MUNDO

La situación por covid en Alemania es "más grave que nunca", alertan autoridades

El país europeo registró un nuevo récord de casos diarios y advirtió que la cuarta ola solamente está comenzando

  • EFE
  • 26/11/2021
  • 13:30 hrs
  • Escuchar
La situación por covid en Alemania es "más grave que nunca", alertan autoridades
(Foto: Efe)

BERLÍN.- Alemania registró nuevamente este viernes máximos de incidencia y contagios diarios, lo que le obliga a realizar el primer traslado a gran escala de pacientes intensivos dentro del país, mientras observa con preocupación la aparición de la nueva variante del coronavirus en Sudáfrica.

La situación es "más grave que nunca" en esta pandemia, "pero se hace demasiado poco y con frecuencia demasiado tarde" a pesar de las reiteradas advertencias, lamentó el ministro de Sanidad en funciones, Jens Spahn, en una rueda de prensa para analizar la situación.

Advirtió de que la cuarta ola no ha hecho más que empezar, por lo que urgió a reducir drásticamente los contactos y, al menos a nivel regional, minimizar la vida pública, al tiempo que declaró que el actual periodo de transición política en el país "no puede traducirse en demoras".

El presidente del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, Lothar Wieler, recordó que Alemania ya ha superado la cifra de 100 mil muertos por o con covid-19 desde el inicio de la pandemia.

"¿Cuál es la cifra de muertos que nos convencería de que la covid-19 no es una 'enfermedad leve' y que nos movería a vacunarnos?¿Cuántas personas más tiene que morir aún para que reajustemos nuestro comportamiento para reducir la carga en hospitales y del personal asistencial?", preguntó.

 

REDUCCIÓN MASIVA DE CONTACTOS PARA FRENAR LA PROPAGACIÓN

Además de las vacunas, en la situación actual el país necesita "ahora y de inmediato" una "reducción masiva de los contactos y medidas para ralentizar la propagación del virus", dijo.

"Una tasa alta de vacunación y una incidencia baja es la mejor protección contra la covid-19", insistió, y agregó que el próximo invierno depende del comportamiento de cada uno "y de la decisión de los políticos responsables de decretar medidas para la reducción de contactos".

En ese sentido, se remitió a la existencia "en tiempo real" de todos los datos necesarios para tomar decisiones "de forma pertinente".

Por otra parte, el ministro advirtió de que el traslado de pacientes a gran escala ante la saturación de hospitales es un recurso limitado y subrayó que se puede hacer dos, quizás tres veces, pero no de forma ilimitada, pues las camas comenzarán a escasear en el resto del país.

En total está previsto que este viernes sean trasladados, usando diferentes medios de transporte, 54 pacientes - 30 de Baviera, 10 de Turingia (este) y 14 de Sajonia (este) -, usando diferentes medios de transporte, entre ellos un avión militar medicalizado.

Se trata del primer traslado de pacientes a gran escala dentro de Alemania desde el comienzo de la pandemia, subrayó, al tiempo que agregó que esta opción y el necesario aplazamiento de operaciones previstas "combate sólo los síntomas".

 

RESTRICCIONES A VIAJES DESDE SUDÁFRICA PARA CONTENER NUEVO VIRUS

Spahn y Wieler expresaron asimismo su preocupación por la nueva variante detectada en Sudáfrica y que ha llevado al gobierno alemán a restringir a partir de esta noche el ingreso de viajeros procedentes de esa región y permitir la entrada únicamente a ciudadanos alemanes.

Además, todos los viajeros que ingresen al país procedente de la zona, también los vacunados, deberán guardar 14 días de cuarentena.

Se trata de una "medida de protección necesaria, preventiva y proactiva para evitar la entrada al país" de esta nueva variante, dijo el ministro, quien subrayó que es lo último que necesita Alemania ante la situación en la que se encuentra el país en este cuarta ola.

Spahn, quien pidió a los viajeros llegados antes de la entrada en vigor de las restricciones a "permanecer en casa, testearse y observarse", señaló además que el gobierno estudia qué otros países vecinos de Sudáfrica deben ser declarados asimismo zona de riesgo por la nueva variante.

