MUNDO

La disputa entre Australia y Facebook que amenaza bloqueo de noticias.

Una ley del gobierno australiano podría dejar a las plataformas de Mark Zuckerberg sin la difusión de noticias

  • REDACCIÓN
  • 02/09/2020
  • 06:49 hrs
  • Escuchar
La disputa entre Australia y Facebook que amenaza bloqueo de noticias.
La disputa entre Australia y Facebook que amenaza bloqueo de noticias (Foto EFE)

Una disputa entre el gobierno de Australia y Facebook podría dejar a las plataformas de Mark Zuckerberg sin la difusión de noticias

Todo inició cuando el gobierno puso sobre la mesa una ley para que grandes plataformas como Google y Facebook paguen a los medios de comunicación si quieren usar su contenido.

En respuesta, Google primero y Facebook después, amenazaron con suprimir toda noticia de sus servicios, tanto australiana como internacional, si el gobierno de Australia insiste en la ley.

"Suponiendo que este borrador de código se convierta en ley, dejaremos de permitir que los editores y las personas en Australia compartan noticias locales e internacionales en Facebook e Instagram", escribió Will Easton, director gerente de la compañía para Australia y Nueva Zelanda, en una publicación de blog.

Y añadió: “Esta no es nuestra primera opción, es la última. Pero es la única forma de protegerse contra un resultado que desafía la lógica y perjudicará, no ayudará, la vitalidad a largo plazo del sector de noticias y medios de Australia".

“La ley propuesta está escrita de un modo muy amplio”, dice Google en uno de sus posts oponiéndose al texto. 

Según la compañía esto incluiría medios extranjeros y webs que no son propiamente de medios pero sí webs informativas. 

“Eso significa que deberíamos realizar una supresión masiva de contenido global para que los australianos no lo vieran”, añaden. 

Es decir, los australianos podrían seguir visitando páginas webs extranjeras, pero ya no podrían buscar artículos concretos ni vídeos en Google ni comentarlos en Facebook.

“La ley propuesta no tiene precedentes en su alcance y busca regular todos los aspectos de cómo las empresas de tecnología hacen negocios con los editores de noticias”, dijo Easton.

Los medios australianos insisten que parte de su crisis actual se debe a la conquista casi total del pastel publicitario en Internet de Google y Facebook

Las plataformas responden que sus servicios llevan millones de usuarios a las páginas de las webs, que luego monetizan con publicidad o suscripciones. 

En un post de Facebook, la compañía dice que entre enero y mayo de 2020 mandó 2 mil 300 millones de clics a webs de medios australianos. Esos usuarios, según Facebook, supusieron 123 millones de euros de ingresos.

Según el proyecto de ley del gobierno australiano, el precio a pagar no dependería solo de la capacidad de negociación de cada medio con Google o Facebook, sino que iría a un arbitraje externo si no hubiera acuerdo. 

Las cantidades de dinero a pagar sentarían un precedente duro para las compañías.

El gobierno australiano a finales del año pasado instó a Facebook y Google a negociar un acuerdo voluntario con las empresas de medios para utilizar su contenido. Sin embargo, las negociaciones fracasaron.

Easton dijo que la legislación propuesta "malinterpreta la dinámica de Internet y dañará las mismas organizaciones de noticias que el gobierno está tratando de proteger".

Por su parte Google  ha iniciado una campaña para oponerse al plan del gobierno que incluye ventanas emergentes en las páginas de Google que advierten que "las búsquedas se verán afectadas por la nueva regulación".

El gobierno de Australia desestimó la campaña de Google como desinformación sobre el plan y destacó que los medios australianos tenían el poder de negociar con los gigantes tecnológicos sobre pagos y someterse a mecanismos de arbitraje.

En mayo pasado, un grupo de medios australiano propuso que Facebook y Google debían pagar 386 millones de dólares australianos, lo que representa el 10% de los ingresos totales de estas multinacionales.

Una investigación de las autoridades australianas del año pasado encontró que Google tenía una participación de mercado del 96% de los ingresos de publicidad de búsqueda general y Facebook una participación de mercado del 51% de los ingresos de publicidad de display en Australia.

Facebook, la red social más popular de Australia, tiene 17 millones de usuarios mensuales en el país, lo que representa el 68% de su población. Instagram, la segunda red social más seguida y propiedad de Facebook, tiene 11 millones.

Facebook, de momento, ya ha preparado sus términos de servicio para que el 1 de octubre pueda bloquear contenido de su plataforma para evitar consecuencias legales.

 

 

Con información de EFE y El País

rgg