MUNDO

Nikos Metaxas, el asesino serial de madres e hijas que las tira en maletas

Al exmilitar y fotógrafo se le atribuyen al menos ocho homicidios, cinco mujeres y tres niñas

  • REDACCIÓN
  • 05/06/2019
  • 15:55 hrs
  • Escuchar
Nikos Metaxas, el asesino serial de madres e hijas que las tira en maletas
El asesino serial de madres e hijas. (Especial)

Se llama Nikos Metaxas, ex militar y fotógrafo. Le atribuyen al menos ocho homicidios, cinco mujeres y tres niñas, pero lo identifican como el asesino serial de madres e hijas.

Este lunes, el cadáver de una mujer de unos 30 años fue encontrado dentro de una maleta sumergida en las profundidades de un lago en la región de Mitsero, Chipre. El hallazgo lo realizaron buzos de la policía del país mediterráneo tras un mes de intensa búsqueda, y permitió confirmar que se trata de la sexta víctima del exmilitar Nikos Metaxas.

De acuerdo con información de medios locales, el cuerpo fue hallado en avanzado estado de descomposición y maniatado dentro de una maleta, tal como lo dijo el propio Metaxas  lo confesó a las autoridades el pasado 18 de abril.

El inculpado –de 35 años– reconoció haber asesinado a cinco mujeres y tres niñas entre los años 2016 y 2018. Tres de esos cuerpos, dijo, los arrojó en el mismo lago de Mitsero donde se halló a la más reciente víctima, de nacionalidad filipina. La identificación coincide con la descripción que había dado el criminal.

Los otros cinco cuerpos recuperados por la policía local —dos en el mencionado lago, dos en el pozo de una mina abandonada y otro en un pozo de un campo de tiro— ya fueron identificados. Desde ahora, las autoridades centrarán sus pesquisas en otro estanque, donde el feminicida confesó haber arrojado el cadáver de una niña de seis años, hija de la primera víctima que se encontró.

El ministro de Justicia y Orden Público de Chipre, Nicolaou Ionas, renunció en el mes de mayo a su cargo, en medio de la indignación social que ha suscitado la gestión policial del caso. En particular, se reprocha a las autoridades serios errores en la investigación de las denuncias sobre personas desaparecidas, lo que permitió que Metaxas siguiera libre por tres años después de perpetrar el primer asesinato.

El pasado 7 de mayo, el cadáver de al parecer una niña de ocho años fue encontrado en estado putrefacto en el interior de una maleta, en el Lago Rojo, cerca de la aldea Mitsero en Nicosia, Chipre.

El cadáver que al principio resultó difícil de determinar si pertenecía a una mujer o a una joven, fue analizado en la morgue y resultó ser el cuerpo de una niña rumana de 8 años, Elena Nataia.

Lo impactante del caso es que el cuerpo de la madre de la niña también fue encontrado sin vida en ese mismo lago el pasado 28 de abril.

Las dos se encontraban desaparecidas desde septiembre del 2016 y según testimonios de Metaxas fueron sus primeras víctimas.

La policía y forenses ya analizan el perímetro y esperan a otra posible víctima en esas aguas. Se trata de Maricar, de 30 años, originaria de Filipinas y desaparecida en diciembre del 2017.

La investigación se inició después de que el 14 de abril fuera encontrado el cuerpo de la filipina Mary Rose, de 39 años, que desapareció en el 2018 junto con su hija, Sierra, de 6 años.

El cadáver de la mujer fue hallado en una mina abandonada situada a unos 30 kilómetros al oeste de la capital, Nicosia, pero la búsqueda del cuerpo de su hija aún continúa.

El presunto responsable dijo que había arrojado al lago otras tres maletas con cuerpos de personas que asesinó.

Por último, la policía encontró que el hombre conoció a algunas de sus víctimas en la red social llamada Badoo.

JGM