Keiko Fujimori, condenada a 3 años de prisión

El juez justificó la necesidad de que Keiko Fujimori ingrese en prisión preventiva por el peligro de perturbación de pruebas y testigos
Keiko Fujimori, condenada a 3 años de prisiónLa abogada de Keiko Fujimori apeló inmediatamente la resolución del juez (EFE)

El juez peruano Richard Concepción Carhuancho ordenó 36 meses de prisión preventiva para la líder opositora Keiko Fujimori en la investigación que se le sigue por un presunto lavado de activos en la financiación de su campaña presidencial en las elecciones de 2011.

"Este despacho considera que sí existe sospecha grave sobre la participación de la investigada Keiko Sofía Fujimori en el delito de lavado de activos en condición de líder en organización creada de facto al interior en Fuerza 2011", señaló el juez al sustentar su decisión.

Fuerza 2011 es hoy Fuerza Popular, el partido presidido por Keiko Fujimori, sobre el que el juez considera que hay elementos suficientes para sospechar que ella ordenó a la cúpula de esta organización política lavar grandes cantidades de dinero.

Por el delito imputado de lavado de activos agravado, la hija del expresidente Alberto Fujimori se enfrenta a una eventual condena de al menos diez años de prisión.

Tras leer su resolución durante más de siete horas, el magistrado Concepción Carhuancho, titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Sala Penal Nacional de Perú, justificó la necesidad de que Keiko Fujimori ingrese en prisión preventiva por el peligro de perturbación de pruebas y testigos.

El juez citó en su resolución las declaraciones de testigos que afirman que Keiko Fujimori mantuvo reuniones con el exjuez César Hinostroza, actualmente en prisión provisional en España, para que este le favoreciera en los procesos judiciales que afronta.

Hinostroza, acusado de liderar una gran trama de corrupción en la judicatura, presidía la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de Perú y en ella debía resolver dos recursos presentados por Fujimori para archivar la investigación que le sigue el fiscal contra el lavado de activos José Domingo Pérez.

El magistrado también decretó que existe un riesgo de fuga "alto e intenso" a pesar de que Fujimori cuenta con arraigo domiciliario y ocupacional, aunque no profesional, pues puso en duda que presidir el partido Fuerza Popular genere un vínculo laboral.

Asimismo, consideró que entre el dinero lavado por Fuerza 2011 hay un millón de dólares de la constructora brasileña Odebrecht que procedía del departamento de esta empresa que pagó sobornos en una docena de países de Latinoamérica a cambio de que le adjudicaran millonarias obras públicas.

La abogada de Keiko Fujimori, Giuliana Loza, apeló inmediatamente la resolución del juez, que incluyó en ella los 36 meses de prisión preventiva que había solicitado el fiscal Pérez, que es el máximo plazo posible.

La resolución fue emitida cuando todavía está pendiente de resolver en una sala superior una recusación presentada por la abogada de Fujimori contra el juez por no considerarlo imparcial, al haber ordenado hace tres semanas una detención preliminar por diez días contra su defendida y otros investigados.

ABOGADA ASEGURA QUE NUNCA TUVIERON "JUEZ IMPARCIAL"

La abogada de Keiko Fujimori, Giuliana Loza, afirmó hoy que la líder opositora peruana nunca tuvo "un juez imparcial" en la audiencia donde le impusieron 36 meses de prisión preventiva por un presunto delito de lavado de activos en la campaña para las elecciones presidenciales de 2011.

A la salida de la Sala Penal Nacional, donde Fujimori quedó detenida, Loza confirmó que apeló la decisión del juez Richard Concepción Carhuancho, al que criticó por incluir en su resolución argumentos que el fiscal no utilizó durante el debate.

"Lo de hoy evidencia que aquí ha habido un juez totalmente parcializado", comentó Loza, tras haber escuchado por casi ocho horas la lectura de la resolución.

La letrada reiteró que no existe peligro de fuga por parte de Keiko Fujimori, como sí contempló el magistrado, y consideró que la argumentación sobre la obstaculización de la investigación por una intromisión de su defendida en el sistema de justicia "es forzado e irracional".

"No ha citado ningún elemento de convicción que involucre directamente a Keiko Fujimori. Solo se le atribuye ser líder de Fuerza Popular", agregó.

Loza también consideró "muy cuestionable el apresuramiento" de Concepción Carhuancho en dictar su resolución sobre Keiko Fujimori cuando el requerimiento presentado por el fiscal contempla a otros diez imputados, cuyos cargos están pendientes de debatir en la audiencia para seis de ellos.

La abogada indicó que con esto "ha adelantado un pronunciamiento sobre esas seis personas que ni siquiera han sido escuchadas por el juez", titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional.

