MUNDO

Marise llegó a disfrutar del carnaval a Brasil y se quedó a enfrentar la covid

Marise Gomes es brasileña, desde hace años radica en EU, y en su viaje a su tierra se topó con la pandemia y junto a otros médicos se quedó a combatir al virus

  • REDACCIÓN
  • 01/04/2021
  • 13:27 hrs
  • Escuchar
Marise llegó a disfrutar del carnaval a Brasil y se quedó a enfrentar la covid
La doctora Gomes espera regresar pronto a Nueva York donde radica desde hace años. Foto Twitter

SAO PAULO.- La pandemia por covid-19 tomo por sorpresa a la doctora Marise Gomes que en febrero del año pasado decidió viajar a su tierra Brasil para disfrutar de la temporada de carnavales en compañía de su familia, justo en el momento en que varios países ya atravesaban por una crisis ante la expansión del coronavirus.

Puedes leer: Cuarta de ola de covid sorprende al mundo ante retrasos en vacunación: OMS

Marise de 53 años radicada desde hace años en Nueva York no imaginó que su viaje se prologaría por un año en donde ha luchado por salvar vidas.

En abril de 2020, Gomes contactó a colegas de facultad donde estudio y empezó labores en el hospital de Santo André un municipio a 20 kilómetros de Sao Paulo, en donde el estacionamiento del polideportivo, acostumbrado a recibir atletas y aficionados en un abrir y cerrar de ojos se lleno de ambulancias colmadas de jóvenes y adultos mayores en búsqueda de una cama.

Marise comenta que pensó en alistarse en la lucha contra el coronavirus en Nueva York, donde ejerce. Pero optó por quedarse, haciendo caso a las corazonadas que le decían que Brasil iba "a tener dificultades".

"Pensé en regresar, llegué a avisarlo, pero de cierta forma fueron 15 años en que no vi un paciente en mi país y creí que podría ser más útil aquí", comentó la doctora.

La pandemia empezaba a explotar en Brasil, cuando el covid-19 se llevó a dos tíos de la doctora Gomes, mientras ella, como miles de médicos y enfermeras, trabajaban tiempo completo para atender la demanda de pacientes contagiados, los cuales han colapsando el sistema hospitalario del país.

Sin embargo, el presidente Jair Bolsonaro, ha minimizado los efectos del virus y se ha opuesto a las medidas de distanciamiento o el uso de cubrebocas, alegando los efectos económicos  para el país.

Marise lamenta que no haya un cambio de comportamiento de los brasileños a un año del inicio de la pandemia, ya que siguen proliferando las fiestas clandestinas y la vacunación avanza de forma lenta.

La doctora que aparte de la pérdida de sus tíos a inicios de la pandemia sufrió un duro golpe cuando en noviembre tuvo que enfrentar el suicidio de su hermana, una profesional de salud de 47 años.

Gomes espera volver pronto a Nueva York donde construyó su vida, en lo que llega ese día llega, junto a médicos y enfermeras seguirá desafiando la pandemia, con hospitales colapsados y con la tasa de mortalidad más elevada registrada en Latinoamérica, ya que de acuerdo con la OMS, Brasil es ahora el centro de pandemia  por SARS-CoV-2.


Con información de Agencias

 

kach