MUNDO

¿Quién dispara cohetes desde Gaza hacia Israel?

A la violencia contra Israel se sumaron dos inusuales ataques suicidas en Gaza en puestos de control policiales que mataron a tres agentes palestinos

  • EFE
  • 29/08/2019
  • 07:31 hrs
  • Escuchar
¿Quién dispara cohetes desde Gaza hacia Israel?
Los últimos ataques a Israel son actos individuales y descentralizados: analistas. (Efe)

Ninguna de las facciones palestinas de la Franja de Gaza ha reivindicado los últimos ataques contra Israel, incluidos los lanzamientos de cohetes, por lo que analistas y milicias aseguran que están siendo actos individuales y descentralizados.

A la violencia contra Israel se sumaron este martes dos inusuales ataques suicidas en Gaza en puestos de control policiales que mataron a tres agentes palestinos, que ponen de manifiesto una progresiva inestabilidad interna.

"No sé si hay relación directa entre la explosiones (contra la Policía de Hamás) y el lanzamiento de cohetes, pero es posible que quienes dispararon en los últimos días pertenezcan a ideologías fundamentalistas", expuso para Efe el analista político proHamás, Mustafa al Sawaf. "Estas acciones tienen el objetivo de crear una situación de caos e inestabilidad", valora.

 

La mayoría de los sucesos violentos, que han aumentado en el último mes, han sido según analistas en Gaza realizados por milicianos de las Brigadas de Ezedin Al Qasam, el brazo armado del Hamás, pero lo habrían hecho de forma independiente, sin ser ordenados por la milicia.

El portavoz de ese movimiento islamista, Fawzi Barhoum, aseguró a Efe que los autores son "gente joven" y que reacciona "contra la injusticia de la ocupación y del bloqueo impuesto en el enclave", que comenzó en 2007 cuando Hamás se hizo con el control.

Daoud Shehab, portavoz de la Yihad Islámica, resaltó que las operaciones llevadas a cabo son "respuestas individuales" que consideró "una expresión de ira".

El Centro Conjunto de Operaciones Militares de las Facciones Palestinas, que engloba a los seis principales grupos armados, es el encargado de ordenar los ataques hacia Israel y, según Shehab, "puede determinar cuándo, cómo y dónde" atacar, pero no ha ordenado los últimos incidentes.

"Esas operaciones individuales son difíciles de controlar por parte de las facciones y las fuerzas de seguridad. Cuando los jóvenes creen que esta manera de resistencia a la ocupación es la óptima, a la luz de la complejidad de la situación y la falta de soluciones políticas", apunta a Efe Eyad al Qarra, analista político próximo a Hamás.


El último disparo de cohetes se produjo anoche - un proyectil que cayó dentro de la franja - y el Ejército israelí respondió bombardeando un puesto de observación de Hamás, a quien hace responsable de toda agresión que emane del enclave palestino por gobernarlo de facto.

Al Qarra cree que la actual situación en Gaza es "compleja" y predice que se incrementarán los ataques, si las condiciones actuales continúan, principalmente el "incumplimiento" del acuerdo de entendimiento con Israel.

Esa negociación indirecta, mediada por Egipto y Naciones Unidas, se intensificó para poner fin a la última escalada de violencia en mayo, que costó la vida en dos días de 25 palestinos y cuatro israelíes con el lanzamiento masivo de cohetes (690 en menos de 48 horas) y bombardeos de represalia israelíes contra 350 objetivos, e incluye un alivio del bloqueo de Gaza.

El primer ministro israelí y titular de Defensa, Benjamín Netanyahu, ordenó este lunes reducir a la mitad el envío de combustible que abastece la central eléctrica del enclave costero, que ha recibido diez horas de electricidad en agosto (doce durante tres días, según OCHA), como parte de las medidas punitivas que suele tomar Israel cuando aumenta la tensión con el enclave.

La realidad "es dolorosa por el endurecimiento del asedio impuesto a su población en medio de una falta de compromiso con lo acordado entre la resistencia armada y la ocupación", considera el analista Sawaf.

Desde agosto, ha aumento el número de milicianos que intentan infiltrarse en Israel a través de la frontera y atacar al Ejército, así como el lanzamiento de cohetes y morteros, hasta en cinco ocasiones en las dos últimas semanas.

"La paciencia de la población de Gaza se ha agotado", afirma Sawaf, que anticipa uno de los peores escenarios.

Este lunes se cumplieron cinco años desde la entrada de alto el fuego que puso fin a la última guerra entre Israel y las milicias palestinas: la Operación Margen Protector que duró 51 días, causó la muerte de 2.251 palestinos (incluidos 1.462 civiles de los cuales 551 eran menores) y de 73 israelíes (seis de ellos civiles).

Fuentes palestinas, que pidieron mantener el anonimato, dijeron a Efe que el Consejo Militar al Qasam había revelado extraoficialmente que las últimas operaciones se habían realizado "sin instrucciones del liderazgo militar o político del movimiento".

"Pero usaron armas oficiales propiedad del brazo armado del movimiento, lo que duplicó la probabilidad de éxito de matar o secuestrar a un soldado israelí, que desencadenaría una nueva guerra", desveló sobre la investigación.


 

djh