Wieler, por su parte, indicó que la variante porta muchas mutaciones, algunas observadas ya anteriormente, pero otras de las cuales "todavía no está claro qué significan biológicamente".

Señaló asimismo que de momento el RKI no tiene constancia de la presencia de esta variante en Alemania o en Europa, aunque pocas horas más tarde Bélgica informó de un primer caso detectado el pasado lunes.

Las autoridades sanitarias alemanas notificaron 76 mil 414 nuevos contagios en 24 horas y 357 muertes con o por covid-19, mientras la incidencia acumulada en siete días se sitúa en 438.2 nuevas infecciones por cada 100 mil habitantes y el número de casos activos ronda los 774 mil 300.

El 71.% de la población de Alemania (59 millones de personas) ha sido vacunada. Hasta ahora, el 68.3% (56.8 millones) tiene la pauta completa, mientras que ocho millones han recibido ya una dosis de refuerzo.

 

OTRAS MEDIDAS

El Gobierno de la capital alemana reforzó este martes las restricciones para el acceso a los espacios públicos de los no vacunados, en un intento de frenar el aumento descontrolado de los contagios de covid, mientras otras regiones del país limitan los contactos de quienes no están inmunizados.

El senado de la ciudad-estado de Berlín decidió reforzar la normativa 2G (vacunados, sanados, por sus siglas en alemán) ya en vigor.

Así, sólo las personas que estén inmunizadas pueden acceder al comercio minorista, con la excepción de los establecimientos donde se venden productos de primera necesidad, que seguirán abiertos a los no vacunados.

Además, incluso las personas inmunizadas deben presentar un test negativo para acceder a actividades recreativas y espacios de ocio donde no sea posible el uso de mascarilla, como por ejemplo la restauración.

No cerrarán, sin embargo, los tradicionales mercados de Navidad, que funcionarán también bajo las consabidas reglas 2G, ni se prohibirán los grandes eventos como partidos de fútbol o conciertos, aunque sí que se introducirán límites de aforo.

"El objetivo no es molestar a los no vacunados," explicó el secretario de estado berlinés para la sanidad, Martin Gatz, al anunciar las medidas en rueda de prensa, en la que incidió en la necesidad de proteger a la población y garantizar el funcionamiento de los hospitales.

"El 72% de los ingresados en noviembre no están vacunados, aunque solo representan el 20% de la población adulta", señaló Gatz, quien advirtió que las medidas anunciadas este martes no tendrán un impacto inmediato, sino que habrá que esperar al menos tres semanas para ver un resultado.

Muchos hospitales de Berlín, donde se registraron tres mil 262 nuevas infecciones y 5 muertes en las últimas 24 horas, están aplazando ya todas las operaciones de carácter no urgente.

El director de la unidad de intensivos del hospital berlinés St. Gertraudekrankenhaus, Jörg Weimann, alertó por su parte este martes de que en las ucis de la capital solo quedan 85 plazas libres, por lo que no se puede descartar que en un futuro próximo haya que hacer uso del triaje.


CINCO PERSONAS DE DOS NÚCLEOS FAMILIARES

A la capital se suman otros estados federados que esta semana adoptaron o prevén adoptar medidas de emergencia ante el aumento imparable de los contagios.

En Baviera, a partir del miércoles solo se pueden reunir cinco personas de dos núcleos familiares distintos, sin contar a niños y a vacunados.

Además, el "Land" meridional cerrará bares y clubs durante tres semanas y para acceder a las actividades recreativas, ya exclusivas para vacunados y sanados, será preciso además presentar un test negativo.

Baviera impondrá asimismo límites de aforo en el comercio, reducirá los horarios de apertura de la hostelería y clausurará sus famosos mercadillos de Navidad.

También Brandeburgo, en el noreste, prevé restringir contactos a un máximo de cinco personas y extender el 2G al comercio minorista, con la excepción de los supermercados.

Otros estados federados como Turingia y Baden-Württemberg se plantean la introducción de toques de queda nocturnos para los no vacunados, como el que está vigente ya en Sajonia, al menos en los "puntos calientes" con un mayor número de infecciones.


