MUNDO

Intermitente reapertura en España, tras aumento de casos entre jóvenes

La aplicación de la ley ha resultado ser complicada, no solo en reuniones al aire libre sino también en lugares como clubes nocturnos

  • REDACCIÓN
  • 23/07/2020
  • 18:44 hrs
  • Escuchar
Intermitente reapertura en España, tras aumento de casos entre jóvenes
Playa de Bogatell, en el distrito de Sant Martí, Barcelona. (FOTO: EFE)

MADRID.- Después de disfrutar de una larga noche de celebraciones de graduación, una multitud de jóvenes acudió a la discoteca a las 5 de la mañana para continuar la fiesta en la ciudad de Córdoba, en España.

Dos semanas más tarde, 91 personas vinculadas a los 400 asistentes a la fiesta han dado positivo por coronavirus y las autoridades regionales todavía están luchando por rastrear a todos los que ingresaron al club esa noche, o que luego entraron en contacto con ellos.

España levantó un estado de emergencia a nivel nacional el 21 de junio al salir de un estricto bloqueo de tres meses impuesto para obtener el control de uno de los peores brotes de Europa.

La rápida propagación del virus en España dejó un saldo de 28,400 personas muertas según el recuento oficial, con la mayoría de ellos mayores de 70 años.

Desde entonces, los nuevos casos de coronavirus se han cuadruplicado, ahora concentrados entre los jóvenes, a medida que el gobierno de coalición de izquierda del primer ministro Pedro Sánchez devolvió la responsabilidad de una reapertura segura a las regiones de España.

Eso ha convertido a España en un mosaico de nuevas reglas, algunas más o menos estrictas que otras. El país ahora está lidiando con 224 brotes locales, dijo el miércoles el ministro de salud de España, Salvador Illa, al Parlamento.

Varios de otros países europeos, desde Portugal hasta Alemania, se han enfrentado a brotes locales importantes después de salir del bloqueo, pero la mayoría de ellos tenían una escala más limitada y se extinguieron con relativa rapidez. Las autoridades aislaron focos de casos nuevos y rastrearon a los que pudieron haber estado expuestos.

El resurgimiento en España ha subrayado no solo la necesidad de vigilancia a medida que las sociedades se reabran, sino también medidas de apoyo como pruebas adicionales y rastreo de contactos.

El resultado es que cientos de miles de personas en varias partes del país se han visto obligadas a regresar a los cierres temporales, especialmente en la región de Cataluña, un área especialmente afectada anteriormente. Pero la tolerancia pública para los nuevos bloqueos puede resultar menor que en marzo y abril, cuando las cuarentenas en todo el país fueron obedecidas en gran medida, pero solo a regañadientes.

JÓVENES REBELDES

Los jóvenes en particular se molestan por las restricciones, de acuerdo con el New York Times, especialmente porque tienen menos probabilidades de enfermarse gravemente como resultado de una infección.

Si bien el cambio demográfico hacia los jóvenes ha reducido el riesgo de que el sector de la salud de España se sature una vez más con pacientes con covid-19, como sucedió a fines de marzo, ha generado una nueva preocupación por las transmisiones asintomáticas.

Sin embargo, los expertos en salud advierten que España sigue fallando en términos de pruebas para covid-19.

Esta semana, María Jesús Montero, portavoz del gobierno, envió un mensaje especial de precaución a "las personas más jóvenes, porque algunos de los brotes están relacionados con el comportamiento en lugares de vida nocturna o lugares donde se reúne una gran cantidad de personas".

En el caso de Cataluña, que ha tenido uno de los peores resurgimientos del virus, la situación se ha complicado por el desacuerdo entre los políticos y los jueces locales sobre quién tiene la autoridad para volver a bloquear a las personas.

La semana pasada, el líder regional catalán, Quim Torra, instó, en lugar de ordenar, a unos tres millones de personas que viven en Barcelona a quedarse en casa y "demostrar que somos una sociedad de solidaridad".

"España debería diseñar ahora una estrategia específica para identificar pacientes asintomáticos", Helena Legido-Quigley, profesora asociada de salud pública en la Universidad de Singapur.

SIN TURISMO

En los últimos días, los hoteleros y operadores de viajes españoles han informado de más cancelaciones de reservas desde que se anunciaron los nuevos brotes y bloqueos.

Los últimos brotes podrían amenazar los viajes de otros países, en un momento en que algunos destinos turísticos ya están sufriendo porque las aerolíneas solo han reabierto algunas de sus rutas.

La semana pasada, Jean Castex, el nuevo primer ministro francés, dijo que su gobierno estaba monitoreando la situación en la vecina Cataluña para decidir si la frontera de Francia con España debería mantenerse abierta.

El miércoles, Reyes Maroto, el ministro de turismo español, instó a Francia a no cerrar la frontera. "Estamos conviviendo con el virus, pero esto no significa que no podamos viajar y recuperar algún tipo de normalidad", dijo Maroto en una conferencia en Madrid.