MUNDO

Magistrado abusa sexualmente de una menor; Corte dice que "no hubo delito"

Aunque Jaime Escalante hizo tocamientos sexuales a una niña de 10 años en presencia de su madre, la Corte asegura que "no hubo delito"

  • REDACCIÓN
  • 08/11/2019
  • 14:26 hrs
  • Escuchar
Magistrado abusa sexualmente de una menor; Corte dice que "no hubo delito"
Magistrado abusa sexualmente de una menor; Corte dice que "no hubo delito" (Foto tomada de la web)

Un caso de abuso sexual contra una menor de edad indignó a todo El Salvador, no solo por el hecho en sí, sino también por quién lo cometió y como respondió la justicia al respecto.

Los hechos ocurrieron en febrero pasado, la residencial Altavista II del municipio de Tonacatepeque, al norte de la capital San Salvador, cuando dos menores -una niña y un niño- jugaban afuera de su casa.

Un sujeto llegó a donde jugaban los niños, ambos primos, estacionó su vehículo, un sedán gris polarizado, bajó y abusó sexualmente de la menor de apenas 10 años de edad.

Así sucedió: El varón, vestido con un short negro, camiseta blanca y gorra negra, se acercó unos pasos a los niños y tiró unas monedas al pavimento. Los niños se lanzaron tras ellas.

Al poco tiempo, mientras el niño jugaba arriba de un árbol, el agresor se acercó a la niña le colocó las manos sobre los hombros y luego llevó una de ellas hasta la entrepierna de la niña.

El sujeto frotó su mano sobre la ropa de la niña de abajo hacia arriba, la pequeña quedó paralizada. Solo reaccionó cuando un grito despertó a la comunidad: "¡Ese hombre te tocó a la niña!".

La madre de la menor escuchó el grito y corrió a ver que sucedía, junto con hermana y un grupo de vecinos. Encontró a su hija asustada y la abrazó, le preguntó qué había pasado, la niña le respondió que un hombre la había tocado por encima del overol.

La mujer entonces comenzó a buscar con la mirada al agresor y un vecino le dijo que había sido un hombre con gorra y short negros que caminaba hacia un sedán gris. Ella corrió tras él.

El agresor, al ver que no iba a alcanzar su carro sin que le atrapara, escapó corriendo hasta una calle sin salida, donde fue abordado por la madre que lo perseguía.

El sujeto, en silencio ante los cuestionamientos de la madre, logró esquivarla y corrió de nuevo, escapando de la vista de la mujer.

El agresor fue identificado gracias al automóvil abandonado como Jaime Escalante, quien es el magistrado de la Cámara Tercera de lo Civil de la Corte Suprema de Justicia.

Por ello, la fiscalía salvadoreña acusó al magistrado de agresión sexual a una menor, señalamiento que fue llevado por la Cámara Primera de lo Penal.

Aunque gozaba de fuero constitucional por su cargo de magistrado, tras la denuncia la Asamblea Legislativa lo desaforaron y fue suspendido de sus funciones, logró seguir el proceso en  libertad tras pagar una fianza de 10 mil dólares.

Este delito, según el Código Penal de El Salvador, contempla una pena de entre ocho y 12 años de prisión y se comete ya sea con o sin violencia y cuando la persona se aprovecha de la "enajenación mental, estado de inconsciencia o incapacidad de resistir" de la víctima menor de edad.En su defensa, los abogados de Escalante refirieron que "el tocamiento no pone en riesgo la intimidad o libertad sexual de la persona".  

Al respecto, la Cámara Primera de lo Penal determinó que el magistrado no había cometido ningún delito, sino que se trata de "actos contrarios a las buenas costumbres y el decoro público".

Es decir, en lugar de un delito se trata de una falta administrativa que conlleva una multa de entre 10 y 30 días.

La Cámara Primera de lo Penal se declaró incompetente para impartir justicia en el caso, y lo traspasó a un Juzgado de Paz, este juzgado usualmente lidia con casos civiles y no penales.

La decisión de la corte provocó indignación de la sociedad salvadoreña, la cual ha organizado protestas en contra de la Cámara Primera de lo Penal y del magistrado mismo.

En redes sociales, por su parte, se han popularizado los hashtags #TocarNiñasSíEsDelito y #LasNiñasNoSeTocan.

Por su parte, el presidente Nayib Bukele también pidió a la Corte Suprema de Justicia para que investigue la actuación de los funcionarios judiciales de la Cámara Primera de lo Penal.

La Cámara Primera de lo Penal se ha justificado reiterando que se está apegando a la Constitución, además, criticó al presidente porque sus señalamientos "constituyen una clara violación a la independencia judicial".

En tanto, Raúl Melara, fiscal general de El Salvador, afirmó que apelará la decisión de la Cámara Primera de lo Penal.

 

Con información de El Faro y BBC Mundo

rgg