MUNDO

"Mata a todo lo que veas, ya sean niños o adultos"

Dos soldados confesaron a The New York Times sus crímenes durante la matanza rohingya, en Birmania

  • REDACCIÓN
  • 08/09/2020
  • 13:06 hrs
  • Escuchar
Mata a todo lo que veas, ya sean niños o adultos
El testimonio en video de los dos soldados confiesan abiertamente haber participado en lo que los funcionarios de las Naciones Unidas dicen que fue una campaña genocida contra los musulmanes rohingya del país. (Especial)

BIRMANIA.- Dos soldados confesaron sus crímenes durante la matanza rohingya: ejecuciones, entierros masivos, destrucción de pueblos y violaciones, según The New York Times 

La orden de agosto de 2017 de su comandante en jefe fue clara, Pvt. Myo Win Tun dijo en testimonio en video. "Dispara todo lo que ves y todo lo que oyes". Dijo que obedeció, participó en la masacre de 30 musulmanes rohingya y los enterró en una fosa común cerca de una torre celular y una base militar.

Casi al mismo tiempo, en un municipio vecino, Pvt. Zaw Naing Tun dijo que él y sus compañeros de otro batallón siguieron una directiva casi idéntica de su superior: "Mata a todos los que veas, ya sean niños o adultos".

"Aniquilamos unas 20 aldeas", dijo el soldado Zaw Naing Tun, y agregó que él también arrojó cuerpos en una fosa común.

El testimonio en video de los dos soldados, grabado por una milicia rebelde, es la primera vez que miembros del Tatmadaw, como se conoce al ejército de Myanmar, confiesan abiertamente haber participado en lo que los funcionarios de las Naciones Unidas dicen que fue una campaña genocida contra los musulmanes rohingya del país minoría.

El lunes, los dos hombres, que huyeron de Myanmar el mes pasado, fueron trasladados a La Haya, donde la Corte Penal Internacional abrió un caso para examinar si los líderes del Tatmadaw cometieron crímenes a gran escala contra los rohingya.

Las atrocidades descritas por los dos hombres se hacen eco de la evidencia de graves abusos contra los derechos humanos reunidos entre los más de un millón de refugiados rohingya que ahora se refugian en el vecino Bangladesh.

"Este es un momento monumental para los rohingya y el pueblo de Myanmar en su continua lucha por la justicia", dijo Matthew Smith, director ejecutivo de Fortify Rights, un organismo de control de los derechos humanos.

Estos hombres podrían ser los primeros perpetradores de Myanmar juzgados en el I.C.C., y los primeros testigos internos bajo la custodia del tribunal

Sin embargo, el New York Times no puede confirmar de forma independiente que los dos soldados cometieron los crímenes que confesaron, pero los detalles de sus narrativas se ajustan a las descripciones proporcionadas por docenas de testigos y observadores, incluidos refugiados rohingya, residentes de Rakhine, soldados del Tatmadaw y políticos locales.