MUNDO

La mitad de los niños en Argentina son pobres

El gobierno de Mauricio Macri entró en una crisis económica que hoy golpea a la infancia y que registra que la mitad de los niños viven en pobreza

  • REDACCIÓN
  • 08/06/2019
  • 14:38 hrs
  • Escuchar
La mitad de los niños en Argentina son pobres
Uno de cada 10 niños pasa hambre en Argentina (Foto: especial)

Un Informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) informó que uno de cada dos niños argentinos, son pobres. Además uno de cada 10 pasa hambre. 

El país, gobernado por Mauricio Macri, entró en una crisis económica que hoy golpea a la infancia. Durante los nueve primeros meses de su gobierno (diciembre de 2015 –septiembre 2016) hubo 1.5 millones de pobres nuevos y 600 mil indigentes más, como consecuencia de la recesión y la inflación, que llegó al 40 por ciento en 2016

Según datos oficiales del gobierno en el país hay 13 millones de pobres.

También puedes leer: La violencia machista que sangra a Argentina

La pobreza pasó de 29 por ciento a fines de 2015 al 32.9 por ciento en el tercer trimestre de 2016; mientras que la indigencia se fue del 5.4 por ciento al 6.9 por ciento.

La carencia infantil aumentó al 51.7 por ciento, es decir 6.1 millones de niños pasan por esta situación. 

La crisis económica y la brutal subida del precio de los alimentos agravó la situación de muchos hogares. 

El reporte Infancias. Progresos y retrocesos en clave de desigualdad, de la investigadora Ianina Tuñón, señala el aumento de la inseguridad alimentaria en los últimos 12 meses: en 2018 el 29.1 por ciento de los menores en Argentina vio como en su casa se reducía la cantidad de alimentos disponibles por problemas económicos. El 13 por ciento padecieron inseguridad alimentaria severa: es decir, pasaron hambre.

 La falta de recursos para comprar comida ha disparado la afluencia a los comedores y merenderos populares, incluso entre familias que no habían necesitado esa ayuda en la última década.

En el informe recién presentado se tiene en cuenta también la pobreza multidimensional, basada en la privación de derechos básicos como alimentación, salud, hábitat, educación, socialización e información. Cuatro de cada diez menores en Argentina residen en viviendas con déficits en saneamiento y dos de cada diez duerme en una cama o colchón compartidos. 

A casi cuatro años en el poder, la decepción prevalece tras la fuerte crisis económica que pasa Argentina, una de las peores de su historia, semejante a la que padecieron durante los gobiernos de Carlos Ménen y Ricardo de la Rúa.

bl