En su resolución, el magistrado consideró que existen graves sospechas de que Fujimori lideró una organización criminal enquistada en Fuerza Popular, el partido que ella preside, para captar dinero ilícito y así llegar al poder, desde donde retribuiría con actos de corrupción a los benefactores que les financiaron irregularmente.

Esa organización lavó supuestamente ese dinero con una contabilidad ficticia en la que simularon múltiples donaciones de personas particulares a las que les pidieron que prestaran su nombre.

Entre el dinero lavado puede estar el millón de dólares que la constructora brasileña Odebrecht afirmó haber entregado a la campaña de Fujimori, y que aparentemente salió de la cuenta que utilizaron para pagar sobornos en una docena de países de Latinoamérica a cambio de que le adjudicaran millonarios contratos en obra pública.

Por el delito imputado de lavado de activos agravado, la hija del y heredera política expresidente Alberto Fujimori se enfrenta a una eventual condena de al menos diez años de prisión.

"LINCHAMIENTO PÚBLICO": ESPOSO DE FUJIMORO

El estadounidense nacionalizado peruano Mark Vito, marido de Keiko Fujimori, calificó hoy de "linchamiento público y exprés" la audiencia donde a su esposa le impusieron 36 meses de prisión preventiva por un presunto lavado de dinero en la campaña para las elecciones presidenciales de 2011.

A la salida de la Sala Penal Nacional y tras despedirse de Keiko Fujimori con un prolongado abrazo, Mark Vito aseguró entre sollozos que su dolor y las lágrimas de sus dos hijas menores "serán la gasolina para seguir adelante y resistir".

"Este golpe nos fortalece. No va a hacer crecer como pareja y como familia. Keiko, te amo. Resiste, amor. Pronto vas a estar en nuestros brazos, en los brazos de tu familia", dijo Vito a periodistas.

El esposo de Fujimori aseguró que, con esta resolución, el juez Richard Concepción Carhuancho, del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, adelantó su opinión sobre los otros diez imputados para los que el fiscal José Domingo Pérez también ha solicitado 36 meses de prisión preventiva.

"Ha adelantado el fallo de una manera exagerada, sin ni siquiera terminar el proceso. Me imagino que es por la preocupación y desesperación por las recusaciones en su contra por la falta de imparcialidad", apuntó Vito.

La resolución fue emitida por Concepción Carhuancho cuando todavía está pendiente resolver por una sala superior una recusación presentada por los abogados de los imputados, al considerar que no es imparcial al haber copiado los argumentos del fiscal para detener hace tres semanas de manera preliminar a Keiko Fujimori y otros investigados.

Por su parte, Pier Figari, cercano asesor de Keiko Fujimori, para quien el fiscal también pide 36 meses de prisión preventiva, manifestó estar "muy apenado" por la decisión del juez.

"El fallo de Carhuancho demuestra que la justicia en Perú está todavía débil. Prácticamente ya es un fallo contra los demás. Ya es una cuestión de días para los demás", comentó Figari.

"Es un abuso de la Justicia. Han visto cómo se ha armado el fallo para pintarnos como una cúpula criminal", agregó.

El juez consideró que existen graves sospechas de que una organización criminal liderada por Keiko Fujimori se enquistó en el partido Fuerza Popular, que ella preside, para captar dinero ilícito y así llegar al poder, desde donde retribuirían con actos de corrupción a los benefactores que les financiaron de manera irregular.

Fuerza Popular lavó supuestamente ese dinero con una contabilidad ficticia en la que simularon múltiples donaciones de personas particulares a las que les pidieron prestar su nombre.

Entre el dinero lavado puede estar el millón de dólares que la constructora brasileña Odebrecht afirmó haber entregado a la campaña de Fujimori, y que aparentemente salió de la cuenta que utilizaron para pagar sobornos en una docena de países de Latinoamérica a cambio de que le adjudicaran millonarios contratos en obra pública.

Con información de EFE

LEA TAMBIEN


Keiko Fujimori, "agradecida" tras liberación

Esto tras muestras de solidaridad que recibió durante la semana que permaneció en arresto preventivo

LEA TAMBIEN


Detienen a Keiko Fujimori por caso Odebrecht

Keiko fue detenida tras acudir a un tribunal para ser interrogada por la investigación por presunto lavado de activos junto a su esposo norteamericano

LEA TAMBIEN


La crisis en Perú por el clan Fujimori

Este miércoles se detuvo a la hija del expresidente Alberto Fujimori, quien fuera aspirante presidencial y que está inmiscuida en la red

AJ










Debe iniciar sesión para poder enviar información

Debe iniciar sesión para poder enviar información