MUNDO

EU tiene la 'Madre de Todas las Bombas'; Rusia tiene al 'Padre de Todas las Bombas'

Es la evolución de las primeras bombas de explosivos en polvo, que usaron las fuerzas estadounidenses en Vietnam; surgió la BLU-62

  • REDACCIÓN
  • 13/04/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar

Probada por primera vez el martes 11 de marzo de 2003, las autoridades estadounidenses anunciaron la creación de la bomba no-nuclear más poderosa de la historia, la "madre de todas las bombas".

 

Es la evolución de las primeras bombas de explosivos en polvo, que usaron las fuerzas estadounidenses en Vietnam; surgió la BLU-62, la que hasta ahora era el mayor artefacto de este tipo (6.760 kg).

 

Sin embargo, pocas cosas han cambiado desde esa época: lo único que se ha hecho es lograr un poco más de precisión y más poder al aumentar el peso del arma en sí.

 

La masa de la bomba probada el 11 de marzo de 2003 en la Base Aérea Eglin, en la Florida, superó las diez toneladas. El radio de la destrucción garantizada de esta bomba aérea fue de 150 metros, y la onda de choque causó daños a una distancia de 1.500 metros.

 

Estos artefactos aparecieron en Vietnam para un uso bastante curioso: crear zonas de aterrizaje para helicópteros. La densidad de la selva hacía necesario que equipos de ingenieros bajaran cuidadosamente para talar los árboles y desmalezar un área lo suficientemente grande como para muchos otros aparatos, lo cual atraía obviamente el fuego vietnamita.

 

El uso brutal de semejante arma no fue, por lo tanto, muy ecológico: una BLU-82B, de casi 6,8 toneladas, llevaba en su interior 5,7 de amonio y nitrato de aluminio, que sencillamente dejaba un gigantesco agujero en el lugar del impacto. La bomba en cuestión era tan grande que solamente podía ser llevada por un C-130, que la arrojaba en paracaídas "a ojo", ya que en definitiva no era tan importante el punto de impacto: la zona creada era enorme.

 

Por mucho tiempo, la BLU-82 fue el artefacto no nuclear más poderoso del mundo, y así aparece incluso en películas como "Epidemia" (Outbreak), donde se la define como capaz de destruir un pueblo completo. Se la utilizó en la Guerra del Golfo de 1991 para destruir complejos de túneles subterráneos y limpiar grandes campos de minas.

 

Pero a pesar de su poder, este tipo de armas tiene el defecto de que, al ser tan masivas, no pueden ser fácilmente llevadas al teatro de operaciones.

 

 

A menos que se la montara en un misil de gran tamaño, tienen que ser llevadas por grandes cargueros como el C-130 y eso, obviamente, hace que la bomba sea muy vulnerable al fuego enemigo, ya que el aparato, que no está preparado para ser un bombardero, no puede volar bajo (debe lanzar la bomba en paracaídas desde unos 10 km de altura como máximo), y es un enorme blanco, relativamente débil. Además, es raro que haya un blanco tan gigantesco para semejante bomba.

 

Rusia ha probado lo que llamaron "Father of All Bombs" (Padre de todas las bombas) y ellos afirman que es cuatro veces más poderosa que la bomba MOAB. Sin embargo, la veracidad sobre el tipo de explosivo y potencia de esta última bomba rusa, ha sido puesta en duda.

 

El ataque reportado este jueves en Afganistan con esta bomba, sería el primero que la MOAB es utilizada en el campo de batalla, según funcionarios militares estadounidenses.

 

Los militares han precisado que la bomba cayó sobre túneles excavados por los yihadistas y su personal en el distrito de Achin. Han agregado que actualmente están evaluando los daños que provocó.

 

Las autoridades norteamericanas han indicado que el ataque sirvió para "maximizar" la destrucción de las instalaciones y las bajas entre los terroristas y "minimizar el riesgo" para los civiles afganos y los militares estadounidenses que están llevando a cabo operaciones en la zona.

 

lrc