MUNDO

Firma Trump muro fronterizo "infalible" entre medidas antimigrantes

El presidente Donald Trump firmó el muro fronterizo durante su gira por Arizona, donde además pidió a los "dreamers" ser positivos a pesar de amenazar el DACA

  • REDACCIÓN
  • 23/06/2020
  • 16:24 hrs
  • Escuchar
Firma Trump muro fronterizo infalible entre medidas antimigrantes
Trump firmó el avance de la construcción de 200 millas de la barrera. (FOTO: ESPECIAL)

El presidente Donald Trump recorrió y firmó una sección del muro fronterizo en San Luis, Arizona, como parte de un viaje destinado a celebrará el martes en Arizona la construcción de 200 millas (322 kilómetros) de muro a lo largo de la frontera sur, en una zona donde las cuadrillas han construido decenas de kilómetros de vallas nuevas en medio de un brote de coronavirus y de protestas de oponentes que dicen que la construcción está destruyendo hábitats naturales importantes.

El presidente viajó a Arizona, que se está convirtiendo rápidamente en un estado que debe ganar en su intento de reelección, para promocionar el progreso en la estructura a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

El presidente firmó una placa adherida que marcaba las 200 millas del muro fronterizo, mientras admiraba la construcción del muro, llamándolo "realmente infalible".

La última vez que visitó la frontera fue en septiembre, cuando firmó un pedazo de la pared cerca de San Diego.

Los críticos señalan que gran parte de las 200 millas en realidad son cercas reconstruidas o reforzadas que ya existían, aunque la nueva construcción representa una mejora significativa para disuadir posibles cruces fronterizos.

Durante una mesa redonda con funcionarios federales y estatales para discutir la seguridad fronteriza, Trump trató de enmarcar la construcción del muro como un activo político que usará contra el presunto candidato demócrata Joe Biden.

"Quieren fronteras abiertas. Quieren santuarios criminales. Quieren todo lo que no funciona", dijo el presidente.

El presidente sugirió que los demócratas ya no estaban hablando de su oposición al muro fronterizo porque era un tema ganador para su administración. "El muro ya nunca se menciona", dijo. "La razón por la que no se menciona, no es que hayamos ganado la batalla. Es que es algo tan convincente haber hecho".

EL MURO NO SE DETIENE

El gobierno de Trump ha prometido construir un muro fronterizo de 724 kilómetros (450 millas) para fin de año, ayudado por leyes de adquisiciones relajadas que permitieron que el gobierno otorgara contratos a compañías de construcción sin mucha revisión.

El gobierno ha otorgado contratos de construcción por un monto total superior a los 6,100 millones de dólares desde abril de 2019, de acuerdo con The Project On Government Oversight, un organismo supervisor independiente y apartidista.

La construcción no ha parado pese a un brote de coronavirus que ha tenido graves repercusiones en la zona de Yuma, y en medio de la oposición de ambientalistas y pueblos de nativos norteamericanos.

"El muro fronterizo racista de Trump ha dejado una cicatriz en nuestras tierras públicas, destruido sitios culturales de pueblos indígenas y llevado a la vida silvestre más cerca de la extinción", dijo Brett Hartl, principal estratega político del Fondo para Acción del Centro para la Diversidad Biológica.

"Con la economía del país destrozada y los casos de coronavirus aumentando en Arizona, su visita es un acto de campaña barato que sólo revela lo alejado de la realidad que está".

MEDIDAS CONTRA MIGRANTES

Asegurar la frontera sur de Estados Unidos ha sido un sello distintivo de las campañas electorales de Trump en 2016 y 2020, con su muro tan promocionado que sirve como la pieza central de su agenda para combatir la inmigración ilegal.

Trump ha trabajado para restringir la inmigración legal e ilegal durante su presidencia. El viaje a Arizona se produjo un día después de que Trump firmara una orden ejecutiva que extendía los límites de ciertas visas de trabajo hasta fin de año en un supuesto esfuerzo para impulsar la recuperación económica de Estados Unidos durante la pandemia de coronavirus.

Los cruces fronterizos han disminuido drásticamente en Rio Grande Valley desde finales del año pasado debido a una serie de cambios de políticas implementados por el gobierno de Trump.

En el lado sur del río Bravo, miles de solicitantes de asilo viven en albergues, iglesias y un campamento de refugiados mientras esperan sus casos en los tribunales de inmigración. Otros han sido expulsados a sus países de origen sin el debido proceso debido a un cierre fronterizo de emergencia que entró en vigor por la pandemia de coronavirus.

Trump pide a "soñadores" ser optimistas pese amenazas a DACA

Trump pidió a los "dreamers" ser positivos, aunque días antes se comprometió a volver a presentar documentos para rescindir el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) después de que la Corte Suprema rechazó la semana pasada su primer intento de hacerlo, diciendo que la administración no proporcionó una causa adecuada.

El presidente pidió este martes a los jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores" ser optimistas porque van a pasar "cosas buenas" para ellos, a pesar de sus amenazas de acabar de nuevo con el programa DACA que protege a muchos de ellos de la deportación.

"Mi mensaje (para los 'soñadores') es que tengan ánimo, que van a pasar cosas buenas, ya lo verán", dijo Trump a los periodistas durante una visita al "muro" erigido en parte de la frontera sur en la localidad de San Luis (Arizona).

"Están pasando cosas buenas con DACA. Volveremos a intentarlo (derogar el programa) pero lo arreglaremos. Los demócratas llevan años jugando con DACA y no han hecho nada. Yo lo conseguiré. Pasarán cosas buenas para los beneficiarios de DACA bastante pronto", prometió Trump, sin dar más detalles.

El pasado jueves, el Tribunal Supremo de EU propinó un enorme revés a Trump al mantener en pie el programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA), creado en 2012 por el expresidente Barack Obama y que ahora protege de la deportación a casi 650,000 jóvenes indocumentados conocidos como "soñadores".

Con información de AP, EFE