MUNDO

Senadores republicanos empiezan a dejar solo a Trump: NYT

Varios republicanos han concluido que Trump no ganará la reelección, por lo que buscan salvar su reputación de cara a una renovación en la identidad del Partido

  • REDACCIÓN
  • 16/10/2020
  • 18:02 hrs
  • Escuchar
Senadores republicanos empiezan a dejar solo a Trump: NYT

Senadores republicanos estadounidenses empezaron a hacer más públicas y ácidas sus diferencias con el presidente Donald Trump a menos de tres semanas para las elecciones donde busca la reelección ante el demócrata Joe Biden.

El periódico The New York Times publicó que el cambió indica que muchos de ellos han concluido que Trump no ganará la reelección y se encamina a una derrota inevitable en noviembre, por lo que ahora buscan salvar su reputación de cara a una renovación en la identidad del Partido Republicano tras los cuatro años del magnate en la Presidencia.

El senador Ben Sasse, de Nebraska, se desató contra Trump en una llamada telefónica con electores el miércoles, criticándolo por la respuesta a la pandemia, de "coquetear" con dictadores y supremacistas blancos y alienar a los votantes de manera tan amplia que podría causar un "Baño de sangre republicano" el mes que viene. El senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, uno de los aliados más expresivos del presidente, predijo que el presidente podría perder la Casa Blanca, y el senador Ted Cruz, de Texas, advirtió recientemente sobre un "baño de sangre republicano de proporciones de Watergate". 

Mitch McConnell, republicano de Kentucky y líder de la mayoría, ha sido más franco que de costumbre sobre sus diferencias con el presidente, rechazando los llamamientos del presidente a "ir en grande" en un proyecto de ley de estímulo y divulgando que ha estado evitando la Casa Blanca durante meses debido a la negativa del presidente a tomar precauciones contra el coronavirus.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó al Congreso del país a "ir a lo grande " o a marcharse a casa durante las negociaciones sobre un segundo paquete de estímulo para paliar el deterioro económico debido a la pandemia.

"¡ESTÍMULO! ¡¡¡Vayan a lo grande o márchense a casa!!!", espetó el mandatario en un tuit.

 

Actualmente la Casa Blanca y los demócratas llevan a cabo conversaciones para acordar un nuevo paquete de estímulo, tras el aprobado en marzo de este año por valor de 2.2 billones de dólares, el mayor de la historia del país.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo en un comunicado que cuando el pleno de la cámara vuelva a reunirse el próximo 19 de octubre su prioridad será votar "una ayuda para los trabajadores estadounidenses, que incluye nueva financiación para el PPP", las siglas en inglés del Programa de Protección del Nóminas, que expiró en agosto.