MUNDO

Los países "basureros" de los países ricos

Los países ricos comenzaron a enviar sus desechos a países donde los trabajadores son lo suficientemente pobres como para clasificarlos por salarios lo suficientemente bajos como para obtener una ganancia

  • REDACCIÓN
  • 04/06/2019
  • 16:24 hrs
  • Escuchar
Los países basureros de los países ricos
Basuseros de los países ricos. (WEB)

La ciudad industrial de Dongguan en Hong Kong, fue quizás la fábrica de papel más grande del mundo, teniendo un tamaño de más de 300 canchas de futbol y siendo de la propiedad de Nine Dragons, considerándose  el "basurero del mundo".

Esta empresa de reciclaje, fue iniciada por Zhang Yin, también conocida como Cheung Yan, quien fue clasificada por Forbes como la mujer autodidacta más rica del mundo.

Nine Dragons, en ese entonces fue el mayor importador por volumen estadounidense a China de productos de papel de desecho, que por lo general llegaba mezclada con un poco de basura no deseada.

Tonelada tras tonelada era embalada y luego apilada en barcos con destino a China, donde los trabajadores separaban lo útil de lo indeseado manualmente.

Este era un trabajo crucial porque si el papel de desecho está demasiado contaminado, no se puede reciclar, pues también es un trabajo que es difícil de automatizar, ya que necesitaba humanos.

Así que los países ricos comenzaron a enviar sus desechos a países donde los trabajadores son lo suficientemente pobres como para clasificarlos por salarios lo suficientemente bajos como para obtener una ganancia.

Este sistema funcionó sin problemas desde los años 80's hasta hace muy poco, cuando llegó el momento en el que China quiso dejar de ser el "basurero del mundo", pese a que la economía de rápido crecimiento de China exportaba muchos productos manufacturados y, en lugar de que los barcos regresaran vacíos, se cargaban con desechos para que China los reciclara.

Empresarios como Yin hicieron una fortuna con ello.

Pero, en 2017 anunció su Operación Espada Nacional, según la cual China solo aceptaría basura bien ordenada que no contenga más del 0,5% de las cosas que no deberían estar allí.

Fue un gran cambio: el porcentaje de impurezas solía ser 40 veces más.

La cantidad de residuos enviados a China se redujo considerablemente, al tiempo que los gobiernos y las empresas de reciclaje se vieron obligados a ajustarse.

Caso Filipinas

Así como se encontró hace apenas unos años China, así se encuentra Filipinas desde hace tiempo, presentando durante este tiempo varias quejas diplomáticas a Canadá por las 2,500 toneladas de basura que fueron enviadas al país asiático entre 2013 y 2014.

Sin embargo, el problema es real al grado que Filipinas retiró hace unas semanas a su Embajador y cónsules en Canadá, luego de que Ottawa no cumplió con el plazo para llevarse unos cargamentos de basura que las autoridades dijeron que fueron enviados de manera ilegal al país insular hace varios años.

El presidente de Filipinas, espera concluir esta disputa que lleva fraguándose años y que ha provocado que toneladas de residuos acaben acumulados de manera ilegal en los litorales del país asiático.

mjp