LULA EN LA MIRA

¿Qué fue lo que llevó a Lula da Silva a la cárcel?

Uno de los principales motivos que llevaron a Lula da Silva a la cárcel es la corrupción, pero ¿cómo terminó ahí?

REDACCIÓN 12/07/2017 03:44 p.m.

¿Qué fue lo que llevó a Lula da Silva a la cárcel?

LEE TAMBIÉN

Por corrupción, dan 9 años de prisión a Lula Da Silva

El exmandatario brasileño fue condenado este miércoles por un tribunal de primera instancia a 9 años de prisión


Hoy se dio a conocer que el expresidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva fue condenado a 9 años de prisión por corrupción en un tribunal de primera instancia en Brasil.

Sin embargo, esto comenzó con el crecimiento acelerado del país sudamericano desde el primer mandato de Lula gracias a programas sociales del gobierno de izquierda que permitieron sacar de la pobreza a más de 40 millones de personas además de emplear a muchos millones más en lo que se trató como cifra record.

Incluso en 2007, el descubrimiento de un enorme yacimiento de petróleo en aguas ultraprofundas de Brasil marcó una pauta.

Sin embargo para 2013 comenzaron a sentirse los estragos de las implementaciones de Lula, pues entro otros factores, el agotamiento del mercado interno, la retracción del mercado externo para las materias primas brasileñas y una crisis política profunda: todo eso llevó a una explosión popular, según afirmó un experto a agencias¬† noticiosas.

El deterioro de la economía brasileña aunado a situaciones como la crisis política y el mundial y los juegos olímpicos que venían en 2014 y 2016, ocasionaron una explosión de protestas y denuncias en contra de los gobiernos de Lula, en sus dos administraciones, Rousseff y actualmente el presidente en turno, Michel Temer.

Aunque Lula dejó la situación en medianas condiciones, fue la sucesora y reelecta en 2014, Dilma Rousseff la que terminó por poner punto final al proyecto de partido político, Partido del Trabajo, pues la capitalización de aprobación social al partido no continuó para perpetuar el legado de quien había hecho ver a Brasil en el mundo.

En marzo de 2014, cuando la Policía Federal descubrió que, además de las bombas de combustible, el minimercado y la cafetería, en la estación había una casa de cambio que se usaba para lavar dinero.

Poco después se descubrió la relación de la trama con Petrobras.

Y más tarde, a cambio de beneficios penales, algunos de los que ya estaban siendo acusados empezaron a delatar a otros implicados.

El escándalo fue salpicando a autoridades y empresarios hasta provocar uno de los mayores terremotos políticos del país.

Los fiscales denunciaron que las principales empresas constructoras de Brasil, incluidas gigantes como Odebrecht o Camargo Corrêa, habían formado un cartel para repartirse contratos multimillonarios de Petrobras.

A cambio pagaban sobornos a directores de la petrolera y a medio centenar de políticos de diferentes agrupaciones, incluido el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y aliados.

El dinero desviado oscilaba entre 1% y 3% del valor de los contratos con Petrobras, iba a compañías de fachada que los disfrazaban como pagos por consultorías.

Así, una operación contra el lavado de dinero que se llamó "Lava jato" -que en portugués significa "autolavado" aunque en la gasolinera de Brasilia nadie lavaba autos-, acaba de resultar en la condena de quien fuera uno de los políticos más populares del mundo.

En concreto, el expresidente fue hallado culpable de aceptar sobornos por 1.1 millones de dólares de la constructora OAS, una de las empresas implicadas en el escándalo de Petrobras, a cambio de "favores".

El pago se materializó en la reforma y amueblado de un apartamento de tres pisos de lujo en la localidad costera de Guarujá, en el estado de Sao Paulo.

Si bien el inmueble figura como propiedad de OAS y Lula niega ser el dueño, Moro llegó a la conclusión de que el apartamento era del expresidente.

Como Lula era el encargado de nombrar a los directores de Petrobras, tenía "un papel relevante en la trama criminal", sentenció Moro.

mals


NOTAS SOBRE EL TEMA

Por corrupción, dan 9 años de prisión a Lula Da Silva

El exmandatario brasileño fue condenado este miércoles por un tribunal de primera instancia a 9 años de prisión




LEE TAMBIÉN

Acuerdo comercial entre Brasil y México listo en 2018

Brasil dijo que junto con México son las dos economías más grandes de América Latina, pero tienen un intercambio comercial muy por debajo de su potencial





Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información