NO TAN LEJOS DEL MURO

La estación de servicio que sigue dividiendo a Berlín

En 2017, se logró la aprobación de los planes para levantar edificios comerciales y residenciales en el corazón de la capital de Alemania
La estación de servicio que sigue dividiendo a Berlín. (Tomada de internet)

El centro de Berlín, capital de Alemania, cuenta entre sus múltiples atracciones turísticas una pequeña cabaña de madera que porta una leyenda en la que se menciona a Estados Unidos.

Se trata de una antigua caseta de vigilancia, mejor conocido como el Checkpoint Charlie, la cual fue testigo de distintos enfrentamientos “cañón contra cañón” entre las fuerzas armadas estadounidenses y soviéticas, sostenidos durante la crisis de Berlín de 1961.

La garita ubicada detrás de una línea de sacos de arena, fue demarcada como la zona cero de la división que provocó la Guerra Fría, informa The New York Times.

UN NUEVO COMBATE

A partir de 2017, un nuevo conflicto se ha desarrollado entre quienes defienden que la zona se mantenga tal como está y quienes celebran la aprobación de los planes para levantar edificios comerciales y residenciales, entre ellos un Hard Rock Hotel.

Alemania indemnizará a los niños judíos que huyeron del régimen nazi

La construcción estimada se desarrollaría del lado soviético del puesto de control. En el plan se contempla la edificación –en su mayoría subterránea- de un museo, el cual estaría integrado por los edificios comerciales.

Los opositores, acusan al desarrollador Trockland de proponer la trasformación de la zona cero en un parque temático.

Mediante una carta abierta, el exministro de Cultura de Berlín, Thomas Flierl, en adición a cinco proyectistas, arquitectos e historiadores, se posicionaron en contra de la aprobación.

El grupo arguye que dicho centro comercial representaría la imposición de los intereses privados sobre la memoria histórica.

A consecuencia del incremento en las protestas, el pasado diciembre las autoridades de la ciudad anunciaron que se dejaría de lado el proyecto. No obstante, La oficina de desarrollo de Berlín afirma que se trabaja en un plan b.

La nueva alternativa estaría terminada para 2020.

Por su parte, el director ejecutivo de la firma constructora Trockland, Heskel Nathaniel, ha declarado que durante tres años se ha trabajado muy de cerca con el gobierno de Berlín. El objetivo, el de integrar los elementos que son importantes para la ciudad, tales como espacios comerciales, históricos y de exposiciones. “Pero no vemos un consenso en Berlín, sino una falta de confianza y claridad”, puntualiza.

LEA TAMBIEN


Angela Merkel, la mujer más poderosa del mundo y no usa tacones

“No se puede liderar al mundo de puntitas”, dijo Merkel, quien prefiere concentrarse en gobernar que en cómo caminar con tacones

ImagenMultimediaRelacionada

djh




Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información