MUNDO

Schirow, de la política vuelve a la prostitución a los 60

“El Estado me convierte en una prostituta forzada, por así decirlo, porque la oficina de empleo no me concede ninguna ayuda”, lanzó

  • REDACCIÓN
  • 22/01/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Schirow, de la política vuelve a la prostitución a los 60
Felicitas Schirow, activista que pelea porque la prostitución sea considerada una profesión (Especial/Archivo)

“Una hora de placer para caballeros de clase alta” por 200 euros, es la frase con la que la activista alemana de 60 años de edad, Felicitas Schirow, le dijo adiós a la política para volver a la prostitución.

“El Estado me convierte en una prostituta forzada, por así decirlo, porque la oficina de empleo no me concede ninguna ayuda”, lanzó.

La activista alemana, residente en Berlín, estuvo 15 años en la política y es conocida por su activismo en favor de que se reconozca como una profesión a la prostitución.

Schirow se encuentra pasando momentos difíciles luego de que perdiera su trabajo y casa, tras fallar en varios negocias que emprendió, lo que le trajo cuantiosas deudas.

Asimismo, se vio afectada por el rompimiento con su pareja, ahora con un hijo de 9 años de edad como responsabilidad, ha denunciado que el Estado le ha negado el apoyo de desempleo bajo distintas excusas.

Pero sí ha recibido ayudas anónimas de quienes le dan ropa o dinero en su buzón.

Así cuenta la activista su decisión de volver a la prostitución:

“Mi hijo quería cepillarse los dientes y no salió agua del grifo. Me habían cortado el suministro porque no podía pagar la factura. Tampoco tenía 140 euros para pagar un viaje de clase de mi hijo, y eso me avergonzaba”.

Sus deudas

“Debía 10 mil euros de alquiler (12 mil dólares) y 3 mil 400 euros a la compañía del gas (4 mil 150 dólares) y tuve que pedirle dinero prestado a mi madre”, agregó.

“Mi hijo todavía es demasiado pequeño para entender lo que estoy haciendo. Pero él me ve sonreír de nuevo. Espero que cuando sea mayor entienda que lo hice para salvar su hogar”, apuntó.

Por otra parte, una de sus amigas, Berliner Kurier, señaló “desde que Schirow volvió a la prostitución se siente libre otra vez, ve el futuro con esperanza”.

lrc