MUNDO

Fengcai, la app con que China espía a sus turistas

En la busca de material “sospechoso” las autoridades chinas instalan una aplicación en el puesto fronterizo de Xinjiang

  • REDACCIÓN
  • 08/07/2019
  • 13:59 hrs
  • Escuchar
Fengcai, la app con que China espía a sus turistas
La app contiene una base de datos conformada por 73 mil documentos. (Ilustrativa)

Recientemente, un grupo de periodistas descubrió la forma en que las autoridades de China se hacen de la información privada que los turistas y otros visitantes que ingresan a pie al territorio del gigante asiático tienen en sus celulares, la cual se da a través de una aplicación móvil llamada BXAQ o Fengcai, un nombre que evoca en chino a "abejas recolectando polen".  

EL MODUS OPERANDI

De acuerdo por el grupo periodístico comandado por el diario alemán Süddeutsche Zeitung (SZ), la instalación de la app se da al ingresar a China desde Kirguistán, en Asia Central, en la región occidental de Xinjiang. 

Al llegar al centro de control las autoridades, toman los celulares de todos los visitantes antes de permitirles el acceso al país, luego lo llevan a una habitación separada. 

Una vez instalada en el smartphone con sistema operativo Android, la aplicación descarga la información contenida, desde contactos y mensajería, hasta material audiovisual, como fotos. Datos que son enviados a una computadora del puesto fronterizo desde donde los funcionarios pueden ver la información del dispositivo, detalla Nicolas Richter, del equipo investigador del SZ.

Para los teléfonos tipo iPhone, el procedimiento es diferente: son desbloqueados y conectados a un cable USB, aunque no se pudo precisar el programa utilizado por las autoridades para realizar el “hackeo”. 

"Durante nuestra investigación, nos dimos cuenta de que es una práctica sistemática en los controles", dice Richter para BBC Mundo.

La investigación en la que también participaron los medios The New York Times, el portal especializado Motherboard, de Vice Media; el canal alemán NDR y el diario británico The Guardian, surgió a partir de una alerta de un turista, quien envió a SZ la aplicación instalada en su celular con el fin de que fuera analizada. 

Tras ello, el medio de Alemania decidió mandar a un corresponsal para comprobar lo que pasaba en la frontera de China

LA PERSECUSIÓN

"La app contiene una base de datos conformada por 73 mil documentos que el gobierno chino considera 'sospechosos'. Si tienes alguno de ellos en el teléfono, o has accedido a estos, la app lo encontrará y notificará a los agentes", detalla Richter.

Los contenidos “sospechosos” que buscan las autoridades de China son los relacionados al Islam, o bien, a las culturas de Taiwán y el Tíbet, considerados temas “delicados” para el régimen chino. 

"Según comprobamos, la app descarga información de manera inmediata, los guardias pueden borrarla, pero por alguna razón no lo hicieron, por lo que no son totalmente herméticos al respecto (...) básicamente dejan a las personas que sepan que la han instalado si miran en el lugar adecuado en sus celulares".

Con base en los testimonios recogidos por los medios investigadores, se estima que dicha práctica estaría llevándose a cabo al menos desde hace año.

No obstante, aún no se conoce la manera en que procede el gobierno de China ante el descubrimiento de este tipo de material en los smartphones.

Por su parte, durante la realización del trabajo periodístico, algunas agencias de viajes de Kirguistán advirtieron a los medios que “algo” podría pasar con sus teléfonos al llegar a los límites con China

"La app no sigue descargando información, no creemos que envíe información luego sobre la ubicación (de la persona), por ejemplo; pero por supuesto no podemos estar completamente seguros de ello", apunta Richter al asegurar que la app deja de funcionar una vez abandonado el puesto de control en la frontera.

djh