MUNDO

"Quiero hacer algo que les diga que no son bienvenidos", el ataque mortal que preparaba un supremacista

Cae supremacista blanco de 27 años que planeaba mortal ataque en sinagoga de Colorado; fue detenido por agentes del FBI

  • EFE
  • 04/11/2019
  • 16:52 hrs
  • Escuchar
Quiero hacer algo que les diga que no son bienvenidos, el ataque mortal que preparaba un supremacista
El detenido supuestamente envió numerosos videos a estos cuatro agentes en los que sugería que cometería un ataque racista (Foto: Especial)

El supremacista blanco Richard Holzer, de 27 años, fue detenido el pasado viernes cuando planeaba atentar con la colocación de una bomba en una sinagoga de Pueblo en Colorado (EU), informó este lunes la Policía Federal (FBI).

La detención de Holzer se produjo cuando el supremacista blanco se disponía a destruir una sinagoga en localidad coloradina de Pueblo junto a agentes federales encubiertos que creía que eran sus cómplices, por considerar al pueblo judío como "un cáncer", según la acusación.

Tras ser arrestado, Holzer supuestamente reconoció que planeaba atentar contra la sinagoga durante la noche, cuando nadie estuviera dentro; aunque al parecer matizó que en el caso de que el recinto no estuviera vacío pensaba continuar de todas maneras con el ataque empleando unas bombas descritas como "absolutamente preciosas".

Además, el supuesto terrorista planeaba también el uso de arsénico para contaminar el agua de la sinagoga Templo Emanuel, que es la segunda mayor y más antigua de Colorado.

"Quiero hacer algo que les diga que no son bienvenidos en la localidad", dijo supuestamente el supremacista a los agentes del FBI, según las autoridades.

Holzer gestionaba públicamente diversas cuentas racistas en la red social Facebook, a través de una de las cuales le contactó una integrante encubierta de la agencia federal, para luego presentarle a otros tres compañeros, también falsos supremacistas blancos.

El detenido supuestamente envió numerosos videos a estos cuatro agentes en los que sugería que cometería un ataque racista.

Entre ellos destaca un metraje en el que, ataviado con una máscara y un machete, pide a "los dioses" estar con él "para cumplir con lo que debo hacer".

Holzer, que se define como antiguo integrante del Ku Klux Klan transformado en un skinhead del supremacismo blanco, antes de ser detenido llegó a mantener un encuentro en la localidad de Colorado Springsn cercana a Denver, con los que creía sus compañeros.

En esa reunión les planteó usar cócteles molotov para quemar la sinagoga y, según el FBI, salió convencido de que los agentes le ayudarían a perpetrar su ataque antisemita.

AJ