MUNDO

Guatemala también endurece sus medidas antimigración

Guatemala devolvió a Honduras a 145 cubanos, haitanos, brasileños, venezolanos, colombianos, cameruneses, angoleños y eritreos que entraron sin vida a suelo guatemalteco

  • REDACCIÓN
  • 13/06/2019
  • 13:58 hrs
  • Escuchar
Guatemala también endurece sus medidas antimigración
Guatemala deporta a migrantes. (Foto: Cuartoscuro)

Guatemala empezó a impedir el paso de migrantes irregulares de América, Asia y África a México y Estados Unidos, devolviendo esta semana a Honduras, a 145 cubanos, haitianos, brasileños, venezolanos, colombianos, cameruneses, angoleños y eritreos que entraron sin visa a suelo guatemalteco y pretendían seguir a territorio estadounidense.

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) informó a EL UNIVERSAL que esta medida está apegada a la legislación migratoria interna y que las deportaciones a Honduras u otras naciones de procedencia seguirán siendo aplicadas con los viajeros que no presenten visa en Guatemala.

“Se les expulsó porque entraron sin visa a Guatemala. Con excepción de los centroamericanos por los acuerdos regionales, se seguirá actuando de la misma manera con la deportación al país de procedencia”, dijo la guatemalteca Alejandra Mena, vocera del IGM.

Con dicha medida que se ejecutó hasta el pasado fin de semana, Guatemala concedió una orden de abandono del país en 10 días a los migrantes que llegaron sin cumplir el requisito de la visa, recordó el guatemalteco Carlos Wolke, defensor de las Personas Migrantes de la Procuraduría de Derechos Humanos de ese país.

Las deportaciones a Honduras “son una clara y grave violación a los derechos humanos, vulnerando gravemente la integridad y dignidad de niños, niñas, mujeres y hombres, y criminalizando la condición de ser migrante”, dijo Wolke.

Por la ubicación en la que se encuentra Guatemala, la deportación por procedencia terrestre puede ser a México, Honduras, El Salvador y Belice, de igual manera una política similar se realizará con los ingresos por aire o por mar.

Antes de ser expulsados a Honduras, los 145 fueron ubicados en un punto migratorio de la capital guatemalteca, donde se les proporcionó atención médica y sicológica, alimentación y albergue, relató Mena, al explicar que el IGM les comunicó en ese sitio “su expulsión inmediata”.

MJP