MUNDO

Policía que escoltó a Emma Coronel en NY, arrestado por narcotráfico

El oficial arrestado escoltó a la esposa del “Chapo” Guzmán los días en los en que el capo esperaba su sentencia en Brooklyn

  • REDACCIÓN
  • 19/09/2019
  • 13:29 hrs
  • Escuchar
Policía que escoltó a Emma Coronel en NY, arrestado por narcotráfico
Emma Coronel, esposa de Joaquín Guzmán Loera y su escolta, ahora detenido por narcotráfico (Foto: Twitter)

Un policía de Nueva York que proporcionó seguridad a la esposa de Joaquín "El Chapo" Guzmán, Emma Coronel Aispuro, fue arrestado por vender cocaína y proteger a traficantes en el barrio de Queens, informaron las autoridades.

Ishmael Bailey, de 36 años, escoltó a Emma Coronel Aispuro los días en los que el capo mundialmente conocido estaba esperando su sentencia en la corte federal de Brooklyn.

En algunas de las imágenes que recorrieron las agencias de noticias de todo el mundo se puede ver al oficial vestido con traje negro y lentes de sol junto a la exreina de belleza y esposa del exlíder del cártel de Sinaloa.

Bailey, por su parte, fue detenido el miércoles por una acusación de conspiración y venta de cocaína mientras fungía como agente de la ley. La policía de Nueva York lo señaló como el encargado de la logística de dos envíos considerables de cocaína que se hicieron en varios lugares de Queens.

Ishmael fue arrestado por agentes de la Oficina de Asuntos Internos del Departamento de Policía de Nueva York, y por personal del Fiscal del distrito de Queens. También fue acusado de posesión de una sustancia ilegal, recepción de sobornos y mala conducta policial.

La noche del miércoles, mientras le leían los cargos al acusado en el Tribunal de Queens, el fiscal Karlton Jarrett mencionó que Bailey fue uno de los hombres que custodiaron a Emma Coronel en la corte federal de Brooklyn, en julio pasado.

El exagente de seguridad no pudo evitar llorar cuando un juez le dictó su sentencia y ordenó una fianza de USD 50,000.

Los fiscales detallaron que el 27 de agosto, el policía con 12 años de experiencia se reunió con otro hombre para negociar un supuesto traspaso de cocaína por las calles del popular barrio neoyorquino. Sin embargo, Bailey nunca imaginó que aquel hombre en realidad era un agente encubierto que se hizo pasar por traficante de drogas.