TEST NEGATIVO PARA EL TRANSPORTE PÚBLICO

Este miércoles entraron en vigor en todo el país las medidas aprobadas la semana pasada por el Bundestag como parte de la nueva Ley de Protección contra las Infecciones que sustituirá a la ley extraordinaria que expira el próximo 25 de noviembre.

De esta forma, se implementó el conocido como "3G" (vacunados, sanados o con test) en el transporte público y de larga distancia, así como en el puesto de trabajo.

Eso implica que quienes no estén inmunizados deben presentar un test negativo realizado en las últimas 24 horas para acudir a trabajar, para utilizar el metro o el autobús urbano o para tomar el avión o el tren, aunque existen dudas sobre las capacidades reales para controlar su implementación.

En Berlín, la compañía de transporte de la capital indicó este martes que sus revisores realizarán controles aleatorios, con el apoyo de la policía, para detectar a quienes incumplan la medida, que serán expulsados y deberán pagar una multa, de cuantía aun por determinar.

En el resto del país, donde en general no existe el modelo de tornos para acceder al transporte público, se recurrirá a medidas similares, aunque desde el sector y desde la política local advierten de que será imposible controlar a los pasajeros a gran escala. 


"VACUNADOS, SANADOS O MUERTOS"

Spahn, alertó este lunes a los no vacunados del peligro real de morir de covid-19, al tiempo que la canciller saliente, Angela Merkel, urgió a tomar medidas drásticas ante la evolución "dramática" de la pandemia en el país.

"Probablemente, al final de este invierno, prácticamente todos en Alemania, como se ha dicho ya de manera cínica, estarán vacunados, sanados o muertos", dijo el ministro en una rueda de prensa.

El jefe del grupo de investigación de inmunología infecciosa y vacunas de la clínica universitaria berlinesa de la Charité, Leif Erik Sander, subrayó que "la inmunidad a través de la infección no es realmente una alternativa a discutir" y conduciría sólo a una saturación del sistema sanitario y a más olas.

Aún así, Spahn reiteró su escepticismo ante la posibilidad de una obligatoriedad de la vacuna, debate que se ha abierto en Alemania ante la insuficiente tasa de vacunación, una de las más bajas de Europa, con apenas el 70.5% de la población vacunada, el 68%, con la pauta completa.

De lo que se trata ahora, insistió, es de romper la cuarta ola y "ninguna vacuna obligatoria rompe esta ola", dijo.


REDUCCIÓN DE CONTACTOS, LA ÚNICA OPCIÓN PARA ROMPER LA CUARTA OLA

Lo única opción ahora es reducir contactos, una acción decidida por parte del gobierno y administrar dosis de refuerzo de la vacuna, aunque éste último punto no vaya a hacer de inmediato la diferencia, agregó.

Spahn habló, no obstante, de una "obligación moral" y "solidaria" en lo que respecta a vacunarse, y reiteró que en este caso no se trata de una decisión personal.

"Estamos ante una situación altamente dramática. Lo que está en vigor ahora, no es suficiente", advirtió por su parte la canciller en la reunión de la presidencia de la Union Cristianodemócrata (CDU), según informaciones de los medios.

El secretario general de la CDU, Paul Ziemiak, afirmó por su parte, al término de la reunión, que en ésta se había alertado de que la evolución de la pandemia aboca al país a "una situación como no habíamos conocido hasta ahora".


ACELERACIÓN DE LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN POR LAS DOSIS DE REFUERZO

Por otra parte, Spahn celebró la aceleración de la campaña de vacunación, al menos en lo que respecta a las dosis de refuerzo, mientras la administración de primera dosis parece estancada.

Aseguró que Alemania, con hasta 50 millones de dosis de las vacunas de Moderna y Pfizer garantizadas hasta finales de año, tiene suficiente para primeras dosis, completar pautas y administrar la de refuerzo.

Alemania cuenta con administrar entre 25 y 30 millones de dosis de refuerzo hasta final de año y espera poder vacunar al 50% de los menores de entre 5 y 11 años tan pronto como la Autoridad Europea del Medicamento lo autorice y lleguen, en torno al 20 de diciembre, los primeros 2.4 millones de dosis.

 

ACV