MUNDO

¿Quién es Luis Lacalle, que pudo derrotar a la izquierda uruguaya?

En 1990 con Luis Alberto Lacalle Herrera padre del actual presidente electo el Partido Nacional , la historia política en la familia es evidente

  • REDACCIÓN
  • 29/11/2019
  • 14:12 hrs
  • Escuchar
¿Quién es Luis Lacalle, que pudo derrotar a la izquierda uruguaya?
Lacalle empezó a recorrer el país junto con líderes de estos otros partidos, cosechando simpatías fuera de Montevideo (Especial)

Daniel Martínez de la coalición de izquierda Frente Amplio, reconoció después de la votación del domingo pasado en Uruguay que Luis Lacalle Pou del Partido Nacional será el nuevo presidente de Uruguay.

Martínez reconoció que la tendencia del recuento de votos hace irreversible la victoria de Luis Lacalle, esto sin una declaración oficial de las autoridades electorales. Este triunfo pone fin a tres gobiernos del Frente Amplio el partido que considera a José Mujica la figura más mediática a nivel internacional

Orígenes de Luis Lacalle

Nació en una familia que es parte de la historia de Uruguay, fue educado en las instituciones con mayor prestigio del país, tiene un buen estatus económico y vive en un barrio privado. Tiene 46 años y fue electo este domingo, es lo contrario al exguerrillero Mujica que es 38 años mayor y fue noticia por ser el presidente más pobre del mundo.

El partido al que pertenece es el Partido Nacional, una de las agrupaciones políticas más antiguas del mundo, con 183 años, debido a eso es difícil encasillar ideológicamente. Por años este partido tuvo fuerte arraigo en los sectores rurales ha integrado un abanico amplio de posiciones desde la izquierda y la extrema derecha.

En 1990 con Luis Alberto Lacalle Herrera padre del actual presidente electo el Partido Nacional estuvo alineado con posiciones de apertura económica de las que hoy procura separarse. Lacalle Pou también se intenta alejar de las visiones más conservadoras en lo social, a las que históricamente estuvieron ligadas algunas de sus figuras.

La toma de poder

Sera el 1 de marzo del 2020 y será hasta 2025 que accederá al puesto que deja Tabaré Vázquez, quien en el 2005 fue el primer presidente de izquierda del país, posterior al mandato de José Mujica. Su historia incluyendo aquella derrota también ayuda a explicar su victoria ahora frente a Daniel Martínez.

Lacalle tiene un encanto por el mar, lo descubrió de niño en los veranos en las costas uruguayas y en la casa de su abuelo materno donde leía ejemplares de National Geographic. Pretendía ser biólogo marino, soñaba en convertirse Jacques Cousteau y tener su propio calypso, el famoso barco oceanógrafo francés.

Despertó su interés por el surf, pero quedó en el camino, siguió los pasos de su padre y se convirtió en abogado,  a los 11 años recibió una tabla de surf, fue la primera de muchas.

Todo lo meditaba en el mar, y también lo aplico en su vida, después de la cuestión electoral de 2014, quedo aislado de la arena política, Lacalle Pou se recompuso. Definió una estrategia que algunos consideran casi perfecta, por la certeza de lograr captar los imprescindibles votos para su partido.

La política también estuvo presente en la vida del presidente electo por el lado materno, la madre fue senadora entre 2000 y 2005, luego de haber creado dentro del Partido Nacional el sector que le permitió a su hijo ser diputado por primera vez ese mismo año 2000, cuando tenía solo 26 años.

Alianzas

En el junio ganó la elección interna de su partido, en una contienda que le mostró un balanceado equipo de técnicos, con propuestas para bajar el gasto estatal, mejorar la seguridad y educación. Después eligió como compañera de fórmula a Beatriz Argimón, exdiputada y reconocida feminista que tuvo un papel importante en la aprobación de la ley de cuotas, iniciativas de género entre ellas algunas relacionadas con la violencia contra la mujer.

Así un partido que estaba rezagado en temas de género mostraba una nueva cara en sintonía con la tendencia mundial que reclama más mujeres en la vida política. Argimón es ahora la primera mujer elegida vicepresidente de la historia de Uruguay, un país que todavía no ha tenido presidenta.

En la primera vuelta electoral el Partido Nacional quedó en segundo lugar detrás del Frente Amplio, Lacalle Pou inició lo que formalmente se llama coalición multicolor, que fue la alianza con cuatro partidos que abarcan el espectro político, desde la socialdemocracia hasta la ultraderecha, de diversa trayectoria desde uno con casi 200 años de historia y otro con 8 meses de creación.

Lacalle empezó a recorrer el país junto con líderes de estos otros partidos, cosechando simpatías fuera de Montevideo, mientras la izquierda conservó su electorado más fuerte en la capital. Esa alianza es la que le aseguró los votos necesarios para la victoria, también casi le hace perder la elección en las 48 horas finales. Son los votos vigilados los que tienen en pendiente a Uruguay por un histórico empate técnico, en las elecciones.

Elecciones cerradas

El triunfo de Lacalle debía ser por el menos 5 puntos de diferencia según encuestas, sin embargo terminó siendo de poco más de 1%, a esto varios analistas lo han señalado como el miedo, que provocó un video publicado por el líder del partido Cabildo Abierto, el general retirado Guido Manini, que exhortaba a los soldados de todas las jerarquías a no votar por la izquierda, un mensaje que despertó los fantasmas del último gobierno de facto (1973-1985).

El resultado electoral de este domingo también se explica por un Frente Amplio que llegó desgastado tras 15 años en el poder. Los avances conquistados por la izquierda en materia de derechos sociales no fueron suficientes para equilibrar las consecuencias de algunos problemas que vive el país.

Mors.