MUNDO

La posición actual de Maduro en el ajedrez de Venezuela

Para algunos, en Venezuela no hay gestión pública como tal, sino solo una puesta en escena

  • REDACCIÓN
  • 09/05/2019
  • 13:39 hrs
  • Escuchar
La posición actual de Maduro en el ajedrez de Venezuela
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela (Foto: EFE)

Un antiguo dirigente chavista le dijo a BBC Mundo que "Nicolás Maduro es más fuerte de lo que muchos piensan y, pese a las presiones, está con el ánimo entero".

Sin embargo, advierte que el presidente chavista, "sabe que no tiene el juego ganado" y, aunque es quien toma las decisiones en el gobierno y en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), lo hace considerando cómo se recibirán en las distintas tendencias que hay en el seno del chavismo para evitar el riesgo de escisión.

Ivan Briscoe, analista del International Crisis Group, considera que "Maduro sobrevive, pero da la impresión de que lo hace a un altísimo costo".

Geoff Ramsey, de Washington Office of Latin America (WOLA), dice:

"Pese a que ha quedado claro que la oposición no tiene la fuerza para derrocarlo, Maduro tiene cada vez menos capacidad para gobernar".


En la misma línea, el periodista venezolano Vladimir Villegas afirmó recientemente que el deterioro de la situación ha llevado a un punto en el que en Venezuela "no hay gestión pública como tal, sino solo una puesta en escena".

El hecho de que aún no haya sido detenido Juan Guaidó, el líder opositor que desafía su autoridad y se considera también presidente legítimo, es para muchos una muestra de la debilidad de Maduro y provoca malestar entre los sectores chavistas más radicales.

Juan Guaidó (EFE)

En el ejército, el futuro de Venezuela

Según todos los observadores, quien puede decidir la suerte final de Maduro es el Ejército, cuyo apoyo reclama Guaidó.

No es casualidad que haya multiplicado en los últimos días sus actos públicos con los militares para mostrar que le son leales. Aunque algunos empiezan a ver fisuras.

Briscoe dice que "el liderazgo de Maduro está pagando un alto costo por su mal manejo de la economía, lo que genera un alto nivel de frustración en la Fuerza Armada".

Y todo hace indicar que en el episodio de la semana pasada se produjo la defección del general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), un órgano clave de la seguridad del Estado.

Michael Shifter, presidente de Inter-American Dialogue, subraya que "lo que haga la Fuerza Armada Nacional lo hará como bloque; nadie del alto mando se atreverá a dar un paso en solitario".

Otro analista, el venezolano Luis Vicente León, coincide en que "el sector militar es altamente corporativista".

Desde fuera de Venezuela no siempre se pondera lo bastante el apego de los militares venezolanos al Estado creado por el fallecido presidente Hugo Chávez.

Un apego que va más allá de lo ideológico y emocional.

Briscoe cree que "podrían estar dispuestos a cambiar de líder, pero no si eso significa acabar con el proyecto ideológico del chavismo, que es el que protege sus intereses".

León cree que la fractura de la Fuerza Armada "no se ha producido porque no ha recibido ninguna oferta creíble de cogobierno y protección en masa".

AJ