MUNDO

¿Por qué nació un ternero con rostro humano en Argentina?

Un especialista explica lo que hay detrás de esta malformación; conoce los detalles

  • REDACCIÓN
  • 09/09/2019
  • 11:35 hrs
  • Escuchar
¿Por qué nació un ternero con rostro humano en Argentina?
Este mamífero murió al poco tiempo después de nacer y sorprendió a quien cuidaba el campo, quien lo fotografió y grabó un video que se viralizó en redes sociales (Especialista)

En la ciudad de Villa Ana, Santa Fe, Argentina, nació un ternero con malformaciones en el rostro y facciones similares a un rostro humano; lo que llamó la atención de la población y ahora de los usuarios de redes sociales.

Este mamífero murió al poco tiempo después de nacer y sorprendió a quien cuidaba el campo, quien lo fotografió y grabó un video que se viralizó en redes sociales.

Nicolás Magnago, genetista, afirmó en entrevista con el portal Reconquista Hoy que el fenómeno presentado en el ternero podría relacionarse con “una mutación genética, es decir, un cambio en la secuencia de un nucleótido o en la organización del ADN de un ser vivo, que produce una variación en las características de este y que no necesariamente se transmite a la descendencia”.

(La mutación) se presenta de manera espontánea y súbita por la acción de mutágenos, agentes físicos, químicos o biológicos que alteran o cambian la información genética”.


El especialista descartó que la mutación fuera un posible resultado de un caso de zoofilia: “Es imposible que ese tipo de relaciones engendre vida entre un humano y un animal”.

La vaca tiene otro número de cromosomas que el ser humano, por lo cual ese cruzamiento generaría una célula inviable”.


También apartó la idea de que se tratara de una cruza entre dos animales distintos, y recalcó que si bien “la idea de que si dos animales se juntan puede salir una cría con la mitad de cada uno es más bien una idea de ciencia ficción que otra cosa, hay cruces posibles y el más conocido es aquel que se dio entre una yegua y un burro”. En esta situación, agregó, “se trata de un desequilibrio cromosómico”.

cmo