MUNDO

Q-Shaman asaltó el Capitolio, ahora pide comida orgánica en prisión

La madre de Q-Shaman asegura que desde la detención de su hijo este no ha comido debido a que consume alimentos orgánicos

  • REDACCIÓN
  • 12/01/2021
  • 13:51 hrs
  • Escuchar
Q-Shaman asaltó el Capitolio, ahora pide comida orgánica en prisión
Angeli sigue una dieta extremadamente restrictiva, quizás por razones religiosas. Foto Twitter

WASHINGTON.- Jacob Anthony Chansley o Q-Shaman, el hombre con el torso desnudo, la cara pintada y con un sombrero de cuernos que irrumpió el miércoles pasado en el Capitolio se niega a comer en el centro de detención donde se encuentra arrestado ya que solo ingiere comida orgánica, y los guardias de seguridad no le proveen este tipo de alimento, denunció su madre. 

Puedes leer: Q-Shaman, hombre vestido con pieles y cuernos que asaltó el Capitolio

Jake Angeli, de 33 años, se entregó a los agentes del FBI en Arizona el sábado en relación con su papel en el asalto al Capitolio de la semana pasada.

De acuerdo con The New York Post, Angeli, quien enfrenta cargos de conducta desordenada, entrada violenta y estar ilegalmente en espacios restringidos dentro de los terrenos del Capitolio, no ha comido desde entonces, dijo su abogado en una audiencia virtual en un tribunal federal el lunes, según The Arizona Republic.

La madre del partidario de Q-Anon, Martha Chansley, explicó más tarde fuera del tribunal que su hijo insiste en comer solo alimentos orgánicos.

"Se pone muy enfermo si no come alimentos orgánicos", dijo, según el periódico. "Necesita comer".

Durante una comparecencia virtual ante el tribunal, la jueza magistrada Deborah Fine le dijo al defensor público del quisquilloso que resolviera el problema con los alguaciles estadounidenses.

Un juez ordenó que Angeli permanecerá detenido en Phoenix mientras esperaba los cargos en Washington hasta el 15 de enero, informó el periódico.

Si es declarado culpable, podría ser encerrado durante "años y años", dijo el alguacil de los Estados Unidos en Phoenix, David González, al Arizona Republic.

El sospechoso y su característico disfraz de vikingo han sido durante mucho tiempo parte de las protestas y marchas de derecha en el área de Phoenix, informa el periódico.

Mientras la violencia mortal se desarrollaba a su alrededor durante el motín, Angeli fue fotografiado posando para fotos en el estrado de la cámara del Senado de los Estados Unidos, flexionando sus bíceps en un brazo mientras blandía su lanza adornada con la bandera estadounidense en el otro.

Al día siguiente del asalto en el Capitolio, Angeli en una entrevista comentó haber cometido algún delito. 

Angeli supuestamente le dijo al FBI que se vio obligado a viajar 2 mil 300 millas a Washington para responder a la llamada del presidente Trump, quien falsamente les dijo a sus seguidores que los resultados de las elecciones presidenciales eran fraudulentos.

El lunes, la Guardia Nacional anunció que aumentaría el número de tropas en la capital de la nación a al menos 10 mil antes de la toma de posesión del presidente electo Biden.