final.

A la mujer le da una pena terrible deshacerse de la casa en la que lleva viviendo 20 años. Ahí ha pasado los mejores años de su vida. La barra americana forrada de cuero ha sido testigo de las mejores fiestas que se han celebrado en varias manzanas a la redonda.

Sacar sus cosas y ver a otros ocupando las habitaciones donde ha transcurrido su existencia le rompería por dentro —cuenta mientras pasa del recibidor al salón, del salón al comedor y de ahí a los dormitorios en suite— por lo que ha hablado con su marido que quizá esta podría ser una opción para tapar alguna deuda que arrastran y pasar una vejez cómoda. Sin sobresaltos:

—En una casa como esta cada vez que te llega un recibo te llevas un buen susto.

La rebaja en el precio depende de la edad del vendedor. Se calcula con el valor de un alquiler multiplicado por los años que puede llegar a vivir. Con alguien dentro de unos 70 años, como en el caso de Ana María, la rebaja puede ser del 40%. Con 80, de un 30%, y con 90 o más hasta de un 20%.

UNA FERIA

La Feria inmobiliaria de nuda propiedad confía en el negocio de comprar pisos de ancianos con descuento esperando a que mueran pronto. La primera edición se celebró el 25 de octubre de 2018 en el Palacio de Cibeles de Madrid y se celebrará anualmente. El precio de los 500 pisos que se ofertan en el evento rondan los 150,000 euros. Un 40% y hasta 90% más barato respecto a los costos que se piden en el mercado por el mismo tipo de inmuebles.

El artículo original en El País

JGM