MUNDO

FBI busca a simpatizantes de Trump que asaltaron Capitolio

A través de su cuenta de Twitter, el FBI compartió tres pósters con 30 imágenes de las personas que invadieron el Capitolio.

  • REDACCIÓN
  • 07/01/2021
  • 23:24 hrs
  • Escuchar
FBI busca a simpatizantes de Trump que asaltaron Capitolio
(Foto Especial)

El Buró Federal de Investigación (FBI, por su siglas en inglés) busca a los simpatizantes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que protagonizaron el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero. 

A través de su cuenta de Twitter, el FBI compartió tres posters con 30 imágenes de las personas que invadieron el Capitolio

“El FBI está buscando la ayuda del público para identificar a aquellos que entraron ilegalmente al edificio del Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero. Si fue testigo de acciones violentas ilegales, comuníquese con el FBI”, señala la autoridad estadounidense.

La toma del Capitolio tambaleó a todo Estados Unidos y más allá de sus fronteras. Los manifestantes, provocados por Trump, buscaban impedir la sesión del Congreso en la que se ratificaría a Joe Biden como presidente estadounidense. 

El asalto al Capitolio dejó cinco personas muertas, cuatro civiles y un policía del Capitolio

Lo lograron por unas horas, pero la toma del Capitolio provocó que la reanudación de la sesión fuera más rápida y los republicanos no lograrán objetar la elección. 

Por su parte, Trump recibió críticas de propios y extraños, tanto estadounidenses como del resto del país. Varios personajes de la política, como la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, llamaron al vicepresidente a invocar la Enmienda 25 para destituir a Trump.

La presión fue tal que, tras 12 horas suspendido por Twitter, Trump aceptó por primera vez y de forma explícita la victoria de Biden y aseguró que habría una transición sin problemas. 

El caos en el Capitolio no solo afectó a Trump, sino también a la Policía del Capitolio, que fue criticada por no poder contener a los manifestantes, lo que provocó la renuncia de su jefe, Steven Spud, así como la suspensión de un policía para investigarlo por su participación en el asesinato de una de las manifestantes.