MUNDO

"No es una ola de covid, es un tsunami": la odisea de una mexicana en India

Entrevistada por la BBC, Nayelly Rodríguez Córtes aseguró que no hay mucha esperanza en la India y la pandemia parece interminable

  • REDACCIÓN
  • 03/05/2021
  • 13:10 hrs
  • Escuchar
"No es una ola de covid, es un tsunami": la odisea de una mexicana en India
"No es una ola de covid, es un tsunami": la odisea de una mexicana en India (Foto EFE)

"Hay muchísimos contagiados, los casos aumentan exponencialmente. Cada día nos enteramos de más y más personas. Esto no parece una ola, parece un tsunami", lamentó Nayelly Rodríguez Cortés, una mexicana que vive en la India, país que está pasando su peor momento de la pandemia de covid-19. 

Rodríguez Cortés tiene 29 años, es originaria de Guadalajara, Jalisco, y vive desde hace seis años en la India junto a su esposo Feroz Khan y sus tres hijos de ocho, seis y tres años. 

Entrevistada por la BBC, Nayelly Rodríguez Cortés aseguró que no hay mucha esperanza en la India y la pandemia parece interminable. Los hospitales están a reventar y la gente está muriendo en las calles.

"En la India no hay mucha esperanza. El covid-19 parece imparable. La gente tiene miedo. Temen que sus seres queridos mueran porque no haya lo más básico para que los traten, como el oxígeno", dijo la mexicana.

La pandemia es tal que el virus llegó a la casa de Nayelly, pese a que ella y su familia no salen de casa más que para comprar comida. 

"No sé cómo me contagie, teníamos ya varios días encerrados, salía solo por comida para mis hijos, siempre con tapabocas y guardando distancia", dijo Rodríguez Córtes a la BBC.

La tapatía comenzó a presentar síntomas de covid-19 -entre ellos tos, dolor de cuerpo y fiebre-, su prueba dio positivo. Luego contagió a su esposo e hijos.

Aunque no tienen miedo del contagio, Nayelly y su familia viven con incertidumbre porque si los síntomas empeoran será difícil encontrar lugar en un hospital o conseguir un tanque de oxígeno. 

"Esa es la gran incertidumbre que tenemos en nuestra casa y todos los enfermos en India. ¿Qué hacemos si empeoran nuestros síntomas? ¿Vamos a poder conseguir lo más básico, como oxígeno o una cama en el hospital?", dijo Rodríguez Cortés a la BBC.

Y agregó: "Es muy difícil conseguir un tanque. Y algunos están lucrando: los están vendiendo hasta en mil dólares, una cifra que es inaccesible para la mayoría, sobre todo después de que las personas se han quedado sin empleo y sin forma de tener dinero".

Nayelly contó a la BBC el caso de un niño de ocho años que murió en un parque a causa del virus. 

"Un caso que me impactó mucho, es que en los edificios donde vivo, hace dos semanas, un niño de apenas ocho años se desmayó en el parque y murió antes de llegar al hospital. Ahí les dijeron a sus padres que fue por el virus", contó la mujer de 29 años.

Rodríguez Cortés contó a la BBC que esta ola de covid-19 es consecuencia de la relajación de las medidas, incluso mucha gente comenzó a asistir a festivales religiosos masivos.

Los hospitales no son los únicos a reventar, también los crematorios y los panteones. Por ejemplo, el diario The Hindu causó conmoción con una noticia de que el cuerpo de un hombre esperando turno fue parcialmente comido por un perro callejero.

Incluso, un crematorio que había sido creado para incinerar mascotas, pero que todavía no había entrado en operación, se está usando para personas.

"Los musulmanes cuando morimos no podemos ser cremados, sino enterrados. Pero los panteones también están ya llenos", dijo a la BBC Nayelly.

Actualmente, la India se encuentra en confinamiento y los únicos negocios abiertos son los de comida y medicamentos. 

"Desde la ventana veo la carretera y las calles. Están desiertas. No hay gente. Pasan muy pocos automóviles", relató Rodríguez Cortés.

Por su parte, su familia en México está preocupada por ella y por la situación en India: "Tienen miedo de que nos lleguemos a poner graves. Quisieran venir a ayudarnos, pero no se puede, estamos a más de un día en avión de distancia y ahorita es casi imposible viajar".

En India se tenía esperanza en las vacunas, por ser el primer productor a nivel mundial. Sin embargo, varios estados -algunos de los más afectados por la covid- han reportado falta de vacunas.

Hasta ahora solo se han aplicado 150 millones de dosis en una población de 1.300 millones. Por ahora, India ha detenido las exportaciones de AstraZeneca para vacunar a sus ciudadanos.

"Por ahora nuestra esperanza es que llegue ayuda de otros países. La gente está muriendo no sólo del virus, sino por falta de lo esencial para tratarlo. No sabemos cómo puede parar esto", concluyó Nayelly relató Rodríguez Cortés.

Actualmente la India suma casi 20 millones de contagios de covid-19 y más de 218 mil muertes por el virus, siento el segundo con más casos y el tercero con más decesos en el mundo.


rgg