MUNDO

"Ni el transporte ni las tiendas están al 100", así es la incertidumbre social y económica en Bolivia

En los últimos 14 días se calcula una pérdida económica de 167 millones de dólares por la parálisis cívica. El país está ahora sin dirigente y los que constitucionalmente sustituirían a Evo Morales en una situación así también renunciaron

  • SANDRA ROMANDÍA
  • 10/11/2019
  • 18:27 hrs
  • Escuchar
Ni el transporte ni las tiendas están al 100, así es la incertidumbre social y económica en Bolivia
Crisis en Bolivia (EFE)

"Todos estamos en la incertidumbre de lo que pueda pasar, no sólo políticamente, de quién será el presidente o en cuánto tiempo serán las nuevas elecciones, sino incertidumbre social y económica muy muy grande", explica César Sánchez, periodista del portal Oxígeno, de Bolivia, horas después de la renuncia del presidente Evo Morales.

Desde La Paz y entrevistado por La Silla Rota, cuenta que el ambiente en las calles no es fácil.

"No está el transporte público al 100%, no están abiertas las tiendas, hay un paro cívico aquí desde hace dos semanas; en Potosí desde hace un mes, y en Cochabamba desde hace 3 semanas. Hay una alegría en una parte de la sociedad por la renuncia, pero hay gente, gran parte, que también apoya al gobierno... la violencia puede seguir si no se toman decisiones rápidas".

César, como la mayoría de periodistas de Bolivia, no ha parado de trabajar en las últimas horas. En su portal http://www.oxigeno.bo las seis noticias principales hablan de la dimisión una a una de funcionarios públicos que estaban frente a tribunales, cámaras de legisladores, y la del propio presidente y vicepresidente.

En los últimos 14 días se calcula una pérdida económica de 167 millones de dólares por la parálisis cívica. El país está ahora sin dirigente y los que constitucionalmente sustituirían al presidente en una situación así también renunciaron.

Para César Sánchez esto se venía gestando desde 2016, en el referéndum en el que se preguntaba a la población si quería cambiar la constitución y ganó el "no". "Pero luego se realizaron cambios legales para permitir al presidente volverse a postular, y desde entonces venía la molestia".

Ya había marchas esporádicas. Pero en las pasadas elecciones del 20 de octubre, la sospecha de fraude exacerbó a la población de nuevo hasta que el día 30 la Organización de los Estados Americanos, OEA, firmó un acuerdo con el gobierno de Bolivia para analizar las elecciones.

Esta mañana de domingo en un informe preliminar la organización anunció anomalías en 3 mil 500 votos,  número suficiente para no permitir una segunda vuelta y declarar presidente a Evo.

Desde ese momento las marchas se intensificaron pidiendo la renuncia de Morales, así como actos de violencia en viviendas de ministros y legisladores. Así se vino la escalada de renuncias hasta llegar a la de Evo Morales.

"Han sido aprehendidos 36 miembros de tribunales electorales en el país... lo que la gente espera para dispersarse es que la renuncias sean aceptadas formalmente en la asamblea",  que por cierto está sin cabezas.

fmma