MUNDO

Qué nos importa lo que digan las oligarquías: Maduro

El mandatario consideró que la Constituyente renovará la esperanza popular, pues será un 'instrumento para los cambios en revolución que necesita el país'

  • NOTIMEX
  • 04/05/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Qué nos importa lo que digan las oligarquías: Maduro
'Qué nos importa lo que digan desde Washington y Bogotá, nuestro pueblo está decidido a ser libre' (tomada de la web)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy a sus partidarios que no debe importar lo que digan Washington y las oligarquías latinoamericanas sobre su propuesta de una Asamblea Constituyente para reformar el orden jurídico nacional, la cual, aseguró, seguirá adelante.

Maduro afirmó que en Venezuela está en marcha un nuevo desencadenante histórico que necesita una Asamblea Constituyente soberana, popular y ciudadana con “profundo contenido social”.

“Qué nos importa lo que digan desde Washington y Bogotá, nuestro pueblo está decidido a ser libre", sostuvo.

"Qué nos importa lo que digan las oligarquías latinoamericanas y la basura de (el secretario general de la OEA, Luis) Almagro, con su voz de traidor desde la OEA”, aseveró en una intervención durante una reunión del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) donde debatió sobre la Constituyente.

“Lo que nos debe importar es lo que dice el pueblo”, agregó Maduro, quien llamó a los dirigentes del PSUV a lograr con este intento una nueva mayoría en el país “profundamente chavista”, que tenga capacidad de articulación social.

“El PSUV es una poderosa maquinaria electoral. Llegó la hora de activarse las 24 horas del día porque vamos a elecciones populares, universales, directas y secretas para elegir el liderazgo de la Constituyente”, indicó.

Al activar la Constituyente, el CNE debe revisar y aprobar las bases electorales para la elección de unos 500 miembros de la Asamblea, la mitad de los cuales serían votados a través de las organizaciones avaladas por el gobierno, como los llamado consejos comunales.

El mandatario consideró que la Constituyente renovará la esperanza popular, pues será un “instrumento para los cambios en revolución que necesita el país” para las próximas dos décadas de “revolución pacífica, popular, protagónica, rumbo al socialismo”.

Maduro precisó que planteó nueve puntos esenciales para discutir en la Asamblea Constituyente, cuyas decisiones serían incorporadas al ordenamiento jurídico del país.

Señaló que el principal se refiere a la paz como objetivo nacional, una paz con justicia, que se recomponga a través del diálogo, pero un diálogo del pueblo y no con la oposición, que se ha negado a aceptar sus llamados a iniciar nuevas conversaciones.

Indicó que el segundo tema se refiere al establecimiento de un nuevo modelo económico postpetrolero que dibuje un nuevo sistema que se distancie del rentismo petrolero, en una economía mixta.

Manifestó que “el tercer tema es constitucionalizar las misiones sociales para dejárselas a las generaciones por venir y construir el Estado de suprema felicidad social".

Apuntó que "otro tema principal es mejorar la justicia y la seguridad para erradicar la impunidad del delito y elevar la capacidad de penalizar los secuestros, los homicidios, avanzar en un sistema de justicia más severo y justo”.