MUNDO

Sánchez explora escenarios para formar gobierno en España

Se reúne con el líder del Partido Popular, Pablo Casado, quien llama a evitar pactos con independentistas

  • REDACCIÓN
  • 06/05/2019
  • 20:18 hrs
  • Escuchar
Sánchez explora escenarios para formar gobierno en España
Pablo Casado, líder del Partido Popular, tras su reunión con Pedro Sánchez. (EFE)

El presidente en funciones de España, Pedro Sánchez, se reunió este lunes con el líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, en la primera de una ronda de citas con dirigentes políticos que los medios españoles leyeron como un viraje en la posición que el segundo mostró durante la campaña electoral.

De acuerdo con el diario El País, las elecciones han marcado un cambio de rumbo de tal calibre que ambos pactaron abrir un canal de comunicación permanente sobre Cataluña, algo impensable hace unas semanas.

Y aunque Casado explicó que el PP no facilitará con su abstención la investidura de Sánchez, llamó a Ciudadanos a hacerlo para evitar que el Gobierno de España dependa de un pacto con los independentistas.

De acuerdo con Casado, después de hora y media de entrevista, por respeto a las funciones del monarca, no quería extenderse en la cuestión de los pactos de investidura y recordó que corresponde al jefe del Ejecutivo en funciones dar explicaciones sobre sus planes para lograr la confianza del Congreso.

Sánchez reservó para Casado todo el protagonismo del primer día de su ronda de contactos, a la que seguirán este martes los encuentros con Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y Pablo Iglesias, de Unidas Podemos. Así dejaba muy claro que para él no hay discusión: Casado es el líder de la oposición, el puesto al que aspira Rivera.

En ese nuevo ambiente, ambos hablaron de la necesidad de llegar a acuerdos sobre las pensiones, violencia de género, el impulso a la ciencia, la transición ecológica, cuestiones de defensa o la situación del opositor venezolano Leopoldo López.

Casado explicó que el PP en ningún caso puede facilitar la investidura del socialista, porque ellos son la oposición y porque existen grandes diferencias en cuestiones económicas, como la política fiscal, pero pasó la pelota a Ciudadanos.

Recordó que Rivera ya ha pactado con el PSOE “a nivel nacional, autonómico y municipal” y casi le invitó a abstenerse para que el PSOE no necesite los votos nacionalistas. “Nosotros no podemos facilitar este Gobierno, pero podemos entender que otros partidos que respetan la Constitución y la unidad de España consideren hacerlo”, aseguró.

El PP no lo criticaría, llegó a decir. Ese movimiento permitiría a los populares marcar distancias con el partido que le pisa los talones y reforzar su imagen de líderes del centroderecha.

Las elecciones dieron la victoria al Partido Socialista (PSOE), pero sin una mayoría absoluta, por lo que tendrá que pactar, y las posibilidades son con Ciudadanos (algo a lo que se oponen sus líderes) o con la coalición izquierdista Unidas Podemos (UP) y varios pequeños partidos de izquierda o nacionalistas.

La reunión entre Sánchez y Casado en el Palacio de la Moncloa, sede del Gobierno, permitió además enterrar las hostilidades de los últimos meses, en los que el líder conservador calificó al jefe del Gobierno con adjetivos como "golpista", "okupa", "traidor" o "felón".

Sánchez se reunirá este martes con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, quien ha reiterado su ofrecimiento al PSOE para formar un Gobierno de coalición "sin arrogancia" ni "líneas rojas".

JGM