MUNDO

México rechaza invocación del TIAR y uso de la fuerza en Venezuela

Doce países de la OEA lo apoyan al considerar que la "crisis" representa "una clara amenaza a la paz y la seguridad" en la región

  • REDACCIÓN
  • 11/09/2019
  • 22:00 hrs
  • Escuchar
México rechaza invocación del TIAR y uso de la fuerza en Venezuela
Maniobras militares de Venezuela en la frontera con Colombia. (EFE)

El gobierno de México expresó su profunda preocupación y rechazo categórico a la invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) aprobada en la sesión de este miércoles en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), y reiteró que condenará cualquier decisión que se tome mediante el uso de la fuerza.

"La vocación pacifista de México se opone rotundamente a la posibilidad del uso de la fuerza militar contemplado en el TIAR y por ello el 6 de septiembre del 2002 nuestro país denunció dicho tratado. En la sesión de hoy, la representante de México ante dicha Organización, Embajadora Luz Elena Baños Rivas, expresó que nuestro país se opone a la invocación de dicho tratado ya que sienta un peligroso precedente para la democracia, el derecho internacional, la búsqueda de la paz, la solución pacífica de controversias y la no intervención en los asuntos de otros Estados".

Además México establece que invocar un tratado que intrínsecamente supone la posibilidad del uso de la fuerza, cuando no existe un ataque armado,  es contrario a las reglas de derecho internacional que se refieren al uso de la fuerza. Resultaría aún más grave que un eventual uso de la fuerza se pretendiera enmarcar bajo el concepto de legítima defensa, que de ninguna manera puede invocarse como acción preventiva.

"México reitera su absoluto respeto a las normas de derecho internacional y su firme convicción para encontrar una solución pacífica, democrática y dialogada a la situación por la que atraviesa la República Bolivariana de Venezuela".

Doce países del continente americano dieron este miércoles un primer paso en la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) al considerar que la "crisis" en Venezuela representa "una clara amenaza a la paz y la seguridad" en la región.

Las doce naciones que apoyaron el TIAR (una especie de OTAN americana que abre la puerta a la intervención militar) son: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, EE.UU., Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Venezuela, esta última representada por los delegados del líder opositor venezolano Juan Guaidó.

Se trata de un nuevo movimiento de Guaidó, reconocido como presidente interino por más de medio centenar de naciones, en su ajedrez de presión contra el jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro.

La decisión se tomó en la Organización de Estados Americanos (OEA), que ejerce como testigo del TIAR, también conocido como "Tratado de Río" y firmado en 1947.

JGM