MUNDO

Protestas en Chile, la profecía académica que se cumple

El modelo de economía de mercado está en el centro del debate de la crisis chilena, tras el estallido de la mayor oleada de protestas en el país desde el regreso de la democracia

  • REDACCIÓN
  • 08/11/2019
  • 13:55 hrs
  • Escuchar
Protestas en Chile, la profecía académica que se cumple
Luders se convirtió en el ministro de Economía en el gobierno militar de Pinochet. (EFE)

Rolf Luders, chileno que obtuvo un doctorado en economía en la prestigiosa universidad de esa ciudad estadounidense, fue uno de los protagonistas centrales de un inusual experimento que se dio en Chile en 1973, cuando un gobernante militar sin ninguna experiencia o conocimiento económico puso en manos de un grupo de tecnócratas recién graduados, los bautizados como Chicago Boys, las finanzas del país.

Luders se convirtió en el ministro de Economía en el gobierno militar de Pinochet  y a su cargo tuvo que enfrentar la profunda crisis económica que vivió Chile a comienzos de la década de 1980.

A pesar de los años, los efectos todavía se sienten hoy, pues el modelo de economía de mercado impulsado por ellos está ahora en el centro del debate de la crisis chilena, tras el estallido de la mayor oleada de protestas en el país desde el regreso de la democracia.

BBC Mundo habló con Luders, quien acepta muchos errores de su escuela en el manejo de la economía chilena pero asegura que, en última instancia, en Chile pasó lo que sus profesores de Chicago esperaban.


El actual movimiento social tiene un complejo origen socio-económico y político y se ha traducido en hechos muy violentos y simultáneamente en marchas pacíficas multitudinarias. Entre los violentistas, que son pocos, hay quienes desean imponer un esquema económico y político totalitario

Luders aseguró que a pesar de los progresos que ha tenido el país como por ejemplo bajar las tasas de pobreza a algunos de los niveles más bajos del continente y alcanzar un PIB per cápita similar al de varios países europeos "los ingresos de la gran mayoría de los chilenos aún son bajos en términos absolutos y las diferencia de ingreso son muy significativas".

Ahora, a casi cinco décadas después, con las críticas y alabanzas que ha recibido el modelo económico chileno, esta es la perspectiva del denominado "Chicago Boy".

"En Chicago se distinguía entre economía positiva (lo que es) y economía normativa (lo que se desea) y en las aulas se practicaba estrictamente la primera".

"Así, lo aprendido en Chicago y lo investigado de vuelta en Chile, nos permitió entender las fortalezas y debilidades de la economía chilena de los años 1960 y posteriores y posiblemente a los que participaron en el proceso de implementación de la economía social de mercado hacerlo de mejor forma", agregó.

En este sentido seguramente sí se cumplió lo que los profesores nuestros esperaban