MUNDO

Israel y Palestina padecen picos en contagios de covid

En las últimas 24 horas, Israel registró casi un millar de infecciones, mientras en Palestina sólo durante el día de ayer se detectaron 330

  • EFE
  • 02/07/2020
  • 07:28 hrs
  • Escuchar
Israel y Palestina padecen picos en contagios de covid
El 78% aproximado de las infecciones entre la población palestina se diagnosticó las dos últimas semanas. (Efe)

Los contagios por covid-19 han alcanzado un pico preocupante esta semana en Tierra Santa: Israel y Palestina viven un repunte que ha forzado a volver a tomar medidas restrictivas para frenar su propagación.

En las últimas 24 horas, Israel registró casi un millar de contagios, una cifra récord desde el inicio de la pandemia. Esto eleva el total de casos hasta el momento a más de 26 mil 450. El número de muertos también aumentó ligeramente y asciende a 324.

SIGUE AQUÍ LA COBERTURA SOBRE EL CORONAVIRUS EN MÉXICO 

A estas alturas, según el Ejército israelí, un 5% de personas sometidas a test dieron positivo, lo que indica que la extensión del virus en este país de unos nueve millones de habitantes es considerable.

Las estadísticas son más moderadas en Palestina, pero los contagios -con epicentro en Cisjordania- van también al alza: solo durante el día de ayer se detectaron 330, y el total de casos registrados hasta hoy supera los 3 mil 300 (incluido Jerusalén Este y Gaza).

Se trata de un número preocupante para unos territorios con servicios médicos más bien precarios. El 78% aproximado de las infecciones entre la población palestina se diagnosticó las dos últimas semanas, según el Ministerio de Sanidad, un aumento exponencial que se suma a un pequeño incremento de fallecidos: hasta ahora, un total de 11.

Para evitar una mayor emergencia, el Gobierno palestino decidió volver a medidas de confinamiento: a partir de mañana y durante cinco días, estará vetado el movimiento entre urbes, pueblos y provincias de Cisjordania, y todas las actividades económicas quedarán paralizadas excepto farmacias y panaderías.

(Protestantes palestinos aparecen reflejados en las gafas de sol de un soldado isaelí. Efe)


En Israel, las restricciones tomadas fueron más leves, aunque esta semana se restringieron gran parte de aforos y reuniones públicas a un máximo de 50 personas, y su Ejecutivo baraja adoptar medidas más estrictas para impedir lo que podría derivar en "un segundo brote", como alertó hace días el ministro de Sanidad, Yuli Edelstein.

El miércoles por la noche -igual que hizo estas últimas semanas en otros lugares- declaró varios barrios de las urbes céntricas de Ashod y Lod como "zonas restringidas", al estar altamente afectados por el virus, lo que limita la entrada y salida y la actividad comercial de estas áreas durante siete días.

A última hora, el Parlamento también aprobó una legislación que regula el uso temporal de tecnología de los servicios de inteligencia para controlar a infectados. Este método ya usado desde marzo hasta inicios de junio rastrea los móviles de portadores de la enfermedad con herramientas del antiterrorismo, lo que ha generado polémica por la vulneración al derecho a la privacidad que supone.

Israel y los territorios palestinos -estrechamente conectados por pasos fronterizos y controles militares- superaron hace meses la fase más crítica del coronavirus, que impactó de manera más leve que en otros lugares, pero su proceso de desescalada ha derivado en una extensión creciente de los contagios.

Esto ha hecho que la entrada a la región siga limitada: Israel -que también controla las fronteras de los territorios ocupados- veta el acceso de extranjeros sin permiso de residencia. Esto ha afectado de raíz a los sectores turísticos israelí y palestino, dependientes de las visitas de turistas y peregrinos cristianos, que los últimos años no paraba de aumentar, pero ahora se frenó en seco.



(djh)